Registra alto índice de crecimiento sector de la construcción

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) No solo mantiene un aumento en los últimos años, sino que ocupa una gran parte de la mano de obra disponible en todo el país


(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo)
No solo mantiene un aumento en los últimos años, sino que ocupa una gran parte de la mano de obra disponible en todo el país

Managua.- El sector de la construcción es uno de los que registran mayor crecimiento en la economía del país y no solo reporta ingresos, sino que emplea un gran número de mano de obra disponible en el territorio de la nación, fundamentalmente en la capital, donde se realizan el mayor número de obras, con perspectivas de un aumento en flecha, porque los proyectos del gobierno, presidido por el Comandante Daniel Ortega, son enormes para esta esfera.

Es, además, un reflejo de un crecimiento constante durante los últimos tres años, que demuestra la estabilidad por el creciente pedido y ventas de viviendas, desde las residencias lujosas y de mayor precio, hasta las llamadas de bajo costo, para aquellos que empezaron sus ahorros tras lograr un empleo fijo y con perspectivas de mejorar las condiciones de vida para la familia. También están las destinadas para resolver los casos sociales de mayor urgencia.

El Banco Centra de Nicaragua indicó en su más reciente informe que en el reciente mes de mayo esta alza en el sector fue de 8.2 por ciento, lo cual se logró por una mayor edificación de proyectos residenciales.

Una gran importancia tiene el programa impulsado por el gobierno sandinista a través del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), que dará respuestas habitacionales a 13 mil 900 familias durante los próximos cuatro años, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Centroamericano de Integración Económica, la Agencia de Cooperación Española y Holanda.

La presidenta ejecutiva del Invur, Judith Silva, aseguró que esto será posible gracias al Programa de Vivienda y Mejoramiento del Hábitat e indicó que el proyecto contempla la construcción de viviendas nuevas y el mejoramiento habitacional y de barrios en distintos departamentos del país, para lo cual se cuenta con la asistencia financiera por un monto de 29 millones de dólares aportados por las entidades financieras mencionadas, así como 10 millones de créditos por parte del gobierno de Holanda, más aportes del gobierno central y de las municipalidades.

El Gobierno del Comandante Daniel ejecutó 38 mil 800 soluciones habitacionales durante el periodo 2007-2011 con el apoyo del BID y de la empresa privada. Se prevé para los próximos años dar soluciones habitacionales a un total de 77 mil familias, mediante diversas vías para la solución de este gran problema social que nos golpea, incluyendo el mejoramiento de viviendas, aseguró la titular de Invur.

En recientes declaraciones en Managua, la representante del BID en Nicaragua, Mirna Lievano, expresó complacencia con el mencionado programa, ya que responde a una labor paciente y difícil que realiza el gobierno nicaragüense para unificar esfuerzos de cooperantes para apoyar los proyectos de viviendas, como también lograr que estos proyectos lleguen a las poblaciones de menos recursos económicos.

Consideró que esta operación representa un desafío muy grande y que significa trabajar con mucha innovación para responder realmente a las necesidades vitales de los menos favorecidos de la sociedad, por lo que el BID decidió fortalecer sus relaciones con el Invur sobre esta temática, una de las más difíciles en el istmo.

Uno de los aspectos del programa que con más aceptación es acogido es el referido al mejoramiento de las moradas de muchas familias, que con una labor constructiva de bajo costo pueden acondicionar sus viviendas y dejarlas tan aceptables como las nuevas que se construirán, sin necesidad de mover comunidades que viven en lugares seguros, pero que sus hogares tienen fallas constructivas.

Así lo consideró Johnny Gutiérrez, de San Carlos Río San Juan, uno de los ediles presentes durante la presentación del programa de vivienda ofrecido por el gobierno sandinista, quien señaló que este aspecto complementa un compromiso del Comandante Daniel Ortega con los nicaragüenses de menos ingresos. Recordó que en los últimos años han existido avances en el mejoramiento y construcciones de viviendas.

Representantes de Invur señalan que este programa de viviendas que impulsa el gobierno sandinista ha servido para fortalecer la capacidad técnica de esa institución, lo cual repercute de forma directa y beneficiosa para las familias nicaragüenses.

Durante el primer semestre del presente año, el Invur ha construido y entregado a familias pobres tres mil 250 casas, dentro del Plan Nacional de vivienda con crédito justo, señaló Silva.

Además, señaló, se está trabajando con Cooperativas de Viviendas y Red de Viviendas, para lo cual se cuenta con un gran esfuerzo de instituciones nacionales que otorgan créditos para su realización, lo que manifiesta confianza en la recuperación de sus aportes financieros, porque este programa es serio y se ve, son viviendas que se entregan, el trabajo crece y el desempleo disminuye, por lo que hay dinero para pagar por aquellos que son beneficiados.

También se encuentra el aporte de la Cámara Nacional de Urbanizadores, que mantiene el propósito este año de colocar cuatro mil viviendas de interés social, mientras que la cooperación española aportó un fondo de 800 mil dólares para realizar estudios de viabilidad del proyecto de construcción de viviendas, así como de calles y acceso a servicios básicos.

Pero no son solo viviendas, pues el programa contempla también la construcción de calles en las nuevas comunidades y la reparación de las carreteras principales, tanto de Managua como de otras localidades y entre estas, porque es necesario facilitar la transportación de viajeros, mercancías y hasta de los turistas que visitan al país durante períodos vacacionales, lo que implica una necesidad de inversión.

En este tipo de programa, como se puede apreciar, todos se benefician cuando se actúa, como ocurre, con buen uso de los recurso financieros y de materiales, porque las casas se ven, las calles reparadas también y todos pueden valorar el avance que tiene el país en este sector de la construcción, el cual aumenta la mano de obra que necesita para todas esas obras y con ello disminuye el desempleo, causa fundamental de la pobreza en cualquier sociedad.

Pero lo mejor es que este programa se desarrolla en todo el país y los gobiernos municipales también están involucrados, lo que hace que en las localidades se pueda respirar hoy día un aire fresco, con la mirada puesta en el futuro con mayor esperanza, porque nada mejor que tener a la familia bajo un techo seguro.