Nicaragua

Se reunió Daniel con participantes en el foro SICA-Japón

El encuentro se realizó en la Casa de los Pueblos y contó con la presencia de la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo

Se reunió Daniel con participantes en el foro SICA-Japón
Se reunió Daniel con participantes en el foro SICA-Japón. | Jairo Cajina

Redacción Central |

El encuentro se realizó en la Casa de los Pueblos y contó con la presencia de la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo

El Comandante Daniel, presidente de Nicaragua, sostuvo este viernes, un encuentro con empresarios japoneses y con las delegaciones oficiales gubernamentales que participan en la XV Reunión Anual del Foro de Diálogo y Cooperación entre el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y Japón.

El encuentro se realizó en la Casa de los Pueblos y contó con la presencia de la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo.

Entre los asistentes se encontraban los directores para América Latina y El Caribe del Ministerio de Asuntos Exteriores del Japón, de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, de la Organización del Comercio Exterior del Japón, embajadores de Japón en Centroamérica, el secretario general del SICA y otras entidades.

El comandante Daniel afirmó que hablar de empresarios japoneses es hablar de fuentes de empleo y combate a la pobreza en Centroamérica y por lo tanto en Nicaragua, donde Japón ha apoyado en programas de orden social y de infraestructura.

Daniel recordó que Japón es un país que también ha tenido que afrontar situaciones difíciles, como el tsunami del 2011 y el consecuente desastre de la planta nuclear de Fukushima, tragedia que provocó muestras de solidaridad mundial.

Destacó que el hecho de que Japón tenga delegaciones diplomáticas en cada uno de los países del SICA es una señal de la política de acercamiento entre las regiones.

“Es una demostración clara del compromiso de Japón con la región Centroamericana, en este caso con el SICA”, afirmó.

“Aquí se encuentran representantes de 12 empresas japonesas, una delegación numerosa y altamente calificada que viene a ratificar esa voluntad de Japón de asumir los retos que significa entrar más en esta región centroamericana”, señaló, destacando que ello se da a pesar de los problemas, distancias y complejidades, entre ellas el hecho de que el istmo hasta hace 20 años era una región convulsionada por la guerra.

Recordó que hubo un proceso de pacificación en países como Guatemala, El Salvador y Nicaragua, a partir de lo cual se asumieron los retos de avanzar en el campo económico, político, social, así como también en la unidad regional.

Destacó que recientemente en Honduras fue firmado el acuerdo de asociación de Centroamérica con la Unión Europea, lo que se suma al acuerdo comercial ya firmado con los Estados Unidos. “Esto abre otro enorme espacio también de cara a las inversiones japonesas”, manifestó, señalando que la región tiene un potencial muy grande.

Daniel insistió en los esfuerzos que se están haciendo para derrotar la pobreza, la miseria y atraer inversiones para la generación de más empleos asociadas con acciones que protejan el medioambiente.

El comandante señaló que en Centroamérica existen 58 empresas de capital japonés, y subrayó que la región ha dado importantes pasos de cara a su integración con la incorporación de la República Dominicana y el compromiso de intensión de incorporación firmado por Panamá.

Destacó que la región tiene una extensión territorial de 576 mil 949 kilómetros cuadrados y unos 51 millones de habitantes. Y que como parte de los esfuerzos de unidad se ha creado un marco de interconexión terrestre, eléctrica y portuaria.

La región, incluyendo República Dominicana, dijo, cuenta con 46 puertos. En el Caso de Nicaragua cuenta con un puerto en el Pacífico pero carece de uno de aguas profundas en el Caribe, el cual está proyectado construirse en la zona de Monkey Point.

En el tema económico, a nivel regional el PIB para 2011 marco 224 mil millones de dólares, con ciertas disparidades entre uno y otros países, estando al frente la República Dominicana, Guatemala, Costa Rica, seguidos de Panamá, Honduras y Nicaragua.

El comandante afirmó que hay una tendencia al crecimiento económico de Centroamérica a pesar de las complejidades económicas a nivel mundial.

Destacó que entre 2008 y 2009 hubo una gran caída en la economía regional, a excepción de Panamá y República Dominicana, que tuvieron una caída no tan significativa.

Para el 2012 las proyecciones son que la región crezca un 4%, aunque bien pude verse afectada por la crisis que agobia Europa, afirmó Daniel.

En relación a las exportaciones en 2011, éstas ascendieron a 84 mil 472 millones de dólares, luego de la caída del 2009 cuando registró 64 mil 380 millones de dólares.

Las importaciones marcaron en 2011, 105 mil millones de dólares tras la recuperación de la crisis del 2009 cuando marcó 75 mil 580 millones de dólares.

En el rubro de Inversión Extranjera Directa, la región es muy atractiva pasando del 2009 de poco más de 6 mil millones de dólares a más de 10 mil millones en la actualidad.

“Es una región que en medio de las dificultades, en medio crisis ha logrado un alto grado de sostenibilidad”, manifestó.

Para el comandante Daniel, el principal problema que tiene que vencer la región en la actualidad es el narcotráfico y el crimen organizado.

“En estos momentos yo diría que el mayor problema que tenemos que vencer en la región centroamericana, aún más allá, yo diría en la región mesoamericana, incluyendo el Caribe, es la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”, indicó.

Señaló que a los esfuerzos conjuntos regionales para combatir la pobreza “se nos ha atravesado el fenómeno del tráfico de la droga”.

“El gran consumidor está en los Estados Unidos y por el otro lado se encuentra también en Europa. Son los dos países que son grandes consumidores, son los dos grandes mercados, y la producción está en países del sur, y luego del traslado de la droga, ésta viene hacia Centroamérica”, dijo señalando que en su camino hacia Estados Unidos la droga contamina a la región centroamericana y México.

