Nicaragua

Ilustre vida del Comandante de la Revolución Tomás Borge Martínez

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) Conocer la vida revolucionaria del Comandante de la Revolución y fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional es estudiar la historia y dignidad de nuestro pueblo

Redacción Central |


(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo)
Conocer la vida revolucionaria del Comandante de la Revolución y fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional es estudiar la historia y dignidad de nuestro pueblo
»Estabilidad y mejoría en condición de salud del Comandante Tomás Borge
»Agradeció Rosario rezos y preocupación por el Comandante Tomás Borge
»Solidaridad conmovedora hacia el Comandante Tomás Borge desde las redes sociales

Managua.- Conocer la vida y obra de personas que han luchado durante gran parte de su vida, casi toda, es estudiar sobre la dignidad de nuestro pueblo, de una revolución que se inició en Nicaragua por Augusto C. Sandino, conocido como el General de Hombres Libres, y que después se continuó contra el somocismo, con hombres como el Comandante de la Revolución Tomás Borge Martínez, quien fundó junto a Carlos Fonseca Amador el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Si bien se venció al somocismo el 19 de julio de 1979, la Revolución Nicaragüense continúa bajo la dirección del FSLN, pero ahora con un gobierno digno, encabezado por el Comandante Daniel Ortega Saavedra, con un objetivo esencial, eliminar la pobreza en el país y dignificar a cada nicaragüense, con derechos a nacer en hospitales apropiados, estudiar en escuelas bien equipadas y desarrollarse socialmente en beneficio propio y del país.

Al pasar el tiempo todo esto se puede decir en pocas cuartillas, pero la lucha no ha sido fácil y sobre todo para los hombres que desde temprana edad se unieron para lograr el cambio y eliminar una dictadura que se instauró tras asesinar al líder nacional, el general Sandino.

Leyendo documentos y entrevistas, pude saber que Carlos Fonseca Amador y Tomás Borge Martínez nacieron en el departamento de Matagalpa y se conocieron durante sus estudios en esa región montañosa del país.

Cuando Borge tenía solo 13 años de edad estaba junto a Fonseca Amador, Jaime Vargas y otros chavalos en un acto de su colegio donde estaba prevista la visita del Tirano Somoza García, quien en un intento de mostrar buena cara pretendía darle la mano a los alumnos, pero ocurrió que en un acto de rebeldía ninguno de los dos jóvenes revolucionarios, casi niños, se negaron a estrechar la diestra del gobernante-asesino de Sandino, hecho que nunca olvidó en sus más de 80 años de vida el fundador del FSLN.

Con 13 años participó aquel niño-joven revolucionario en actos de protestas contra la tiranía y lo hacía porque sentía la vocación de lucha. Además publicó un periódico contra el gobierno y el jefe de la guardia de ese departamento, que conocía al padre de Tomás Borge, le dijo que lo mejor para este chaval es que se fuera para Managua, porque de lo contrario tendría que matarlo.

En la capital pasaron los años y llegó a la universidad junto con Carlos Fonseca, con quien sacó otro periódico. Después ocurrió la muerte de Somoza García y cayeron presos. Borge estuvo dos años y medio en la cárcel.

El legendario Comandante de la Revolución participó en una primera guerrilla en Río Coco o Wangki, en el Bocay, grupo que era comandado por Noel Guerrero. Con ese grupo insurgente operaron en el Río Wangki, en Walakistán y en Raití, pero la cual se dispersó. Posteriormente Carlos Fonseca organizó una nueva guerrilla en Pancasán, en la cual Borge la integró junto con Oscar Turcios y Silvio Mayorga, entre otros, esa Guerrilla fue acribillada a balazos, en un golpe artero que dio la Guardia, donde murieron varios compañeros.

Tras ese desenlace armado, regresaron a Managua y empezaron a reorganizar el Frente Sandinista, bajo la dirección de Carlos Fonseca, período en que ocurrieron sucesos trascendentales que despertaron a la juventud de Nicaragua, que en masa quiso ingresar a las filas de esa organización revolucionaria.

Después ocurrió el exilio, porque era necesario preservar la vida y prepararse para la lucha y se encontró nuevamente con Carlos Fonseca en Cuba, donde pasaron cursos militares para poder desarrollar la lucha armada. Allí obtuvo el grado de subteniente, lo que le sirvió para luego entrenar a jóvenes nicaragüenses que se incorporaban a la lucha contra el somocismo.

Carlos Fonseca, Tomás Borge, Silvio Mayorga, el coronel Santos López, Faustino Ruiz, Francisco Buitrago, Jorge Navarro y otros fundaron el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Todos ellos murieron en combate o torturados por la tiranía, menos el coronel Santos, quien falleció por causas naturales. Borge quedó como único sobreviviente.

Borge estaba en la cárcel cuando llegó el coronel de la Guardia somocista Nicolás Valle Salinas, para decirle que Carlos Fonseca había muerto en combate; entonces le contestó una frase que se convirtió en célebre: Carlos Fonseca Amador es de los muertos que nunca mueren, la cual ha servido para canciones y textos.

Tras años de lucha, el 19 de julio de 1979 triunfa la Revolución Sandinista y toma el poder en Nicaragua. El Comandante Borge le asignan el ministerio del Interior, donde cumple con dignidad su cargo y es uno de los principales organismos en el enfrentamiento a la contrarrevolución organizada, armada con equipos modernos y financiada por Estados Unidos.

En una reciente entrevista, Borge expresa que fue muy difícil, porque por un lado tuvieron un enorme respaldo mundial, pero al mismo tiempo una agresión brutal de parte de los Estados Unidos, que organizó una guerra con huestes contrarrevolucionarias, formadas sobre todo y dirigidas por ex Guardias Nacionales. Aquel ejército contrarrevolucionario tenía más recursos, más armas sofisticadas que las que tuvieron las tropas de Somoza, el cual mató a miles de nicaragüenses.

El FSLN llamó a la paz y con un país empobrecido por años de guerra impuesta y las promesas de recursos por parte de quienes financiaron el conflicto armado, las elecciones resultaron una derrota, pero que más de 15 años de gobiernos neoliberales confirmaron al pueblo que su bienestar estaba en un gobierno encabezado por el sandinismo, con el comandante Daniel Ortega Saavedra como gobernante principal.

Borge ha insistido en sus últimas entrevistas que no se deben destruir los documentos y los lugares de tortura de la dictadura somocista, porque una persona que hoy tenga 30 años no puede tener ni la menor idea de lo cruel que fue y los sufrimientos a que eran sometidos los que caían presos, así como la miseria que dejó esa administración nefasta y despótica en la gran mayoría de la población.

Durante los últimos años el líder sandinista ha sido un paladín de la justeza de la causa sandinista, por la que ha luchado y de la cual se siente muy orgulloso de ser fundador, porque es para bien de la población nicaragüense, con el propósito tan noble de eliminar la pobreza y facilitar que todos vivan con decoro y dignidad.

Es por ello que el Comandante de la Revolución, fundador del FSLN, ha señalado que ahora continúa una lucha quizás más larga y difícil, la eliminación de la pobreza en el país, lo que significa dar dignidad a todos los nicaragüenses y crear condiciones para que esta no solo sea la nación más grande de Centroamérica, sino también la más rica y con mayor desarrollo técnico, económico y social.

también te puede interesar