Nicaragua

Padre Eslaquit llama al pueblo a encontrar el sentido de la celebración de la Purísima

El párroco del municipio de Dolores en Carazo y guía del Centro de Espiritualidad Eudista Betania invitó a los nicaragüenses a vivir y celebrar con amor y devoción las fiestas en honor a la patrona de Nicaragua

Padre Neguib Eslaquit
Padre Neguib Eslaquit | El 19 Digital

Redacción Central |

El párroco del municipio de Dolores en Carazo y guía del Centro de Espiritualidad Eudista Betania invitó a los nicaragüenses a vivir y celebrar con amor y devoción las fiestas en honor a la patrona de Nicaragua

Una invitación al pueblo nicaragüense a vivir y celebrar con amor y devoción las fiestas en honor a la Purísima Concepción de María, patrona de Nicaragua, en el marco de los 450 años de la llegada de la Virgen del Trono a nuestro país y los 155 años de que se inició la Gritería en León realizó el Padre Neguib Eslaquit, párroco del municipio de Dolores en Carazo y guía del Centro de Espiritualidad Eudista Betania.

En todos los rincones de nuestra patria, al finalizar el mes de noviembre, nuestro pueblo se prepara, para iniciar con gran fervor, el novenario a la Purísima Concepción de María, el cual culmina la noche del 7 de diciembre, con la tradicional gritería. Al grito de: ¿Quién causa tanta Alegría? Y contestamos con gozo: ¡La Concepción de María!, es que culmina, esta celebración llena de fe, de amor, de veneración a la Madre de Jesús, Nuestro Señor y Salvador. La gente, más que en otros años, ha acrecentado esta devoción que tiene un matiz especial, ya que se celebra también los 450 años de la llegada de la imagen de la Virgen del Trono, en el Municipio de El Viejo en Chinandega y los 155 años de la Gritería que se inició en León. Es María, la patrona de todos los nicaragüenses. Y el ambiente es de gran júbilo, sentimientos de compartir con todo lo que se ha venido ahorrando para comprar los brindis, que son una expresión, no solamente de la fe del pueblo, sino también de su sentimiento de compartir con el hermano, su gozo de dar de lo que tiene, expresó el líder católico.

Hizo un llamado al pueblo nicaragüense a encontrar el verdadero sentido de la celebración de la Purísima, a quien aparte de rezarle, cantarle y gritarle, los nicaragüenses le debemos amar y respetar mucho por ser la escogida de Dios, quien llevó en su seno virginal al salvador del mundo, por eso le llamamos madre, virgen y pura.

Nosotros los católicos y con más amor los nicaragüenses veneramos a la Madre de Jesucristo, Nuestro Dios y Salvador. También celebramos el Dogma de fe, que la Virgen María, fue concebida pura y sin mancha de pecado original. Esta fecha es el 8 de diciembre, día en que también se celebran muchas primeras comuniones en las parroquias de Nicaragua. Asimismo el conservar y acrecentar en todos nosotros, el amor a Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, ya que la Virgen María, es el templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, porque es Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y esposa de Dios Espíritu Santo, y es la Virgen María, la Purísima Concepción, quien como perfecta discípula de su Hijo Jesucristo, nos enseña a escuchar la Palabra de Dios y a ponerla en práctica como ella lo hizo, manifestó.

Agradeció al gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional por promover dentro de nuestras tradiciones la celebración de la Gritería y La Purísima en la Avenida Bolívar y en todos los municipios de nuestro país:

Mi opinión positiva y de agradecimiento. Ya que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional del Comandante Daniel y la Compañera Rosario realizan un impulso extraordinario para que nuestro pueblo en este mes de diciembre, participe de manera masiva y con gran seguridad en la fiesta religiosa por excelencia de los nicaragüenses. Esto nos ayuda a que la virgen María modelo de fe, de obediencia a Dios, de servicio a su prójimo, es modelo de paz, para que todos sigamos fomentando en alegría la paz en nuestro pueblo. Nos ayuda a fortalecer los lazos de fraternidad entre todos. Pero también a preservar y conservar nuestras tradiciones culturales y religiosas que son un gran patrimonio de nuestro pueblo.

Reconoció también el esfuerzo que realiza el Buen Gobierno para que las celebraciones de la Gritería sean declaradas como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

Yo me sumo a las expresiones que ha dado su Excelencia, el obispo de la diócesis de León, Monseñor Bosco María Vivas Robelo, y de muchísimos sacerdotes y del pueblo cristiano nicaragüense, de agradecer al Presidente Daniel para que esta fiesta por excelencia, del fervor religioso, del amor, del compartir, de las tradiciones culturales, folklóricas, que se viven no solamente en nuestra tierra, sino en donde haya un nicaragüense en cualquier parte del mundo, sea llevada como propuesta a la UNESCO, para que pudiese ser declarada nuestra tradicional Gritería como patrimonio inmaterial cultural de toda la humanidad. Sería un reconocimiento precioso a Nicaragua, como un pueblo, que amando a Dios, por sobre todas las cosas, venera a la Madre de Jesucristo, Señor, modelo de todas las virtudes humanas y cristianas que debemos vivir en toda la humanidad, concluyó el Padre Neguib, citado por El 19 Digital.

también te puede interesar