Mantiene economía de Nicaragua tendencia alcista

El doctor Francisco Mallorga considera que muchos sectores fundamentales aumentan, como exportaciones, inversiones directas, pagos de impuestos y creación de empleos


El doctor Francisco Mallorga considera que muchos sectores fundamentales aumentan, como exportaciones, inversiones directas, pagos de impuestos y creación de empleos

La economía nicaragüense tiene en los últimos años una tendencia alcista, la cual es hoy más sólida, reflejado en el aumento de exportaciones, mayores inversiones, elevación del monto de pago de impuestos y la creación de nuevos empleos, lo que repercute en el bienestar de todos, porque hay más dinero que circula y la mantiene activa.

Esta es la opinión del doctor Francisco Mallorga, reconocido economista que representa a nuestro país ante el Banco Interamericano de Desarrollo, quien subrayó en el programa televisivo Revista en Vivo que en esta nación se elevan resultados de sectores importantes, mantiene en niveles aceptables los índices macroeconómicos y desarrolla programas sociales para eliminar la miseria extrema, lo que constituye una enseñanza a nivel mundial.

Señaló que ya existen crecimientos considerables durante el primer trimestre en sectores vitales, sobre todo en las exportaciones, turismo y construcción, todos por encima del 10 por ciento, por lo que este año la economía debe crecer más de cinco por ciento, porque si cada sector crece por encima del seis por ciento, el índice nacional no podrá nunca estar por debajo de esa cifra, sino un poco más porque hay alzas mayores.

Puntualizó que no es solo comparar un aumento del cinco por ciento, por otro de 4.9 por ciento, pues este último toma como base una cifra más alta que la precedente, lo que implica que será mucho mayor.

La economía mundial, apuntó, sufre sus altibajos, con mayores incidencias en Estados Unidos y Europa, pero sin embargo el grupo Brics, formado por Brasil, Rusia, India y China, tienen una economía moderna y son los que mantienen un mayor crecimiento, a la vez que estimulan más a las naciones emergentes, fundamentalmente de América Latina y entre ellos Nicaragua.

Hay tres elementos que indican la salud de nuestra economía, está el aumento de las exportaciones con una tendencia de subir los precios de los más diversos rubros, porque aunque alguno haya caído un poco, como el café, otros como azúcar, carne y soya aumentan y siempre el resultado es positivo.

También se encuentra una mayor recaudación por cobro de impuesto, lo que significa que hay más negocios dentro del país, más construcciones, un mayor desenvolvimiento nacional. Por último existe un incremento del empleo y seguro social, porque es cierto que hay trabajadores por cuenta propia que empiezan a pagar su seguro social para tener después una jubilación, pero también hay un por ciento que son nuevas plazas, lo que significa que hay más personas con ingresos periódicos, debido a su labor, lo que mejora también la actividad interna del país, sobre todo en el comercio y las mismas construcciones de viviendas.

Además, un aspecto que ha ayudado mucho, dijo, es la gestión del Banco Central con otras entidades financieras para que aumenten préstamos no solo a consumidores, sino a productores, lo que genera siempre una mayor actividad empresarial y empleos y con ello beneficia la creación de bienes, exportaciones y comercio, entre otros aspectos.

Mallorga opinó que los empresarios descubrieron durante las negociaciones y concertación con el gobierno y los sindicatos que si los pobres ganan más pueden gastar el dinero en suplir necesidades, por lo que ellos, los comerciantes e industriales, también obtienen mayores beneficios. En definitiva, este crecimiento beneficia a todos.

El destacado economista llamó a los que están desempleados a no esperar que le toquen la puerta de la casa para ofrecerles una labor, porque el gobierno hace lo que le pertenece, crea bolsas de empleos, pero son ellos los que tienen que buscar un trabajo, de acuerdo a sus posibilidades físicas y técnico-profesionales.

Asimismo recomendó a los jóvenes a prepararse en colegios tecnológicos sobre técnicas modernas, como es la informática, la electrónica, refrigeración, agrícolas y otras, así como en oficios de la construcción, porque en la medida que crezca la economía del país se hará más necesario el empleo de esas especialidades y les será mucho más fácil encontrar un buen lugar donde trabajar y tener una ocupación formal.

Finalmente reiteró que si los diversos sectores mantienen un comportamiento similar al del primer trimestre, este año el crecimiento estará por encima del cinco por ciento y en los próximos cinco o 10 años esta nación disfrutará de una economía de bonanza, porque todas las medidas, incluyendo la seguridad ciudadana que existe, apuntan a esa dirección.