Nicaragua

Restituyó Corte Internacional de Justicia derecho de Nicaragua sobre su territorio en El Caribe

El triunfo de Nicaragua en la CIJ era esperado por muchos, porque ese territorio marítimo le pertenece por derecho propio, afirmó el Dr. Jaime Incer Barquero

Redacción Central |


El triunfo de Nicaragua en la CIJ era esperado por muchos, porque ese territorio marítimo le pertenece por derecho propio, afirmó el Dr. Jaime Incer Barquero
»Pide cuerpo diplomático acreditado en Nicaragua acatar fallo de CIJ
»Corte Internacional de Justicia recordó a Colombia que debe acatar fallo

El territorio reintegrado a Nicaragua mediante un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, nunca debió pertenecer a Colombia, porque siempre ha sido parte de Nicaragua, como parte de su plataforma bañada por el Mar Caribe, afirmó este jueves el doctor Jaime Incer Barquero durante el programa televisivo Revista en Vivo, del canal 4.

El Dr. Barquero, científico ambientalista, señaló que incluso esas pequeñas islas y cayos históricamente no pertenecían a Colombia, porque existía una ley que el territorio que pertenecía a una nación durante la colonización lo seguía siendo tras lograr su soberanía y en ese caso estos eran de Nicaragua. Recordó que por falta de buques de guerra los españoles instalados en Nicaragua pidieron que la armada ibérica en Cartagena que durante su patrullaje también vigilara esa zona, pero que vigilar no es ocupar y por tanto seguían siendo nicaragüenses.

Después Colombia las ocupó y mediante el tratado de 1928 se apropió de ellos, tras lo cual quiso implantar el paralelo 82 como frontera y arrinconar a Nicaragua. Pero la justicia al fin llegó y ahora esta nación centroamericana puede disponer de los recursos naturales que posee esa zona, la cual es también territorio del país, porque tenemos la mala costumbre de considerar como país hasta la orilla del mar, cuando allí hay muchos recursos que cuidar y explotar, aseguró Barquero.

Recordó que a principios del siglo 20 poco o nada se sabía de las riquezas que podrían tener los mares y océanos, porque solo se pescaba y ese era el mayor valor que tenían, pero la ciencia avanzó y hoy en los fondos marinos se pueden apreciar innumerables riquezas que se pueden explotar, siempre con mucho cuidado del medio ambiente.

Por ejemplo, dijo, en ese territorio marítimo recuperado por Nicaragua se plantea con seguridad que existen yacimientos de petróleo y gas, así como numerosas especies marítimas que se deben proteger, hacer la captura de langosta y peces de forma sostenible, para evitar que con los excesos suceda lo mismo que en otras zonas de esta nación, donde la pesca se ha reducido y la talla de los pescados son más chicas.

Resaltó como muy positiva la decisión del gobierno nicaragüense de anunciar las facilidades que tendrán los residentes en San Andrés y esas otras islitas de mantener la pesca en esa zona, donde siempre lo han hecho, pero consideró bueno aclarar que los habitantes de San Andrés no viven de la pesca, sino del turismo, por lo que recomendó estar vigilantes para evitar que empresas foráneas quieran aprovechar esa prerrogativa.

Asimismo apuntó que la Unesco certificó toda esa zona como Zona de reserva biósfera y comentó que es necesario evitar que suceda lo mismo que con los cayos Misquitos, cuando el gobierno de aquella época autorizó la explotación y sencillamente acabaron con todas las riquezas naturales que existían allí.

Subrayó que Nicaragua y Honduras son considerados los países del área más vulnerables al cambio climático y apuntó que en gran medida ello se debe a la deforestación desmedida y puntualizó que se debe incrementar el proceso de reforestación que se realiza en el país, porque una hectárea bien sembrada de árboles maderables puede resultar económicamente más rentable que si se cría ganado lechero, sin contar los beneficios que propicia al medio ambiente.

En otro momento de su entrevista señaló que históricamente se ha manejado un mal concepto sobre el territorio nicaragüense, porque siempre se ha dicho que tiene al este a Costa Rica, al oeste a Honduras, al norte el océano Atlántico y al sur el océano Pacífico, lo cual es un error, porque al norte tenemos el Mar Caribe, lo cual propone enmendar cuando se hagan las reformas a la Constitución, porque esta recuperación lo hace necesario.

Finalmente reiteró que las riquezas naturales que existen en ese territorio marítimo son ya de Nicaragua y ahora lo que hace falta es garantizar una explotación adecuada para no dañar el medio ambiente.

Asimismo consideró prudente iniciar negociaciones con Colombia, pero no para ceder esta o aquella parte del territorio nicaragüense, sino para actuar en acciones conjuntas contra el narcotráfico y el crimen organizado, porque no se puede permitir que ahora bandas de esos grupos traten de aprovechar esas áreas para sus actos delictivos.

Subrayó que Nicaragua recuperó lo que siempre fue del país por derecho propio y, dijo, se une a los que procuran mejorar cada vez más el país y lograr mayores niveles de vida de la población sin dañar el medio ambiente y poder utilizar el exceso de agua que existen en algunas regiones de la nación, mientras en otras carecen del preciado líquido.

también te puede interesar