Nicaragua

Otorga Daniel la Orden Rubén Darío a ex presidente guatemalteco Vinicio Cerezo

El Presidente Daniel impuso esta martes Orden de Independencia Cultural Rubén Darío al ex mandatario guatemalteco, como reconocimiento por su accionar en la firma de los acuerdos de Esquipulas II, que hace 25 años trajeron la paz a Centroamérica, durante la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana que tiene por sede a Managua

Comandante Daniel Ortega Saavedra y ex mandatario guatemalteco Vinicio Cerezo
El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, impuso este martes la Orden de Independencia Cultural Rubén Darío a Vinicio Cerezo, ex mandatario guatemalteco, figura clave en la firma de los Acuerdos de Esquipulas II que marcaron el camino de la paz para Centroamérica. | el19digital

Redacción Central |

El Presidente Daniel impuso esta martes Orden de Independencia Cultural Rubén Darío al ex mandatario guatemalteco, como reconocimiento por su accionar en la firma de los acuerdos de Esquipulas II, que hace 25 años trajeron la paz a Centroamérica, durante la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana que tiene por sede a Managua

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, impuso este martes la Orden de Independencia Cultural Rubén Darío a Vinicio Cerezo, ex mandatario guatemalteco, figura clave en la firma de los Acuerdos de Esquipulas II que marcaron el camino de la paz para Centroamérica.

La solemne entrega de la Orden fue realizada en el marco de la Cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) que inició hoy en Managua, en la cual también se conmemora el 25 Aniversario de los mencionados Acuerdos de Paz.

Cerezo afirmó que 25 años después de firmados los Acuerdos de Paz de Esquipulas II las naciones centroamericanas tienen una agenda pendiente, que posibilite a los pueblos lograr la justicia social, la inclusión, la equidad y la participación no solo de las riquezas, sino de las oportunidades para lograr el verdadero desarrollo de nuestras naciones.

Dijo que en función de estos objetivos y propósitos y de esos logros que se vienen alcanzando, se debe seguir trabajando para fortalecer la seguridad ciudadana en Centroamérica, lo que demuestra que se está caminando en la dirección correcta, pues se quiere una región desarrollada, justa, equitativa e incluyente.

“Quiero dedicar este reconocimiento a los presidentes que ya no se encuentran entre nosotros, creo que ellos se merecerían un reconocimiento similar, el presidente (José Azcona ex presidente de Honduras) Azcona, el presidente Duarte (José Napoleón ex presidente salvadoreño) por supuesto, porque todos hicimos un enorme esfuerzo para unificar nuestros propósitos”, denotó Cerezo.

Cerezo agradeció la presencia del Secretario General del SICA Juan Daniel Alemán Gurdián y consideró “que es una institución que ahora definitivamente representa la unidad, el esfuerzo y los trabajos de los centroamericanos que van a sacar adelante a la región”.

Destacó la importancia de la unidad y de proponerse siempre objetivos que favorezcan a las naciones, pues esto permitirá superar las diferencias de pensamiento y las diferencias partidarias, que a su vez ayudaran a lograr acuerdos.

Expresó que al superar las diferencias, lo más seguro es que nos pongamos de acuerdo y decidamos trascender históricamente tomando decisiones en beneficios de las grandes colectividades de todos los pueblos y de todos los países.

“También quiero dedicarle este reconocimiento a todos aquellos que murieron o que fueron expulsados de sus países sacrificando sus vidas en búsqueda de la democracia, en búsqueda de la paz y en búsqueda de la justicia social, lo quiero hacer porque siento que aunque Esquipulas I y II son logros históricos sin precedentes en América Central, no fue el final del camino sino que el principio de un camino que nos va a permitir unificar esfuerzos para poder lograr el sueño que hemos tenido de que América central sea algún día un lugar de justicia de concertación de inclusión, de equidad y de participación no solo en las riquezas, sino que en las oportunidades para todos nuestros pueblos”.

Cerezo concluyó sus palabras, poniendo sus buenos esfuerzos y experiencia a la orden de la integración de la región para que se convierta en poderosa, tal y como lo soñaron los próceres y poetas como Rubén Darío.

El 7 de agosto de 1987 los entonces presidentes de Costa Rica Oscar Arias; El Salvador, José Napoleón Duarte; Honduras, José Azcona; Cerezo y el Comandante Daniel Ortega firmaron un acuerdo que sentó las bases del fin de la guerra que azotaba a Centroamérica, dando origen a los Acuerdos de Paz Esquipulas II.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-El 19 Digital)

también te puede interesar