Nicaragua

Presenta este año grandes retos para la juventud nicaragüense

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) La juventud del país tiene como reto mayor prepararse técnicamente para asumir nuevas tecnologías en labores del Gran Canal Interoceánico y aumentar producciones en zonas rurales y urbanas

Redacción Central |


(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo)
La juventud del país tiene como reto mayor prepararse técnicamente para asumir nuevas tecnologías en labores del Gran Canal Interoceánico y aumentar producciones en zonas rurales y urbanas

Managua.- La población nicaragüense, especialmente la juventud, tiene ante sí grandes retos para lo que queda de este activo año 2012, pues tan pronto como la Asamblea Nacional apruebe la ley que permita la construcción del Gran Canal Interoceánico se iniciarán los trabajos de esa vía que unirá el Atlántico con el Pacífico a través del río San Juan, para lo cual será necesario el empleo de modernos equipos, así como de satisfacer la demanda de miles de trabajadores que estarán a lo largo del afluente.

Algunos estudios publicados señalan que en el país hay unos 160 mil trabajadores de la construcción, pero de ellos 24 mil laboran en lugares de forma estable, mientras el resto lo hacen en lugares que no requieran de una especialidad, los llamados informales, pero que en una obra gigantesca como esta es necesario capacitar a quienes requieran de conocimientos específicos para labores complejas, tanto de este sector como de mecánica y soldaduras general, entre otros, así como para operar equipos pesados, trabajar en la contabilidad, ambientalistas y hasta en hotelería, gastronomía. O sea, en las más diversas profesiones y oficios.

Conocedores en la materia plantean que se necesitarían por lo menos 600 mil trabajadores para ejecutar las obras del canal, muchos de ellos requerirán ser capacitados, de acuerdo a la labor que realizarán durante la etapa de la construcción de esa vía interoceánica y también para laborar una vez que esté en funcionamiento, porque también hay que pensar en ese después.

¿Quiénes serán los que se capacitarán? Habrán profesionales, entre ellos ingenieros, que actualizarán sus conocimientos y otros que elevarán su especialización, mientras que los jóvenes más aventajados desde el punto de vista docente procurarán iniciar su vida laboral técnica en alguna labor que prefieran, no solamente para el período de construcción del canal, sino de por vida, para lo cual seguramente tendrán muchas oportunidades, porque en el país no solo se incrementaron los programas de estudios técnicos en la capital, sino que se abren centros docentes en todos los departamentos y en muchos municipios.

Pero también hay que pensar que esos 600 mil trabajadores no siempre estarán cerca de sus casas y será necesario crear condiciones para que puedan vivir y alimentarse adecuadamente, por lo que será necesario la creación de lugares donde albergarlos, con su alimentación correspondiente, además de otros servicios de higiene y transportación, por lo que aquí también la juventud tendrá que enfrentar este reto, sobre todo aquellos que son emprendedores y que tienen una gran oportunidad para establecer un buen negocio.

Para esta primera etapa, de fuerza de trabajo masiva para la construcción de la vía interoceánica, se requiere también de un rápido aumento de producciones diversas, desde alimentos agropecuarios hasta de artículos de uso personal y que se realizan en zonas urbanas, por lo que también se requerirá de una fuerza de trabajo también numerosa, que si bien no está directamente en las labores del canal, sí hace falta, porque son los que brindarán condiciones elementales para la estancia y funcionamiento de miles de trabajadores adicionales a los que habitualmente están en el país.

También en estas funciones de aseguramiento tendrán los jóvenes su participación, pues se requerirá de una mayor fuerza laboral en muchos sectores productivos y de servicios, por lo que es necesario estar preparados y cada persona saber en qué prefiere especializarse, aunque de momento empiece en otros trabajos hasta que pueda llegar a su anhelado oficio, profesión o la técnica que determine.

Ya hay algunos datos que hablan de importación de fuerza laboral, sobre todo especializada, ello quiere decir que el desempleo se reduce al mínimo o al cero que tanto deseamos, con ello se eliminan las condiciones de extrema pobreza y sigue avanzando la erradicación de la pobreza, porque esta requiere de un período mayor, debido a la creación de una infraestructura correspondiente.

En recientes declaraciones a la prensa, el vicetitular del Ministerio de Transporte e Infraestructura, Franklin Sequeira, señaló que es necesario saber los tipos de maquinarias que se requieren para preparar al personal, darles la capacitación necesaria, aunque aun no logran precisar el número de trabajadores que demandará la construcción del Canal y su posterior funcionamiento.

El secretario de la Central Sandinista de Trabajadores, Luis Barbosa, coincide con la necesidad de capacitar a los trabajadores que se involucren en la construcción del Canal, porque tenemos técnicos, especialistas, ingenieros, reforestadores, pero si se requieren soldaduras especializadas, tendrán que prepararlos en el Instituto Nacional Tecnológico.

El presidente Daniel envió el pasado cinco de junio a la Asamblea Nacional el proyecto de ley de construcción del Canal Interoceánico, y se espera que su discusión en plenario ocurra en este mes de julio, que recién empieza.

Según el proyecto, Nicaragua impulsará el Canal como una empresa mixta de carácter público y privado, en la que el Estado será dueño del 51 por ciento de las acciones y, por lo tanto, de las ganancias, y ofrecerá el restante 49 por ciento a los inversores que podrán ser países, organismos internacionales o personas naturales o jurídicas.

Ya el proceso técnico y legal para la construcción del canal interoceánico está en marcha y ya es una realidad los sueños de muchos en el país y fuera de esta nación centroamericana, vía que cambiará la vida social y económica de Nicaragua, más aun con un gobierno como el actual, que hace una buena y correcta distribución de las riquezas nacionales, mediante la cual se ha disminuido en los últimos tres años el nivel de pobreza extrema y la desnutrición infantil.

también te puede interesar