Nicaragua

Daniel: Venezuela libra hoy una batalla por la humanidad

En el acto especial por el centenario de la gesta heroica del General Benjamín Zeledón, celebrado en Managua, el Presidente Daniel Ortega expresó su solidaridad con Hugo Chávez, presidente de la hermana República Bolivariana de Venezuela, a menos de 72 horas para las elecciones presidenciales

Daniel Ortega
El Presidente Daniel en el acto por el centenario de la gesta heroica del General Benjamín Zeledón. | Jairo Cajina

Redacción Central |

En el acto especial por el centenario de la gesta heroica del General Benjamín Zeledón, celebrado en Managua, el Presidente Daniel Ortega expresó su solidaridad con Hugo Chávez, presidente de la hermana República Bolivariana de Venezuela, a menos de 72 horas para las elecciones presidenciales

“Como decía Sandino, allí donde esta un imperio interviniendo, ocupando, allá hay un pelele también sirviéndoles. Y aquí hay peleles también sirviéndole al imperio, claro que hay peleles aquí. Y hay peleles allá en Venezuela, en la República Bolivariana de Venezuela donde se está librando hoy una batalla más de nuestra América, una batalla de la humanidad, y es fácil entender quién está con los pueblos y quién está contra los pueblos, quienes quisieran y quiénes apuestan a un golpe, a la conspiración, golpes como los que se han producido anteriormente allí mismo en Venezuela contra el presidente Chávez”, expresó este jueves el Presidente Daniel Ortega en el acto especial por el centenario de la gesta heroica del General Benjamín Zeledón, celebrado en Managua.

“Cuando faltan tres días para esas elecciones en la hermana República Bolivariana de Venezuela, nosotros queremos hacerle llegar, como ya lo expresaba la compañera Rosario, todo nuestro cariño, todo nuestro amor, todo nuestro espíritu cristiano, socialista y solidario al pueblo hermano de Venezuela”, manifestó.

El Comandante señaló que en Venezuela los peleles del imperio son los que “se alegran con las malas noticias y desean la muerte del presidente Chávez. Son los que tienen odio a los pueblos, porque están llenos de rencor, de maldad, que no pueden llamarse cristianos”.
“No pueden ser cristianos los que están deseándole el mal al pueblo nicaragüense, los que calumnian, injurian, difaman a la Revolución Bolivariana y al presidente Chávez, son los enemigos de los pueblos, son los enemigos de los pobres, son los enemigos de los pobres que están saliendo de la pobreza en Venezuela y de los pobres que están luchando para salir de la pobreza en Nicaragua y en toda América latina y el Caribe”, añadió.

Daniel aseguró que este odio y está saña es característica de los que “acumulan la riqueza a costa del hambre” y de “la pobreza de los pueblos”.

“Está bien la riqueza. Claro que es buena la riqueza para el bienestar y el disfrute de los pueblos, para el bienestar y el disfrute de las familias. Claro que es buena la riqueza, pero la riqueza de unos pocos, a costa de que las inmensas mayorías de los seres humanos en nuestro planeta estén en la extrema pobreza, estén pasando hambre, estén muriendo por falta de medicamentos, no puedan ir a las escuelas, esa es una riqueza maldita. La otra la riqueza que esta para desarrollar desde los principios cristianos un proyecto socialista y solidario, esa es una riqueza bendita”, finalizó Daniel.

Zeledón interpretó la canción más grande de amor en un ser humano

El 4 de octubre de 1912, Benjamín Zeledón interpretó “la canción más grande de amor que puede cantar un ser humano, como es la entrega misma de la vida”, por la soberanía, la independencia y la libertad de la patria.

Daniel recordó que el general Zeledón tenía 33 años de edad cuando le tocó enfrentar, junto a un grupo de patriotas, a las tropas intervencionistas yanquis y a los vendepatrias que alentaron su llegada.

Zeledón junto a unos 300 hombres apostados en El Coyotepe y la Barraca, Masaya, enfrentó a unos 3,000 mil vendepatrias y a 1,200 tropas yanquis.

El llamado de las tropas yanquis era que Zeledón y sus hombres se rindieran, lo cual fue rechazado por el héroe nicaragüense, recordó Daniel, quien señaló que el principal objetivo de los estadounidenses al invadir Nicaragua era controlar la ruta del canal, los bancos y el ferrocarril, es decir, la economía, las finanzas y la infraestructura nacional.

El líder sandinista rindió homenaje además al obispo de León por esa época, Simeón Pereira y Castellón, quien tras esta batalla desigual, envía una carta al Arzobispo de Baltimore, Estados Unidos, en donde plasma el grave cuadro que vive el país a consecuencia de los desmanes del imperio y de la ambición de los banqueros estadounidense al aprovecharse de los exiguos recursos de Nicaragua.

Daniel felicitó en este sentido el trabajo realizado por el abogado y diputado liberal, Wilfredo Navarro, quien tuvo la iniciativa de publicar con el respaldo de la Asamblea Nacional el libro “Zeledón: vida y legado”, en el cual se recoge la carta del obispo nicaragüense.

Para el Comandante, Estados Unidos tienen una deuda histórica con Nicaragua, no solo por los más de 17 mil millones de dólares en indemnización por la guerra contra el pueblo en los años ochenta, sino también por el historial de daños causados por sus intervenciones a partir de la venida al país del aventurero estadounidense William Walker.

Afirmó que Nicaragua es un país que ha sabido honrar las indemnizaciones de todos aquellos que a partir de 1990 hicieron reclamos por supuestas confiscaciones, a pesar de que eran personas que habían cometido crímenes en Nicaragua y que después del triunfo revolucionario huyeron a Estados Unidos donde recibieron la ciudadanía norteamericana por parte del presidente Ronald Reagan.

“Nosotros podemos decir que somos un pueblo pobre, pero honrado. Los gobiernos norteamericanos no pueden decir que son un estado rico, pero honrado. Es un Estado pero no es honrado”, expresó recordando el fallo que pesa contra Estados Unidos por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que manda a que indemnice a Nicaragua por la guerra impuesta.

“No han querido honrar la deuda, en cambio nosotros pobres, pero honrados, ahí los estamos indemnizando”, afirmó.

Daniel rechazó las intensiones de los peleles y vendepatrias que aún hoy tratan de que no solo los estadounidenses, sino también los europeos se inmiscuyan en los asuntos nicaragüenses.

“Existen algunos malos nicaragüenses, son pocos gracias a Dios, pero existen algunos malos nicaragüenses que ahí andan de rodillas en esas embajadas, rogando, buscando financiamiento, buscando apoyo y sobre todo pidiéndoles que castiguen al pueblo nicaragüense, que vengan a repetir estas historias”, dijo.

“No se dan cuenta que estas historias no se pueden repetir. Los tiempos han cambiado, no solamente en Nicaragua sino en toda América Latina y el Caribe”, añadió.

Daniel aseguró que estos son tiempos donde los latinoamericanos y caribeños “hablamos a una sola voz”, luego de que el año pasado en Caracas, Venezuela, nuestros pueblos consolidaran su unidad para que “nunca más tener que estar enfrentando invasiones y agresiones extranjeras”, refiriéndose a la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El mandatario expresó que la especie humana todavía no alcanza un grado de conciencia global que nos permita construir un mundo lleno de paz, de amor y por lo tanto de felicidad, pues “hay intereses poderosos en el mundo que son promotores de este tipo de acciones”.

“Estas ocupaciones militares están allí a la vista de todo mundo. Estas guerras están hoy en estos momentos, en pleno siglo XXI a la vista de todo el mundo, las políticas ingerencistas están hoy presentes a la vista de todo el mundo, el bloqueo contra Cuba, la prisión de los cinco héroes cubanos por luchar contra el terrorismo, las políticas ingerencistas en toda nuestra América de parte de las potencias siguen estando presentes”, señaló Daniel.

también te puede interesar