Fiestas de San Lázaro en Masaya despliegan fe y tradiciones de los nicaragüenses

Los devotos asistieron a la iglesia para rendir culto acompañados de sus canes

Los devotos asistieron a la iglesia para rendir culto acompañados de sus canes


Miles de personas arribaron con sus perros este domingo a la Iglesia Magdalena de la ciudad de Masaya para rendirle tributo a San Lázaro.

Las fiestas de San Lázaro son todo un atractivo tanto para nacionales como para extranjeros, ya que es una de las manifestaciones religiosas más coloridas que existen en Nicaragua. En ella los fieles manifiestan su devoción hacia la imagen disfrazando a sus mascotas ya sea con motivos religiosos, folclóricos o como su imaginación les indique. Lo importante, según señalan, es agradecer a San Lázaro los milagros recibidos.

“Es el Santo más milagroso. Yo siempre me encomiendo a él. Hace 8 años me iban a operar y yo le pedí que intercediera por mí para que todo saliera bien, y pues Gracias a Dios todo salió bien. Desde entonces vengo todos los años aquí a la iglesia a agradecerle”, aseguró María de Los Ángeles Mercado, oriunda de Masaya, quien llegó acompañada de su perra “Canela”, disfrazada con un traje folclórico.

Muchos devotos llegan hasta Masaya procedentes también de otros departamentos, ya que la tradición poco a poco se ha esparcido por todo el país.

“Todos los años venimos con los perros desde Carazo. Tenemos familia aquí en Masaya, así que es parte de nuestra tradición y nuestra fe”, señaló Rosa Salmerón, habitante de San Marcos.

Salmerón manifestó ser devota de San Lázaro, porque gracias a él ha hecho muchos milagros.

“San Lázaro nunca me ha fallado. Cada vez que yo le pido un milagro él me lo ha concedido”, aseguró.

Cabe destacar que esta imagen, según sus fieles, es especialmente milagrosa para curar enfermedades de la piel.

“Yo estuve con una especie de sarpullido en todo el cuerpo, pasé más de una semana así y él fue el que me curó”, sostuvo Felicita Gómez, otra de las devotas.

El padre Jesús Tenorio, sacerdote de la Iglesia Magdalena, explicó que la devoción a esta imagen se remonta a la parábola bíblica de Lázaro “El Leproso”, el cual estando cubierto de llagas, era objeto de desprecio por todos, excepto de los perros que eran los únicos que se compadecían de él.

Como parte del fortalecimiento de las tradiciones del pueblo de Nicaragua, el Gobierno Sandinista, a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), lanzó un concurso para premiar a los canes mejor disfrazados.

En el concurso se premiaron los primeros lugares de las categorías religiosas, típicas y libres.

Asimismo, se realizó una feria, en la cual participaron artesanos de toda la ciudad de Masaya.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-El19 Digital)