Envió el Cardenal Obando saludo fraternal a todos los trabajadores

A pocas horas de la celebración del Primero de Mayo, reconoció el aporte que dan los trabajadores nicaragüenses al desarrollo del país

Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo
Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo César Pérez

A pocas horas de la celebración del Primero de Mayo, reconoció el aporte que dan los trabajadores nicaragüenses al desarrollo del país

Un saludo fraternal a todos los trabajadores nicaragüenses quienes este próximo Primero de Mayo estarán celebrando su Día envío Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo.

El Cardenal recordó que en muchos países del mundo se celebra este día para reivindicar las justas aspiraciones de los trabajadores reconociendo su gran aporte al progreso de los pueblos, el cual muchas veces se realiza de manera anónima, con gran sacrificio y mal remunerado.

El Primero de Mayo es un día de honor hacia los caídos defendiendo ideales de paz, justicia social, justicia laboral, y de trato respetuoso hacia el trabajador, señaló.

El Cardenal también recordó que en 1955 el Papa Pío XII instituyó el Primero de Mayo como la fiesta de San José Obrero “proponiéndolo como modelo y protector de los trabajadores”.

Su Eminencia reconoció el aporte que dan los trabajadores nicaragüenses en el desarrollo del país.

“Quiero felicitar a los trabajadores en su día y reconocer el aporte que hacen al desarrollo de nuestro país, felicitar a los trabajadores del campo, de la ciudad, a los padres y a las madres que deben abandonar sus hogares para entregarse a su jornada laboral y llevar el sustento a sus familias”, indicó.

En este mismo sentido expresó su especial reconociendo a las mujeres, las cuales en muchas ocasiones son el único sostén para sus familias.

“Quiero hacer un reconocimiento especial a las miles de mujeres que trabajan en nuestro país. Muchas de ellas, único sostén de sus familias, quienes además de ser padres y madres en el hogar tienen que luchar por conseguir el pan diario para sus hijos. A ellas encomendamos en nuestras oraciones de manera especial, pidiéndole al Señor que María, a quien celebramos en este mes de mayo, sea su ejemplo y fortaleza”, sostuvo.

Obando dijo sentirse muy satisfecho de que en Nicaragua se están haciendo los esfuerzos por mejorar las condiciones de los trabajadores.

“Se está haciendo un esfuerzo por tratar bien a nuestros obreros, a estos hombres que se ganan el sustento de cada día con el trabajo”, afirmó felicitando así mismo a todos aquellos hombres que “utilizan bien sus salarios llevándolo a su esposa” para el sostén de sus hijos.

El Cardenal también manifestó su complacencia de que el Gobierno durante todo este mes vaya a desarrollar diferentes jornadas de restitución de derechos en celebración de las madres, quienes son ejemplo de sacrificio y amor.

“Me agrada pues que haya estas actividades especiales para celebrar el Día de las Madres, a esa mujer nicaragüense que trabaja tanto y sabe amar a sus hijos y lo demuestra que los ama no solamente con palabras sino también con los hechos”, subrayó.

Recordó así mismo que el Primero de Mayo marca el inicio de una serie de jornadas de Veneración a la Santísima Virgen María, la Madre de Dios.

“El mes de mayo es un mes dedicado a la Santísima Virgen”, indicó. “Se celebra la Virgen de Fátima, se celebra también el 24 de mayo la fiesta de María Auxiliadora y si uno va a Masaya allí se celebra casi todo el mes de mayo a la Santísima Virgen”, señaló.

Advirtió que el mes de mayo también se celebra el día de La Cruz. “Se recuerda La Cruz donde Cristo fue sacrificado, y recordamos también que hemos sido redimidos no con oro ni con plata sino con la sangre del Cordero Inmaculado. Cristo murió por nosotros para que tengamos vida y la tengamos en abundancia”, manifestó el prelado.

Su Eminencia recordó que este año se celebra igualmente el primer aniversario de la beatificación del Papa Juan Pablo II.

“Este año estaremos también celebrando el primer aniversario de la beatificación del Papa Juan Pablo II, ese Papa que lucho por la justicia, la restitución de los derechos de los demás hombres, sobre todo los pobres y los oprimidos”, destacó.

El líder espiritual manifestó que éste visitó Nicaragua en dos ocasiones, y que siempre demostró un gran amor por el país.

“Creo que los fieles celebran con mucho entusiasmo el día en que fue beatificado Juan Pablo II, ese Papa que dejó una estela luminosa en su camino. Nosotros estamos muy agradecidos con el Papa Juan Pablo II que nos visitó dos veces, ese Papa que sabia amar, el hombre que sabía darse por entero y nos manifestó nuestro cariño las dos veces que estuvo en nuestra querida patria Nicaragua”, señaló Obando y Bravo.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-El 19 digital)