Nicaragua

Continúa el gobierno con pasos firmes en beneficio de la economía interna

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) Cerró primer trimestre con inflación de 1.77 por ciento y se prevé terminar año con un dígito, mientras se procura abaratar producción de electricidad y alimentos 

Redacción Central |

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) Cerró primer trimestre con inflación de 1.77 por ciento y se prevé terminar año con un dígito, mientras se procura abaratar producción de electricidad y alimentos 

Managua.- El gobierno sandinista continúa con sus esfuerzos para mantener controlada la inflación y evitar que se dispare en contra de la población, porque fundamentalmente afectaría a los de menos ingresos, por lo que es vigilante del precio de alimentos, la energía eléctrica y el transporte colectivo.

Un reciente informe del Banco Central de Nicaragua (BCN) señaló que el primer trimestre del año cerró con una inflación de l.77 por ciento, con un acumulado de los últimos 12 meses de 8.55 por ciento, 1.81 por encima en igual etapa del año anterior, pero que las alzas más significativas no afectan a la población más pobre.

En este sentido se puede apreciar que en el pasado mes de marzo el Índice de Precios al Consumidor subió 0.4 por ciento inferior al mismo mes de 2011, cuando registró 0.64 por ciento, indicó el BCN, con las mayores afectaciones en transporte, recreación y cultura, bienes y servicios diversos, así como en muebles y artículos para el hogar.

Sin embargo, artículos de importancia registraron disminución de precios, como el gas butano envasado y la telefonía celular, además de alojamiento, agua y electricidad, beneficioso para la mayoría de la población

Nuestro país cerró el 2011 con una inflación de 7.95 por ciento, menor que la de un año antes, mientras que para este año las autoridades se están esforzando para finalizarlo con una inflación acumulada de un solo dígito, o sea de ocho a nueve por ciento, para lo cual se dan pasos firmes hacia ese objetivo.

Sin embargo, existe una tendencia internacional alcista en rubros tan vitales como alimentos y el combustible, con sus consecuencias en incremento de tarifas de la transportación marítima, aérea y terrestre, así como en la generación de electricidad mediante diesel y con ello todo el proceso industrial y agroalimentario.

Es de amplia información los esfuerzos que ha hecho el gobierno sandinista, y personalmente el presidente Daniel para garantizar la producción de pan este año e incrementar la generación eléctrica mediante el uso de fuentes de energía alternativa, como la eólica, geotérmica e hidráulica, con plantas que ya se encuentran algunas en funcionamiento y que continuarán construyéndose otras para finalizar el año con un por ciento mucho mayor de producción eléctrica limpia y barata.

Otro aspecto que se debe tener presente es el objetivo gubernamental de incrementar la producción de alimentos y lograr la soberanía alimentaria del país, lo cual significaría que el aumento de su precio en el mercado internacional lejos de perjudicarnos nos beneficiaría, porque además de satisfacer la demanda interna con todos los productos necesarios, se incrementaría la exportación de estos, con beneficios alentadores.

Además, en la medida que logremos la soberanía alimentaria y una generación eléctrica más barata, nuestro turismo y los rubros de exportación podrán ser más competitivos, pero se debe tener también en cuenta que los inversionistas encontrarán mejores condiciones aun para instalar sus industrias e instituciones de servicios en este país, que además de tener buena estabilidad socio-política, tiene una economía más competitiva.

también te puede interesar