Nicaragua

Crece la producción de algodón, su industria y las exportaciones

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) La producción algodonera del país crece así como su exportación, una victoria más del gobierno sandinista, encabezado por el Comandante Daniel

Redacción Central |


(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) La producción algodonera del país crece así como su exportación, una victoria más del gobierno sandinista, encabezado por el Comandante Daniel

Managua.- La creciente producción de algodón y el reinicio de su exportación no solo se restableció recientemente, sino que crece y se convirtió en un rubro más de ingresos para el país, con tendencia alcista, pero ahora con mayor valor agregado, gracias a las previsiones del presidente del país, Comandante Daniel Ortega.

La desaparecida producción de algodón nicaragüense se restableció en el país tras el triunfo presidencial de Daniel Ortega en el 2007, quien planteó que esta vez no sería solo como un gran exportador de materia prima, sino con valor agregado, ya sea en hilaza o como elemento primario para la industria de confección del país. El año pasado se sembraron cerca de siete mil manzanas de algodón mientras que el año anterior se sembraron apenas unas mil 700.

Esa fue la idea inicial y la preparación de esta nueva etapa, con una producción basada en la agricultura ecológica, mediante el uso de fertilizantes naturales, para evitar que volviera a suceder una crisis del suelo por la utilización excesiva de fertilizantes químicos, que si bien dieron sus resultados a corto plazo, hicieron un daño de marca mayor.

El Comandante Daniel planteó que en esta ocasión el algodón no se vendería al exterior como materia prima, pues se le pondría valor agregado para utilizarlo para las producciones de telares y las confecciones textiles, de forma prioritaria.

Ocurre que ya la cosecha tiene sus resultados, porque tras el primer año de recolección, se incrementó las áreas de cultivo y en el presente existen grandes cantidades que se están exportando, convirtiéndose un rubro que se vende a otros países, con buena demanda, a buen precio y con crecientes solicitudes por empresarios extranjeros.

Como dijo el presidente Daniel, ya se encuentra en el país las primeras maquinarias para la producción de hilanderías, para la elaboración de hilaza, para con ello confeccionar los paños de telas, para luego suministrar a los talleres de confecciones.

De esta forma se le agrega un valor al algodón, porque no es solo tenerlo en rama, sino poderlo ofrecer para las diferentes industrias que necesitan el hilo y la tela, lo que generará mayor beneficio económico al país, además de ocupación de mano de obra.

En declaraciones a la prensa, el general en retiro Álvaro Baltodano, Secretareio Ejecutivo de la Comisión Nacional de Zonas Francas, indicó que para el actual quinquenio, se plantea incrementar gradualmente las áreas de siembra de algodón, bajo el sistema de rotación de su cultivo, con una inversión, estimada en un millón 400 mil dólares, con un crédito otorgado por Alba-Caruna, con la garantía de empresas de Honduras y El Salvador que están interesadas en la compra del producto.

Baltodano señaló en entrevista al programa Estudio, de TN8, que este año va a ser de gran crecimiento en este sector, posiblemente por encima del 20 por ciento, y que es probable superar las ventas al exterior con el rubro algodón.

Señaló que en el 2011 se creció en un 37 por ciento y en este año sería más del 20 por ciento, con garantía de exportaciones a países de Centroamérica y a Estados Unidos, aunque existe la situación negativa de la situación económica en el país norteño.

Asimismo señaló que para evitar los contratiempos que pueden causar las dificultades que presentan un área geográfica o país determinado, en este caso el país norteño, es conveniente la búsqueda de nuevos destinos para las exportaciones, para evitar afectaciones por la crisis económica de Estados Unidos y la Unión Europea.

Subrayó que en esta nación centroamericana compite en costos con países asiáticos, así como en cuanto a estabilidad laboral, aunque hay que seguir trabajando en la disminución de gastos, fundamentalmente por el uso de la energía eléctrica.

Diversos especialistas en la materia señalan que las exportaciones de productos de algodón tienen un buen porvenir para Nicaragua, porque se cumplirán todos los ciclos, desde el cultivo hasta la producción de textiles, lo que no solo generará más empleo, sino que garantizará eficiencia y competitividad, con beneficios para todos, pero fundamentalmente para el país, porque aumentará la necesidad de fuerza laboral en zonas rurales y en ciudades, para personas de diversos niveles de conocimiento, pues se requerirán técnicos que trabajen en laboratorios, que creen y controlen las normas técnicas y tecnológicas de producción.

El presidente Daniel Ortega ha señalado que se priorizará el consumo del algodón que se coseche en el propio país, pero que se debe cultivar más del que sea necesario y se convierta en un rubro más de exportación, pues hay otros países que quieren comprar todo el que existe como materia prima.

Se plantea por medios especializados que si bien Nicaragua fue un exportador de algodón en rama, ahora podrá hacerlo nuevamente, pero el que sobre, porque tendrá prioridad la industria del país y utilizar ese algodón en un sector próspero, fuente de empleos en varios departamentos, y ser un proveedor de hilaza y telares.

Se prevé invertir unos 28 millones de dólares en equipos, como una nueva textilera, que ya se está instalando, convirtiendo a Nicaragua productora de tela, la cual se podrá utilizar por confecciones nacionales, así como exportarla a Estados Unidos, Centroamérica y a otras regiones de nuestro planeta.

Las maquinarias textiles llegan, tanto para producir hilaza como telares y existe un proceso de inversión para aumentar la producción de confecciones, por lo que todo está en marcha y el país progresa en un rubro que había quedado olvidado en la historia de esta nación centroamericana, pero que ahora, con nuevos proyectos, es parte de los avances de la economía y el bienestar de los nicaragüenses, que luchan por eliminar la pobreza extrema, así como la pobreza, por simple que sea.

también te puede interesar