Nicaragua

Nicaragüenses conmemoraron la Semana Santa con profundo respeto a sus tradiciones

Miles de personas participaron en actividades culturales y recreativas, además de las ceremonias religiosas que en cada territorio tuvieron sus propios matices

Redacción Central |


Miles de personas participaron en actividades culturales y recreativas, además de las ceremonias religiosas que en cada territorio tuvieron sus propios matices

Con profundo respeto a sus tradiciones asociadas a la celebración anual de la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, el pueblo nicaragüense, en su gran mayoría cristiano, conmemoró la Semana Santa.

Miles de nicaragüenses retornaron al país para pasar con sus familiares las vacaciones y participar en actividades culturales y recreativas, además de las ceremonias religiosas que en cada territorio tuvieron sus propios matices.

En varios municipios de Nicaragua, padres, madres e hijos volvieron a vestir los trajes con que desde hace más de una centuria su familia representa escenas de la vida de Cristo, una costumbre muy popular que incluso ocupa los titulares de los periódicos y otros medios de la prensa local.

La Judea, como se le conoce a esta escenificación, constituye la expresión viva del teatro popular y religioso de más de un siglo en este país, al decir del especialista en tradiciones culturales Salomón Alarcón.

Los habitantes de las isletas del lago Cocibolca, el mayor de este país y segundo en amplitud de Latinoamérica, realizaron esa ceremonia a modo de vía crucis acuático, con la imagen de Jesús a bordo de una embarcación que es seguida por otras, desde lanchas hasta pequeñas canoas.

Mientras los artesanos de León elaboraron el viernes último más de 300 alfombras pasionarias con representaciones de pasajes bíblicos, para dar continuidad a una tradición de más de 75 años en la Semana Santa.

Otra práctica centenaria de los pueblos de Carazo, Masaya, Granada y Rivas, es la de las carretas peregrinas que con la bandera nacional y la católica blanca y amarilla, viajan en procesión al Santuario de Popoyuapa, donde veneran una antigua imagen de Cristo en ese templo.

En esta ciudad capital, alrededor de 30 mil personas emprendieron un vía crucis rumbo a la Catedral Metropolitana Inmaculada Concepción de María, muchos descalzo, acompañados de sus niños vestidos de ángeles, otros con los ojos vendados y una mano en el hombro de un guía, en señal de fe.

También en la Semana Santa de Nicaragua el pueblo degustó los platillos propios de la temporada como la sopa de queso, los pescados secos u horneados, acompañados de la chicha (bebida alcohólica), y entre los dulces el llamado aquí almíbar, la cusnaca y los buñuelos, entre otros.

El almíbar, a base de una mezcla de varias frutas, elaborada el pasado jueves en el capitalino puerto Salvador Allende para ocho mil comensales, se considera la más grande hecha hasta ahora en el país.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar