Nicaragua

Precisa el gobierno sandinista valores y principios sobre los que se fundamenta

El Ejecutivo envió a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un documento en el explica por qué impulsa un Modelo del Poder Ciudadano, Cristiano, Socialista y Solidario y de Reconciliación y Unidad Nacional

Redacción Central |

El Ejecutivo envió a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un documento en el explica por qué impulsa un Modelo del Poder Ciudadano, Cristiano, Socialista y Solidario y de Reconciliación y Unidad Nacional

El por qué el gobierno sandinista es un Modelo del Poder Ciudadano, Cristiano, Socialista y Solidario y de Reconciliación y Unidad Nacional fue explicado mediante un documento enviado por el Ejecutivo a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En el documento se explican los valores y principios sobre los cuales se fundamenta el gobierno sandinista.

El documento señala que este gobierno “tiene como finalidad la supervivencia y realización de los seres humanos; como objetivo transformaciones estructurales para superar la exclusión y liberar el potencial de desarrollo humano”, y en consecuencia este modelo se sustenta en los valores cristianos, ideales socialistas y prácticas solidarias.

“En el marco de estos valores es que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional dirige la transición hacia una sociedad, cuya principal finalidad es la realización de los seres humanos, así como la superación de la pobreza”, detalla, según Informe Pastrán.

En este documento, el ejecutivo sostiene que “la tradición y las creencias del pueblo nicaragüense son de origen y naturaleza cristiana, una cultura cristiana, donde conviven en paz católicos y evangélicos”, y por tanto, “el Poder Ciudadano y el Gobierno y la ciudadanía en general, incorpora en el proyecto de nación, en el discurso y en la práctica cotidiana, la ética social del cristianismo, es decir, los valores de la reconciliación, el perdón, la solidaridad, la ternura, el amor al prójimo, el respeto a la diversidad de todo ser humano sin distingos y la opción por los pobres”, y que de igual manera, “se respeta y fomenta la libertad de culto establecida en la Constitución”.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional está formando el socialismo. La historia nos enseña que el socialismo tiene que corresponder a la estructura social de cada país. Nuestro socialismo se asienta en los ideales de: Una sociedad con inclusión y cada vez más igualitaria. Un papel redistributivo del Estado en beneficio de los pobres. La capitalización, los incentivos, los subsidios y empoderamiento de los pobres”, afirma el documento oficial.

Agrega que “se fortalece también en la alianza y la convivencia con los productores nacionales, sean éstos pequeños, medianos o grandes, así como en la prioridad a las cooperativas”.

“El socialismo en Nicaragua, tiene sus raíces en la lucha antiimperialista de Sandino, en la lucha contra la dictadura somocista, en la actual lucha contra el capitalismo salvaje y depredador, trabajando por instalar una economía que haga posible el reino de la justicia social en el país. Se ha logrado la estabilidad y el buen gobierno gracias a una política de alianzas entre gobierno, empresarios y trabajadores, señala.

El gobierno sostiene que la solidaridad “es una actitud personal y militante para erradicar las diferencias de clase, la discriminación y la marginación, a través de políticas y programas sociales en favor de los más empobrecidos y desfavorecidos de Nicaragua: los campesinos, las mujeres, los jóvenes y ancianos, los desempleados y trabajadores de bajos ingresos, los discapacitados, las regiones menos desarrolladas y los pueblos originarios y afro descendientes”.

“Pero también es una solidaridad internacional que nos lleva a la unidad latinoamericana y caribeña, la solidaridad del comercio justo y para superar la dependencia a las empresas transnacionales, tal como se expresa en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)”, destaca.

Anota que para la construcción del nuevo Modelo Económico Social Nicaragüense, “es necesario recuperar valores, restituir derechos y fortalecer capacidades”.

también te puede interesar