Nicaragua

Nicaragua centra su mirada en la explotación de los recursos renovables

La meta para el próximo quinquenio es llegar a generar del 85 al 90 por ciento mediante fuentes renovables y apenas un 10 por ciento con petróleo

Redacción Central |


La meta para el próximo quinquenio es llegar a generar del 85 al 90 por ciento mediante fuentes renovables y apenas un 10 por ciento con petróleo

Nicaragua centra su mirada en la explotación de los recursos renovables para reducir la participación de los hidrocarburos en la producción de electricidad y la dependencia externa, con costos cada vez más elevados y negativo impacto en la competitividad de sus ofertas.

Resuelto el déficit de generación y los constantes apagones de años recientes, el país se enfila a dejar atrás la dependencia de los combustibles fósiles.

El presidente ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), Ernesto Martínez Tiffer, definió que la meta para el próximo quinquenio es llegar a generar del 85 al 90 por ciento mediante fuentes renovables y apenas un 10 por ciento con petróleo.

Tras la puesta en funcionamiento de dos campos eólicos y una planta geotérmica, el aporte de las energías renovables asegura actualmente el 33 por ciento de la generación eléctrica nacional, explicó el especialista.

Cuando la nueva instalación geotérmica de San Jacinto Tizate trabaje a plenitud entregará cerca de 400 gigavatios, equivalentes a más o menos el 13 por ciento de la generación total del sistema; es decir, sólo ese centro permitiría un cambio notable de la matriz energética, indicó Martínez Tiffer.

Según el director ejecutivo de la agencia ProNicaragua, Javier Chamorro, en 2011 las inversiones extranjeras directas en el sector energético totalizaron unos 217 millones de dólares, para un crecimiento de 37 puntos porcentuales en relación con 2010, cuyo saldo ascendió a 158,88 millones.

Pero lo más significativo, explicó Chamorro en conferencia de prensa, es que casi el 70 de esas inversiones fueron en proyectos a partir de recursos renovables.

En fase de negociación con empresas foráneas, entre ellas la firma brasileña Electrobras, se halla uno de los planes de mayor envergadura: la central hidroeléctrica de Tumarín, cuya ejecución costará más de mil 100 millones de dólares y podría aportar 253 megavatios, confirmó el presidente ejecutivo de ENEL al canal 8 de la televisión nacional.

Para 2012, informó, las inversiones en la rama energética rondarán los 400 millones dólares en obras eólicas, hidroeléctricas y geotérmicas.

A la altura de 2007, el 80 por ciento de generación era a base de petróleo y apenas el 20 por ciento mediante los recursos naturales del país, modificar esa negativa correlación representa garantía de desarrollo.

De acuerdo con las proyecciones del Ejecutivo, a fines de 2016 las ejecuciones deben asegurar que el índice de electrificación llegue al 86,7 por ciento, con la incorporación de otras 306 mil viviendas, para beneficio directo de un millón 700 mil habitantes.

Hace apenas cinco años, Nicaragua contaba con una capacidad de generación eléctrica de 780 megavatios, mientras la cobertura de la red de distribución apenas cubría el 50 por ciento del territorio.

En cartera hay 12 proyectos para producir electricidad con fuentes renovables; en conjunto representarán una capacidad instalada de 681 megavatios, superior en 19 por ciento a la demanda pico registrada en 2011, indican datos oficiales.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar