Nicaragua

Avanzan gestiones para una mayor integración en Centroamérica

Han sido beneficiosas las acciones realizadas durante los últimos meses para una mayor integración en la región, que mejorará a la población del área

Redacción Central |

Han sido beneficiosas las acciones realizadas durante los últimos meses para una mayor integración en la región, que mejorará a la población del área

Las recientes Cumbre centroamericana, la mini-cumbre de Nicaragua, El Salvador y Honduras para tratar sobre el Golfo de Fonseca y las visitas oficiales que realizaron los cancilleres de El Salvador y Panamá a Nicaragua fueron acciones de avances de la integración del área en los últimos meses, para beneficio de la población del área.

Los mandatarios del Sistema de Integración de Centroamérica (SICA) exigieron este sábado que se cumpla el compromiso durante una reunión internacional en Guatemala, el 22 de junio pasado, de aportar tres mil millones de dólares a esta región para la defensa conjunta contra el crimen organizado y el narcotráfico, lo cual se ha cumplido en una pequeñísima cantidad.

El gobierno de Nicaragua ha fijado una clara oposición, desde antes de realizarse la cumbre este sábado en Guatemala, sobre la despenalización de la droga, porque ello significaría rendirse y aceptar una derrota.

Nicaragua reiteró que es necesario insistir en que tenemos que hacer valer los Acuerdos que se tomaron en Guatemala el año pasado, donde estuvieron representados los Estados Unidos, la Unión Europea y Japón.

En Honduras hubo otra cita cimera, en la que se trató el tema de la seguridad regional, donde cada presidente de país expuso la situación en su nación y las acciones que se deben acometer de forma individual y conjunta contra el crimen organizado y el narcotráfico en particular.

Como se expresó en varias ocasiones, Centroamérica es víctima del narcotráfico, porque en este territorio no se produce ni consume las llamadas drogas prohibidas, pero sucede que los grandes productores se encuentran en el sur del Continente, mientras que los mayores consumidores están en el norte del mismo continente, por lo que estamos en el medio de la vía de traslado de un punto a otro, con los trastornos que causa a nuestros países.

La población centroamericana es la más pobre del continente, con excepción de Haití, que está en el Caribe, por lo que la falta de recursos facilita a los capos de la droga involucrar a jóvenes, fundamentalmente, en el trasiego de los estupefacientes hacia el norte, sea México, Estados Unidos o Canadá.

Es por ello que coincidieron en que una de las primeras medidas es eliminar la extrema pobreza, disminuir gradualmente la pobreza y elevar las posibilidades de desarrollo de la población, la cual tiene como característica general que una parte grande carece de recursos económicos para vivir y, además, un alto por ciento de analfabetismo o baja instrucción.

Pero para eliminar estos dos aspectos, importantes para poner freno a las gestiones de los capos para la captación de traficantes de drogas, se requiere de voluntad política de los gobernantes de cada país, recursos económicos, materiales y humanos, sobre todo de maestros y alfabetizadores.

Además, la defensa colectiva del área requiere de una colaboración multinacional, sobre todo para el intercambio de informaciones entre los cuerpos que llevan a cabo las acciones contra ese tipo de delito.

La cita de los presidentes de Nicaragua, Honduras y El Salvador para tratar sobre el Golfo de Fonseca y unir fuerzas en beneficio del desarrollo de la población de esa área, que implica a los tres países, fue otra acción más para elevar la integración económica y social por encima de las armas, como ocurrió en el pasado.

Tras arduo trabajo de comisiones integradas por las tres naciones, se podrá llevar a la realidad la Declaración de Managua, suscrita en octubre del 2007, la cual señala que el Golfo de Fonseca es una zona de Paz, Seguridad y Desarrollo Sostenible.

No hay dudas que la población de los tres países en ese golfo lo agradece, porque tanto pescadores, trabajadores del turismo y portuarios, que son las principales actividades económicas del lugar, serán beneficiados y habrá más confianza por nacionales y extranjeros de visitar el golfo y disfrutar de los regalos de la naturaleza en esa zona, bañada por el mar.

El Comandante Daniel recibió en Managua durante la segunda mitad de este mes a su homólogo panameño, Ricardo Martinelli, con quien sostuvo reuniones oficiales, en las que trataron temas relacionados con los vínculos bilaterales e internacionales, fundamentalmente de Centroamérica. Ambos gobernantes expresaron su interés de elevar sus relaciones comerciales y eliminar trabas para este objetivo.

Los dos mandatarios coincidieron en fortalecer el Sistema de Integración Centroamericana, así como elevar la colaboración y el comercio intrarregional. Martinelli viajó con un grupo de empresarios de varios sectores económicos, quienes sostuvieron reuniones con colegas nicas, para ampliar el comercio bilateral. Uno de los primeros pasos dados en ese sentido ha sido el de eliminar trabas para la exportación de carne vacuna nica a Panamá.

Otro de los sucesos de importancia ocurridos recientemente fue la reunión del presidente de Nicaragua, comandante Daniel con la Junta Directiva del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), cita que se hace cotidianamente por ambas partes.

El Presidente del PARLACEN, Manolo Pichardo, comentó que entre los aspectos que trataron con el mandatario nicaragüense se encuentran los alcances de la estrategia regional de combate al narcotráfico y al crimen organizado, así como la eliminación de roaming; la definición de una política de cielos abiertos en el área; la consolidación o fortalecimiento de ese cuerpo legislativo y el avance del proceso de unión aduanera.

También las visitas de los cancilleres de Panamá, y de El Salvador, Hugo Roger Martínez Bonilla, a Nicaragua fueron acciones en beneficio de la integración regional, porque no solo se trataron temas bilaterales, sino que la agenda en ambos casos contempló situaciones existentes en Centroamérica y la mejor forma de enfrentarlas, mediante la colaboración entre los países del área.

En reuniones por separado, los ministros de Relaciones Exteriores de El Salvador y Panamá con el canciller de Nicaragua dejaron claro la semana pasada la necesidad de ese empuje que necesita nuestra región para una mayor integración y para enfrentar los desafíos que tenemos, para lo cual instruyeron a sus especialistas para que propongan, en breve las medidas convenientes para el desarrollo de sus vínculos bilaterales y de Centroamérica.

En el caso de la cita entre Nicaragua y El Salvador, se prevé tener las medidas necesarias antes de la próxima reunión de la Comisión Binacional, la cual debe efectuarse en el segundo semestre del presente año.

Los tres países reiteraron su firme compromiso con la integración regional, al tiempo expresaron que seguirán impulsando iniciativas para el fortalecimiento del SICA y el avance sustancial en todos los ejes de trabajo que se han priorizado, particularmente en torno a las Estrategia de Seguridad de Centroamérica, cuya formulación y ejecución constituye un paso trascendental para el área y un claro avance en materia de integración regional.

Este panorama demuestra el deseo de los países del área de unir sus fuerzas en aspectos tan importantes como los de unirse en la defensa de la región y el desarrollo económico, con el objetivo de elevar el nivel de vida de toda la población centroamericana.

también te puede interesar