Nicaragua

Cardenal Miguel Obando recibe a expertos en sismología de Cuba y Nicaragua

Expusieron a su Eminencia el resultados de las investigaciones realizadas durante las últimas semanas

Cardenal Miguel Obando y Bravo
Cardenal Miguel Obando y Bravo |

Redacción Central |

Expusieron a su Eminencia el resultados de las investigaciones realizadas durante las últimas semanas

Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, y la rectora de la Universidad Católica (UNICA), Michelle Rivas, recibieron este viernes a los expertos cubanos que visitaron Nicaragua para analizar fenómenos naturales de ocurrencia reciente en el país, indicó El 19 Digital.

En la reunión participaron, además, Javier Mejía, Director Ejecutivo del Instituto de Estudios Territoriales (Ineter) y Monseñor Eddie Montenegro

Durante el encuentro, los expertos informaron en detalle a su Eminencia sobre el informe sísmico-volcánico, emitido luego de una serie de investigaciones realizadas en el territorio nacional, que trató de comprobar los vínculos entre los procesos sísmicos y la activación de volcanes en nuestro país.

El Cardenal Miguel Obando recibió con agrado los resultados de los científicos y calificó como excelente la iniciativa promovida por el gobierno sandinista, para así tomar medidas de respuesta ante posibles situaciones de emergencia.

“La visita que nos hacen estos especialistas, nos permiten estar alertas, estar preparados cuando venga algún terremoto”, afirmó el Cardenal, quien agradeció el interés de los científicos por prestar la valiosa ayuda a Nicaragua.

Las investigaciones no tenían como objetivo prever la ocurrencia de nuevos fenómenos, sino tratar de comprenderlos, y analizar las vinculaciones que pudieran tener con la actividad volcánica, estimó por su parte Javier Mejía, Director Ejecutivo de INETER.

“No se puede predecir sobre su ocurrencia (sismos y erupciones volcánicas), pero han sido analizados algunos supuestos, de que hubo un terremoto en 1931, otro en 1972, pero eso no quiere decir que tiene que ocurrir otro en este momento”, afirmó el experto, al mismo tiempo que manifestara, que debido a no tener registros de más vieja data, no se puede hacer una vinculación histórica, “hay que generar hipótesis”, sostuvo.

“Los dos sismos entre El Salvador y en Costa Rica han dejado una fragilidad, se sigue asentando la tierra, no sería raro que se presentara un terremoto en nuestro territorio, pero igual que los ocurridos en los países vecinos, sería de menor magnitud”, declaró el experto.

Con el informe presentado, fueron explicados también otros fenómenos, como el de la coloración del cielo que pudieron percibir los nicaragüenses hace unas semanas.

Mejía informó que además de investigar sobre los fenómenos telúricos, fueron analizados otros aspectos, también sensibles, vinculados al ecosistema nicaragüense.

El experto reveló que fueron visitadas zonas boscosas, en las que notaron una recuperación notable, a partir de la participación de los sectores campesinos en el cuido de las mismas.

La rectora de la UNICA, Michelle Rivas, destacó por su parte la participación de los jóvenes, como base de los esfuerzos que ha tomado este Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, para salvaguardar la vida, tanto de las familias nicaragüenses, como la de la naturaleza.

“Para proteger la Madre Tierra, hay que ir concientizando, como afectamos nosotros mismos donde vivimos, como eso trae todas las condiciones que estamos viendo”, afirmó Rivas al referirse al modelo de medidas de conciencia que a diario deben tomar los nicaragüenses.

En tanto, Rivas reconoció que las universidades nicaragüenses deben emprender más procesos investigativos.

“A nosotros nos falta mucho en materia de investigación, de hecho, en universidades está muy pobre la investigación, y creo que esos serían campos muy interesantes”, afirmó.

Luego, Monseñor Eddie Montenegro reafirmó el planteamiento de Rivas al asegurar que los nicaragüenses deben emprender más trabajos de investigación para alcanzar un mayor desarrollo económico e intelectual.

El religioso invitó a los jóvenes nicaragüenses a estudiar “para que nuestro país tenga ese nivel de investigación que se necesita para que los pueblos desarrollen”.

Pablo Sierra Figueredo, director de la Estación Radioastronómica de la Habana, Cuba, manifestó que en el país centroamericano y en el mundo, hay mucha voluntad de colaborar. El científico mencionó que este tipo de trabajos se han hecho de una forma discreta desde hace cuarenta años en Cuba, pero debe hacerse con mayor ímpetu, pues estos temas son víctimas de la incomprensión de diversos sectores.

Los investigadores cubanos refirieron que los estudios son hechos de cara a medir cuánto nos afectan los fenómenos actualmente y sus efectos en lo que resta de siglo. Eso permitirá a los decisores de Nicaragua ajustar los planes de desarrollo, evaluar las inversiones y proteger sobre todo a las comunidades costeras, dijo uno de los especialistas.

Según los expertos caribeños, las diversas circunstancias no permiten determinar que alguna actividad de las ocurridas pueda ocasionar un terremoto de gran magnitud, en base a las características de los eventos recientes, y a las particularidades de la región. Aun así, las investigaciones no son concluyentes, informaron.

también te puede interesar