Nicaragua

Volcán Masaya se mantiene vigilado

Hasta el momento el comportamiento del coloso está dentro de los parámetros normales, aunque las autoridades no dejan de monitorearlo por si existiese un cambio

Volcán Masaya
A pesar de que el comportamiento del Volcán Masaya está dentro de los parámetros regulares, para seguridad de la población la estructura sigue bajo vigilancia mediante recursos técnicos disponibles en el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), explicó el coronel Néstor Solís, segundo jefe de la Defensa Civil. | ND

Redacción Central |

Hasta el momento el comportamiento del coloso está dentro de los parámetros normales, aunque las autoridades no dejan de monitorearlo por si existiese un cambio

A pesar de que el comportamiento del Volcán Masaya está dentro de los parámetros regulares, para seguridad de la población la estructura sigue bajo vigilancia mediante recursos técnicos disponibles en el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), explicó el coronel Néstor Solís, segundo jefe de la Defensa Civil.

William Martínez, doctor en Geología, consideró correcta la medida, sobre todo porque este complejo volcánico que conforma el Volcán Masaya ha tenido a lo largo de la historia manifestaciones irregulares, presentando esta última “características que merecen mucha atención”.

El trabajo de monitoreo que están realizando las autoridades permite advertir cualquier situación que se presente.

“Bajo la óptica científica los volcanes se ven de una manera diferente, un mismo edificio volcánico nos puede dar diferentes manifestaciones, las de este complejo volcánico han sido muy variadas en su historia geológica. Podemos estar ante una actividad algo efímera o premonitoria de un evento mayor”.

Hasta el momento los científicos creen que el volcán se está comportando de forma natural, por lo que descartan cualquier amenaza.

En tanto, el delegado del Sinapred en Masaya, Bernardino Bermúdez, explicó que el volcán está en “relativa calma” ya que la emanación de cenizas y expulsión de rocas se encuentra entre 40 y 60 unidades RAM, según el registro sísmico del Ineter.

A la 1 y 24 de la madrugada de ayer, los gases y cenizas alcanzaron los 120 metros, y a eso de las 3 de la mañana se registraron alturas de hasta 380 metros. Además, informó que los derrumbes continúan en el interior del cráter. Se contabilizan 24 explosiones entre las 5 de la tarde del lunes y las 3 de la mañana de ayer.

Todos estos datos son monitoreados desde un puesto de mando en el Parque Nacional Volcán Masaya, donde personal de INETER, Defensa Civil y del propio parque siguen de cerca lo que pasa en la estructura.

El segundo jefe de la Defensa Civil aseguró que tienen capacidad para garantizar la seguridad de los vecinos más cercanos de esta unidad volcánica.

De presentarse una eventualidad existe un plan de evacuación, así como un contingente de 300 efectivos de la unidad de rescate del Ejército, quienes intervendrían de inmediato en los puntos de mayor exposición para ayudar con la evacuación de los pobladores.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-La Nueva Radio Ya)

también te puede interesar