Nicaragua

Amplía Nicaragua cobertura eléctrica con fuentes renovables

La instalación de equipos que utilicen fuentes de energía renovables sustituye el consumo de diesel, combustible que resulta caro con tendencia al alza, y al mismo tiempo ahorra divisas

Redacción Central |


La instalación de equipos que utilicen fuentes de energía renovables sustituye el consumo de diesel, combustible que resulta caro con tendencia al alza, y al mismo tiempo ahorra divisas

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, afirmó este miércoles que Nicaragua mejora las redes eléctricas instaladas y las amplía con fuentes de energía renovables, programa que tiene el objetivo de garantizar mayor cobertura con medios que sustituyen la matriz del diesel, el cual resulta caro con tendencia al alza.

Durante una comparecencia en la Revista en Vivo, del canal 4 de la televisión, Rappaccioli señaló que hoy se prevén dos propósitos fundamentales en cuanto a la energía eléctrica, uno es mejorar y ampliar la cobertura existente, fundamentalmente hacia zonas rurales, y la otra es lograr mayor eficiencia con la carga que se produce, lo cual permitirá satisfacer la creciente demanda con menos costo.

Recordó que a principios del año 2007 había apagones prolongados que afectaban a la población, al comercio y la industria, porque sin plantas propias no podían producir o prestar servicios, lo que ahuyentaba a los inversionistas y con ello se limitaba el desarrollo económico, por lo que una de las primeras medidas del gobierno sandinista que asumió ese año el poder fue restablecer la normalidad eléctrica, para lo cual fue efectiva la colaboración de Venezuela, Cuba y China Taiwán.

Como tarea urgente, apuntó, se adquirieron plantas térmicas que en ese mismo año lograron restablecer la normalidad con una producción pegada a la demanda, pero que de inmediato se puso en práctica una estrategia orientada por el presidente del país, comandante Daniel Ortega, la cual consistía en la búsqueda de medios alternativos, con fuentes propias que garantizaran estabilizar el suministro, crear una reserva de producción de energía y ampliar la red eléctrica hacia zonas rurales y áreas cercanas del casco urbano que carecían de ella.

Se trabajó fuerte y el salto fue considerable, subrayó que en el año 2009 entraron a producir las primeras plantas eólicas, se construye una pequeña planta hidroeléctrica y hoy día existen cinco proyectos con fuentes renovables que permitirá al país producir en el 2013 más del 50 por ciento de la energía que consuma mediante plantas con fuentes renovables. Se prevé para el 2017 estar por encima del 80 por ciento de la producción eléctrica con esa energía limpia, para lo cual se utilizarán fuentes eólicas, hidráulicas, geotérmicas y solares.

Estas fuentes no solo sustituyen el consumo de diesel, el cual está muy caro y tiene una tendencia alcista, a encarecerse más, sino que es una energía limpia, que protege el medio ambiente y con ello nuestra nación coopera para la estabilización de la vida natural de nuestro planeta.

Con el aumento de la producción eléctrica se ha logrado ampliar la red a decenas de miles de consumidores, incluso con pequeñas plantas en aquellas zonas alejadas y en las que nunca pensaron disfrutar de los beneficios que ofrece esta energía.

Nicaragua tiene hoy día una capacidad de producción de 870 megawatts y la demanda promedio es de unos 570 megawatts, lo que significa que se posee una disponibilidad de reserva para cuando ocurran roturas o dar mantenimiento a equipos. Incluso, esa capacidad se prevé que crezca aun más con fuentes renovables, para dejar las plantas térmicas solo para casos de emergencia.

Otro aspecto importante que trató el titular de Energía y Minas está referido a la eficiencia entre producción y consumo, lo cual abaratará el costo de electricidad para producir mil dólares del Producto Interno Bruto.

Ello implica, puntualizó, que ya se trabaja en crear normativas de los equipos que entren al país, los cuales deben ser los más eficientes, o sea que consuman menos electricidad para lograr un mismo objetivo. En esto se contemplan refrigeradores, neveras, motores y equipos para acondicionar temperaturas a pequeños y grandes locales, entre otros.

Primero se exigirán las normativas a entidades estatales, así como después a sectores industriales y de servicio, lo cual se comprobará mediante auditorías. Además, se efectuarán también controles aduanales.

Subrayó que el año pasado se empezó un movimiento que dio buenos resultados y es la realización de seminarios sobre el ahorro eléctrico a los alumnos y profesores de la enseñanza primaria, previéndose ampliar estos a niveles secundarios, con el objetivo de trasladar a sus respectivos hogares la conveniencia del ahorro de electricidad.

Nicaragua ha dado pasos muy importantes para aumentar la producción y estabilidad en el suministro de electricidad, ahora está en una segunda fase, producirla más barata, más limpia y aprovecharla mejor, subrayó el titular.

Finalmente señaló que ese ministerio dará todo el apoyo necesario para la electrificación a las zonas rurales del país, porque ello implica mejor regadío, mayor uso de esa energía para elevar la calidad de la producción agrícola y desarrollar pequeñas industrias, además de elevar la calidad de vida de nuestra población en esas regiones.

también te puede interesar