Dijo que el combate a este flagelo está en la agenda de los países centroamericanos para darle seguridad y estabilidad no sólo a los estados sino también a la inversión.

“Tenemos situaciones dispares en la región: zonas más afectadas, zonas donde el crimen organizado en diferentes formas ha cobrado muchas víctimas y genera mucha inseguridad, mucha inestabilidad, y zonas donde hemos logrado contener la presencia del crimen organizado, de los grupos de pandillas que son prácticamente ejércitos armados que se encuentran en otros hermanos países centroamericanos”, manifestó.

Destacó que el hecho de que México esté combatiendo el narcotráfico genera más presión en países como Guatemala, Honduras y El Salvador.

En el caso de Nicaragua, aseguró, que se ha logrado establecer una barrera “donde hemos unido esfuerzos sobre todo con la población “combinando las actividades sociales, la participación ciudadana con el combate al narcotráfico y el crimen organizado”.

“Hemos tenido una gran efectividad pero el problema está allí, no podemos decir que sea un problema que esté resuelto, es un problema que sigue preocupando a los presidentes centroamericanos”, dijo, a la vez que señaló que se están buscando más recursos para ser más efectivos en el combate a estos fenómenos.

Daniel insistió sin embargo en que esto debe ser combatido no sólo con medidas coercitivas, sino también con medidas culturales, sociales, educativas y con el trabajo.

“De allí la importancia de la inversión. La inversión se convierte en un componente muy importante para combatir el narcotráfico, porque la inversión viene a generar empleo, a generar trabajo y le quita por lo tanto base al narcotráfico”, manifestó destacando la necesidad de desarrollar políticas comunes con los países consumidores y los países productores.

A pesar de ello, el comandante Daniel considera que la región va por un camino positivo. Es decir, “el estado de tensión que estaba privando hasta hace poco en la región centroamericana en cuanto al fenómeno del crimen organizado derivado del narcotráfico y otros formas que tiene, yo diría que ha marcado una tendencia a revertirse. En El Salvador han dado pasos muy importantes en esa dirección, en Honduras igualmente y Guatemala está librando ya la batalla, y nosotros manteniendo nuestros esfuerzos para contener el narcotráfico y el crimen organizado”.

“Esto indiscutiblemente genera y tiene que generar mucho mejores condiciones para la inversión, mayor seguridad para los inversionistas que se sientan con la certeza, con la seguridad de que la inversión que coloquen en la región no va a ser víctima de los desmanes del crimen organizado con todos sus derivados”, señaló.

Daniel afirmó que esta es una batalla de largo plazo, ya que depende en gran medida del mercado que tiene la droga en los países desarrollados.

Por otra parte, recordó que los primeros acuerdos de Paz en Centroamérica se firmaron en 1987, tras lo cual se fueron desmontando las guerras civiles en Nicaragua, El Salvador y finalmente en Guatemala, y así empezar a construir la democracia.

“Es un proceso que ha costado pero que se ha venido avanzando y de manera ininterrumpida”, indicó.

Un aspecto importante destacado es la consolidación del el régimen de economía mixta, donde conviven empresas públicas y privadas. De todos los países dijo que quizá Costa Rica sea el país de la región que aún resguarda más empresas públicas.

El mandatario nicaragüense, dijo que, aunque en Nicaragua hubo una Revolución, casi todo está privatizado.

Dijo que con la reforma agraria durante la Revolución, se vio afectado el régimen de la propiedad, lo cual volvió al país un país inseguro para los inversionistas.

En el país aseguró que actualmente existen alrededor de 300 mil productores pequeños, medianos y cooperativas.

El Gobierno Sandinista ha venido trabajando en la legalización de las propiedades tanto del campo como de la ciudad, a tal punto, según el Comandante, que hasta la fecha ya se ha reconocido el derecho a sus propiedades a unas 175 mil familias, muchas de estas encabezadas por mujeres.

Dijo que los reclamantes de las propiedades en manos de estas familias han recibido una indemnización por parte del Estado, incluyendo a ciudadanos de otros países.

“Esto le cuesta mucho al país, lógicamente, pero bueno, es una inversión para la estabilidad que se pueda consolidar el régimen de propiedad en nuestro país, que se pueda estabilizar, que si un inversionista viene e instala su empresa en determinada área de tierra se sienta seguro que allí no va a haber ninguna disputa, no va a haber ningún diferendo y que se sienta seguro que puede hacer una inversión de largo plazo”, señaló.

“En esto se ha logrado avanzar muchísimo, a pesar de que tenemos las demandas de los que fueron combatientes de la época de la guerra, de un lado y de otro lado: del lado de la Revolución y del lado de la Contrarrevolución”, subrayó.

En este sentido, Daniel negó que en Nicaragua haya inseguridad en el tema de la propiedad, ya que se está en un proceso de consolidación del régimen de la propiedad.

“En esto hemos hecho cuerpo con los trabajadores, con los campesinos, con los productores, con los empresarios. Hemos hecho una gran Alianza aquí para combatir la pobreza, y combatir la pobreza pasa entre otras cosas, no solamente por desarrollar programas de orden social, por generar empleo, sino que si queremos generar empleo tenemos que resolver de forma definitiva el tema de la propiedad en este país y allí estamos avanzando a grandes pasos”, añadió.

Daniel recordó que cada vez hay más inversión en el país, a pesar de la mala imagen que pueda haber al respecto.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-El 19 digital)

también te puede interesar