Nicaragua

Comenzó en Managua Encuentro de Movimientos Sociales de Latinoamérica y el Caribe

En el evento participan más de 130 delegados de izquierda y destacados intelectuales antiglobalización como el sociólogo y sacerdote Francois Houtart

Encuentro de Movimientos Sociales de Latinoamérica y el Caribe
Comenzó en Managua Encuentro de Movimientos Sociales de Latinoamérica y el Caribe. | El 19 Digital

Redacción Central |

En el evento participan más de 130 delegados de izquierda y destacados intelectuales antiglobalización como el sociólogo y sacerdote Francois Houtart

El Encuentro de Movimientos Sociales de Latinoamérica y El Caribe, donde participan más de 130 delegados de izquierda y destacados intelectuales antiglobalización como el sociólogo y sacerdote Francois Houtart, comenzó este lunes en Managua, en saludo al aniversario 33 de la Revolución Popular Sandinista.

El evento se estará desarrollando los días 16, 17 y 18 de julio y en este debatirá el papel de los movimientos sociales en los procesos de transformación que se viven en la región.

De acuerdo con el doctor Gustavo Porras, Secretario General del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), además de evaluar los avances sociales en cada uno de los países, también se dará a conocer la realidad de la revolución que se vive en Nicaragua.

Para Porras, algo fundamental de estos procesos es que los movimientos sociales, los partidos políticos y los gobiernos deben trabajar unidos de cara a la justicia social.

“Todo mundo tiene que unirse para ir dando la transformación, sobre todo ahora que el imperialismo coge nuevas formas de presentarse”, señaló.

En ese mismo sentido se refirió el sociólogo Francois Houtart, quien señala que actualmente en América se ven dos fenómenos claramente definidos como son la continuidad del capitalismo y por otro los modelos de transformación social como el que se vive en Nicaragua.

Según señala los movimientos sociales juegan un rol de lucha fundamental sobre todo en países claramente neoliberales que optar por alinearse con los países capitalistas de norte y no por la integración regional.

Sin embargo, el otro papel de los movimientos sociales está dentro de los países netamente progresistas, como es el caso de Nicaragua, donde por lo general, según manifiesta Houtart, los proyectos políticos son de mediano y corto plazo. En este caso lo importante es buscar “una convergencia entre el poder político y los movimientos sociales”, pero “aceptando la autonomía que tienen cada uno”.

Para el intelectual de izquierda Nicaragua es un claro ejemplo de gobierno progresista, ya que se ha sabido llevar a los diferentes sectores restituciones de derechos en salud, educación, vivienda, educación, cultura, entre otras cosas.

“En Nicaragua hay pasos que son muy importantes”, señaló, destacando la importancia de darle continuidad a un largo plazo a todo lo que se están viviendo actualmente en el país

Jacobo Torres, coordinador internacional de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores de Venezuela, indicó lo fundamental que es la creación de una agenda común para todos los movimientos sociales.

“Tenemos muchas expectativas en lo que implican estos procesos de cada vez ir articulando cada lo que sería nuestra agenda común frente a la crisis del capital”, destacó Torres.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-El 19 digital)

también te puede interesar