Nicaragua

Considera experto válida propuesta de Gran Canal Interoceánico

Jorge J. Jenkins considera que el Canal es la obra más importante en la historia económica y ambiental de Nicaragua

Jorge J. Jenkins
Para el biólogo y antropólogo Jorge J. Jenkins, en el proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua lo que marca una diferencia fundamental (de la propuesta del Gobierno Sandinista) con iniciativas anteriores es la atención que el proyecto dedica a los aspectos ambientales y al manejo integral de los recursos naturales de la cuenca involucrada". | end.com.ni

Redacción Central |

Jorge J. Jenkins considera que el Canal es la obra más importante en la historia económica y ambiental de Nicaragua

Para el biólogo y antropólogo Jorge J. Jenkins, en el proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua lo que marca una diferencia fundamental (de la propuesta del Gobierno Sandinista) con iniciativas anteriores es la atención que el proyecto dedica a los aspectos ambientales y al manejo integral de los recursos naturales de la cuenca involucrada”.

A juicio de Jenkins, el Canal es “la obra más importante en la historia económica y ambiental de Nicaragua. Es un proyecto que ha sido muy estudiado y debatido a lo largo de los años, ponderando una variedad importante de alternativas. Su viabilidad actual se da gracias a una conjunción de varios factores, partiendo de la expansión sin precedentes del comercio internacional marítimo, el avance de las distintas disciplinas de la ingeniería, la experiencia internacional de incorporar con éxito las dimensiones ambiental y sanitaria en los grandes proyectos de desarrollo, pero, sobre todo, el factor de la unidad nacional que se ha construido en los últimos cinco años. Considero que nunca antes estuvo nuestro país más cerca de coronar con éxito un proyecto transformador de esta envergadura”.

Para el científico Nicaragua sí está en condiciones de soportar el impacto ambiental que ocasionará este megaproyecto, porque las consideraciones al respecto se han incorporado de forma integral desde el inicio.

“Los criterios ambientales deben continuar aplicándose en forma sistemática a todo lo largo del ciclo del proyecto, es decir, desde la ponderación de las alternativas de la ruta, considerando el estudio riguroso del impacto ambiental, como en la fase de diseño, en la etapa constructiva, y, una vez concluida la obra, en la operación y mantenimiento de la misma”, explicó.

“Los recursos que generará el Canal, de una magnitud hasta ahora desconocida para nuestro país, concretarán las posibilidades de mitigación y bonificación ambientales que, de otra forma, quedarían huérfanas. El manejo integral de la cuenca, con todos los aspectos involucrados, como la reforestación, la protección y renovación de las fuentes superficiales de agua y los acuíferos, la protección de la biodiversidad, el ordenamiento territorial, la protección de los suelos y el control de la contaminación, así como aquellos relativos a las inversiones para la protección social de los pobladores del área con criterios de equidad y respeto intercultural, y de igual manera para la gran cantidad de trabajadores que acudirán a las obras y los que estarán en los empleos indirectos, solo serán posibles a partir de los ingresos que generará el proyecto”, acotó.

En cuanto al aseguramiento de los recursos que se requieren para construir el canal, Jenkins consideró que “el interés mundial por contar con una ruta alternativa y complementaria al Canal de Panamá puede asegurar los recursos que se requieren”.

“Este es un proyecto atractivo que será rentable, y desde el punto de vista estratégico, potencias emergentes como China y Brasil, y las economías de Europa y de los Estados Unidos requieren del mismo. En los años venideros se incrementará en forma considerable el transporte marítimo de alimentos, de minerales, petróleo y otras materias primas, haciendo que un nuevo canal con suficiente agua para funcionar, sea una obra crucial para el comercio mundial”, dijo.

Para el biólogo, el Gran Canal Interocéanico será “la única obra que podría transformar y modernizar la economía y la sociedad nicaragüense en un plazo razonablemente corto; un proyecto de Nación que solo es posible ahora por el empeño del presidente Daniel Ortega, quien se ha comprometido personalmente con la obra, rescatando un sueño postergado de los nicaragüenses”.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-La Primerísima)

también te puede interesar