Nicaragua

Reconoce embajador colombiano en La Haya que su país tiene que acatar fallo del tribunal

El gobierno colombiano tiene que aceptar el Fallo de la CIJ, señaló el embajador del país suramericano en la también conocida como Corte de La Haya

Julio Londoño Paredes
El embajador Julio Londoño Paredes, representante de Colombia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, ha dicho que el fallo de esa instancia legal de la ONU es inapelable y que su país tiene que acatarla, porque tiene facultades para establecer limites en el territorio marítimo ante controversia entre la nación suramericana y Nicaragua. | internet

Redacción Central |

El gobierno colombiano tiene que aceptar el Fallo de la CIJ, señaló el embajador del país suramericano en la también conocida como  Corte de La Haya

El embajador Julio Londoño Paredes, representante de Colombia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, ha dicho que el fallo de esa instancia legal de la ONU es inapelable y que su país tiene que acatarla, porque tiene facultades para establecer limites en el territorio marítimo ante controversia entre la nación suramericana y Nicaragua.

El diplomático Londoño resaltó que el fallo es de cumplimiento y ejecución inmediata y que en efecto no existe una revisión, así como que no hay un recurso previsto sobre desconocimiento por parte de un estado que se sienta afectado.

Londoño, ex ministro colombiano de Relaciones Exteriores, anotó que los fallos del 2007 y del 2012 son cosas juzgadas y no se pueden abrir, y las decisiones de hacer acciones políticas es otra cosa.

En su acción personal no recomienda desconocer el fallo de la CIJ y lo que se tiene que hacer por el gobierno colombiano es garantizar la vida y la subsistencia de los residentes en los cayos que se encuentran en el área en conflicto.

El nicaragüense doctor Mauricio Herdocia, experto en derecho internacional, dijo ante un programa del Canal 2, de Nicaragua, que Colombia está haciendo distracciones a sabiendas de que no hay recursos contra el fallo de la CIJ en un juicio de 11 años de duración, en los que tuvieron tiempo de presentar todas las pruebas posibles.

Subrayó que todos los elementos que hoy día presentan los gobernantes de Colombia se lanzan para provocar una distracción y evadir que esa nación suramericana tiene que cumplir con la sentencia de la CIJ.

Puntualizó que con denuncia o sin ella el fallo hay que cumplirlo y apuntó que cualquier amenaza de Colombia de salirse del acuerdo no es para atender de inmediato ni se resuelve antes de un año.

Londoño reiteró que el fallo es inapelable, la aceptación política o no es algo que corresponde al gobierno, pero jurídicamente hay que acatarlo, pero como esto es un asunto de voluntad política, el Presidente y su canciller van a analizar la forma de actuar frente a ese fallo, porque fue un fallo jurídico, porque hay que partir de esa base.

también te puede interesar