Lista Managua para fiestas marianas

Las familias capitalinas esperan con ansiedad el inicio de estas celebraciones religiosas


Las familias capitalinas esperan con ansiedad el inicio de estas celebraciones religiosas

En el Barrio San Judas del Distrito Tres de Managua las familias esperan listas las festividades en honor a la virgen María, las cuales inician este próximo 29 de noviembre con el rezo del novenario, en el que se hacen acompañar de los miembros de sus familias hasta la tradicional gritería del próximo 7 de Diciembre.

Para las familias entrevistadas, las festividades en honor a la Purísima son una tradición familiar que desde hace muchos años celebran con devoción y fervor. Igualmente, muchos lo hacen como pago a alguna promesa y otros por continuar con la creencia y cultura heredadas por sus abuelos, padres y tíos.

“La festividad en honor a la virgen María la realizamos desde hace muchos años, es una fiesta que la hemos venido realizando desde que nuestra abuelita estaba viva, luego ella le heredó la tradición a mi mamá y mi madre nos la heredó a nosotros, actualmente mis hermanos y yo realizamos el rezo del novenario en el que obsequiamos comida a los niños y el 7 la gritamos con todos los vecinos, en el que hacemos entrega de la tradicional gorra”, expresó Yamileth Delgado.

“Desde hace 28 años celebro la Purísima con el apoyo de mis hijos, mi madre al fallecer me delegó esta creencia y yo la he continuado, año con año nosotros ahorramos dinero para llevar a cabo esta bella celebración. Somos muy creyentes de la virgen porque estamos muy satisfechos con los milagros que ella nos ha hecho y estoy segura que cuando yo muera mis hijos van a seguir con esta tradición tan bella” destacó por su parte María Orozco.

“Mis hijos siempre están pendientes con el gasto que hacemos para esta fecha y mes a mes destinan un porcentaje de su salario para la compra de los dulces, frutas y alimentos que entregamos en la gritería” agregó.

Para los tradicionalistas, las fiestas marianas se han convertido en un elemento de nuestra identidad, es por ello que han venido inculcando esta tradición a sus hijos y nietos, con el objetivo de mantener viva esta bella celebración religiosa de origen milenario.