Nicaragua

Entrega de más de 2650 viviendas este año es una razón más para celebrar el triunfo de la Revolución Sandinista

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) El desarrollo del Programa Nacional de Construcción de Viviendas del Gobierno Sandinista, encabezado por el Comandante Daniel es un éxito para restituir el derecho de dignidad de la ciudadanía

Redacción Central |


(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo)
El desarrollo del Programa Nacional de Construcción de Viviendas del Gobierno Sandinista, encabezado por el Comandante Daniel es un éxito para restituir el derecho de dignidad de la ciudadanía

La entrega de dos mil 650 viviendas en lo que va de año a personas de bajos recursos es una razón más para celebrar en grande el trigésimo tercer aniversario de la Revolución Sandinista, gracias a las directrices emanadas del Comandante Daniel Ortega, presidente del país, mediante la participación estatal y privada, como una parte más de la responsabilidad compartida.

La casa donde vivir con seguridad es uno de los aspectos más importantes que en todos los tiempos han existido en el mundo moderno, pero en Nicaragua es esencial, donde años de colonialismo, dictaduras despiadadas, guerras impuestas desde el exterior y gobiernos neoliberales impusieron la miseria como instrumento de dominación durante siglos y decenios, pero desde el año 2007 el gobierno sandinista impulsa un Programa Nacional de Viviendas para resolver este tema vital en la sociedad.

Con el triunfo electoral del gobierno sandinista y la presidencia del Comandante Daniel Ortega, en el 2007, se ha desarrollado un Programa Nacional de la Vivienda, mediante el cual se construyen viviendas dignas para aquellas personas que vivían en rústicas casas hechas con cartón y plástico, en lugares de alta peligrosidad, porque eran donde podían plantar algunos elementos para protegerse del sol y la noche, pero frágiles ante la lluvia y otros fenómenos naturales muy comunes en el país.

La más reciente entrega de esas viviendas dignas se efectuó en la comunidad El Guabal, en el municipio de Morrito, las cuales fueron entregadas mediante el Instituto de la Vivienda Urbana (Invur), donde se entregaron 30 casas que beneficiaron a igual número de familias campesinas, quienes no tuvieron que poner ningún centavo, más que su fuerza de trabajo, destacó Judith Silva, presidenta ejecutiva del Invur.

Silva comentó que solamente con el gobierno del Presidente Daniel Ortega se podría haber tenido viviendas dignas como las entregadas a esta treintena de familias campesinas, quienes decidieron cambiar el nombre de esa localidad por el de Nuevo Amanecer, porque les implicaba el comienzo de una nueva vida.

Esa localidad, a unos 25 kilómetros al este de Morrito y a unos 212 kilómetros de Managua, forma parte de la restitución de derechos que el Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, quienes realizan una labor ardua por la dignificación de las familias campesinas y del país en general, señaló la directiva Silva.

Silva recordó que en lo que va del año 2012 se han entregado dos mil 650 viviendas y que eso es producto del esfuerzo del Gobierno y de esa gran alianza realizada con el sector público y privado por medio del Plan Nacional de Vivienda de restitución de derechos.

Asimismo destacó que entre el 2007 y el 2011 fueron entregadas 38 mil 804 viviendas a familias de condiciones precarias, mientras otras adquirieron viviendas con crédito justo, solidario a través de bancos, como parte del Plan, y señaló que el programa de construcción de viviendas dignas para personas con pocas posibilidades económicas es edificar seis mil viviendas en el presente año.

Darío Nemesio Barrasa Marenco, un campesino del sitio, dijo que, gracias a Dios y al Comandante Daniel Ortega, lo que parecía imposible, se realizó, fueron construidas las viviendas en el sitio para las familias del Guabal, dejando las antiguas casas que estaban edificadas de palma y madera de corozo, donde continuamente se remojaban con las lluvias.

El gobierno sandinista ha desarrollado una alianza Público-Privada para entre ambas partes construir viviendas dignas a personas que viven en ranchos de cartón y plástico en lugares totalmente inseguros, como es en la ribera de ríos, lagos y mar, lo que implica una participación mucho mayor, porque requiere recursos financieros y de materiales.

