Nicaragua

Deben considerar empresarios gastos para seguridad de empleados como inversión

Los empresarios deben adquirir un nivel de responsabilidad que anteponga los intereses del recurso humano frente al económico para proteger a su fuerza laboral

economista Carlos Flores
El especialista Carlos Flores Molina considera que hay empresas en el país alcanzaron un mayor nivel de responsabilidad en cuanto a sistemas de seguridad, prevención de accidentes y capacitación de su personal, pero todavía falta que adquieran un compromiso de conciencia para garantizar la integridad física, la salud, la higiene y la disminución de los riesgos laborales. | ND

Redacción Central |

Los empresarios deben adquirir un nivel de responsabilidad que anteponga los intereses del recurso humano frente al económico para proteger a su fuerza laboral

El especialista Carlos Flores Molina considera que hay empresas en el país alcanzaron un mayor nivel de responsabilidad en cuanto a sistemas de seguridad, prevención de accidentes y capacitación de su personal, pero todavía falta que adquieran un compromiso de conciencia para garantizar la integridad física, la salud, la higiene y la disminución de los riesgos laborales.

El economista, quien hasta febrero de este año se desempeñó como Gerente de Seguridad, Salud y Medio Ambiente para Centroamérica y el Caribe de una entidad transnacional, consideró que los actuales empresarios del país deben adquirir un nivel de responsabilidad que anteponga los intereses del recurso humano frente al económico.

Nicaragua cuenta en materia legislativa desde hace cinco años con la Ley 618, de Higiene y Seguridad del Trabajo, que trae consigo argumentos para que los empresarios puedan proteger el recurso humano de sus compañías.

Señaló que la responsabilidad social empresarial empieza con una cuestión fundamental de no causar daño, porque no se deben generar situaciones que puedan llevar a accidentes a la fuerza de trabajo, al personal, que es el activo más valioso, así como tampoco se debe causar daño al ambiente.

La primera responsabilidad empieza por proteger al personal, de las exposiciones de riesgo que tiene en un trabajo, porque no se puede hablar solo de accidentes, sino también de enfermedades ocupacionales, incluso situaciones posturales y ver qué tipo de equipo se utiliza en el lugar de labor.

Asimismo se señala que se paguen los impuestos completos, como es necesario utilizar las herramientas adecuadas en cada lugar que sea necesario.

Consideró que se avanza en el país positivamente, porque se ha progresado, pero hace falta avanzar aun más. Hay mejoras sustantivas y la Ley 618, de Higiene y Seguridad del Trabajo, es una ley buena, pero falta mucho para que se implemente adecuadamente.

Flores señaló que estos temas son de cambios culturales y debe recorrerse mucho camino desde el punto de vista educativo, formativo y concientización de las empresas.

Muchas empresas, puntualizó, ven la inversión en seguridad como un gasto que no les va a dar beneficio, pero si el gerente se pone a hacer los números, se dará cuenta que es la mejor inversión que hay para esa entidad, porque obtiene los mayores rendimientos previstos para cada tarea.

Apuntó que el problema es que esos costos de la desaparición y capacidad productiva de las personas, por la ocurrencia de un accidente laboral, trasladan costos a los individuos dependientes de él y a la economía misma del país, porque no podemos darnos el lujo de perder esos recursos.

también te puede interesar