En este proyecto tan humano también se han involucrado los sindicatos más progresistas del país, porque la nación se desarrolla y se crean nuevas fuentes de empleo, que propician no solo una mejor alimentación a la población, sino también la posibilidad de mejorar sus condiciones de vida en cuanto a la vivienda.

Silva planteó recientemente en comparecencia ante el programa TN8, que si se logran concretar los planes previstos, se efectuarán unas seis mil viviendas, incluyendo dos mil adicionales de menos de 20 mil dólares, lo cual va a incentivar muchísimo más el sector en términos de generación de empleo, de riqueza en los Municipios donde vamos a construir más viviendas, y, a la vez, llevar más soluciones habitacionales.

Indicó que eso pasa por una Alianza Público-Privada que tenemos que estar formando con las Autoridades del Gobierno, para hacer posible que logremos llevar más viviendas de 20 mil dólares a las familias nicaragüenses.

A esta cifra, dijo, hay que agregar otras seis mil que se programan construir mediante el programa estatal, por lo que se podrán culminar este año unas 12 mil viviendas dignas para la población pobre de Nicaragua.

El Monseñor Eddy Montenegro, miembro de la Comisión de Reconciliación y Paz, que preside Su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo, consideró recientemente ante el programa En Vivo, del canal 4 de la televisión, que el nivel de vida del pueblo nicaragüense ha mejorado luego de la puesta en marcha y el sostenimiento de los distintos programas sociales y recordó que mucha gente tiene viviendas facilitadas por medio del programa oficial Casas para el Pueblo.

Sobre la base a sus visitas a distintas partes del país, Montenegro expresó “creo que el pueblo ha calificado que con todos esos programas ha mejorado su estándar de vida” y llamó a todos a “empujar la carreta, pero por desgracia hay grupos y personas que no están conformes porque tienen pretensiones políticas”.

Sobre estos sectores, dijo que algunos quieren estar liderando la nación y añadió que hay grupos de poder que siempre andan hablando de guerra y señaló que como cristiano espera que se pacifiquen esos corazones, en la búsqueda de soluciones para el país.

Es de significar que existen sindicatos que también se quieren incorporar en este programa de construcción de viviendas para la población humilde, ante el actual auge de crecimiento de la población laboral y la disminución del desempleo que han generado las nuevas inversiones y la creación de cooperativas y nuevas formas de producción creadas a partir de programas sociales del gobierno sandinista.

Los Sindicatos aglutinados en el Frente Nacional de Trabajadores le han dado una importancia a este tema de viviendas y en los últimos años se ha dado condiciones a sus afiliados para que puedan acceder a Programas de Viviendas que construye el sector privado, mediante un crédito, ya sea por la vía del Banco o a través de alguna microfinanciera.

Es por ello que se plantea que las familias utilicen el pasivo laboral y que se sirvan de ello para que lo utilicen para el pago inicial de un crédito para la construcción de viviendas de hasta 20 mil dólares, o sea las de menor costo del sector privado, para lo cual se van preparando Ministerios e Instituciones, con lo cual se puedan sufragar las primas de la nueva casa.

Todo ello, significa que el sector de la construcción también crece, se crean nuevas plazas de trabajo en todos los municipios en que se desarrollen las ejecuciones de los programas de viviendas y con ello también se disminuye la población que sufría estar en la extrema miseria y existe un mejor nivel de vida en la comunidad donde se edifiquen, lo que sería beneficioso para todos en cada municipio del país.

Este bienestar para el que pueda adquirir una casa por el Programa Nacional de la Vivienda o por la empresa privada será beneficioso para todos, porque sencillamente habrá más recursos financieros en circulación y ya se ve reflejado, fundamentalmente en el sector comercial del país.

Sin lugar a dudas, la construcción de viviendas dignas para los más necesitados, por lo que resulta para todos, es una razón más para celebrar este 19 de julio el trigésimo tercer aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista, que trajo al país nuevas perspectivas de vivir con decoro y en constante progreso.

también te puede interesar