Nicaragua

Congreso de la Juventud Sandinista debatió tema ambiental

Jóvenes ambientalistas del Movimiento Guardabarranco, consideraron que la toma de conciencia es clave para mitigar los efectos que ocasiona el calentamiento global en nuestro país

V Congreso Nacional de la Juventud Sandinista 19 de Julio
La segunda sesión de trabajo del V Congreso de la Juventud Sandinista 19 de Julio dedicó una buena parte de la jornada del sábado a debatir el tema ambiental y forestal. | El 19 Digital

Redacción Central |

Jóvenes ambientalistas del Movimiento Guardabarranco, consideraron que la toma de conciencia es clave para mitigar los efectos que ocasiona el calentamiento global en nuestro país

La segunda sesión de trabajo del V Congreso de la Juventud Sandinista 19 de Julio dedicó una buena parte de la jornada del sábado a debatir el tema ambiental y forestal, oportunidad en la que los jóvenes pudieron conocer lo relacionado al calentamiento global y sus consecuencias para la humanidad, lo que se significa tomar acciones para adaptarnos ante las alteraciones de los ciclos climatológicos.

Los jóvenes ambientalistas del Movimiento Guardabarranco, consideran que la toma de conciencia sobre el tema ambiental, es la clave para aprender a mitigar los efectos que ocasiona el calentamiento global en nuestro país.

En esta sesión de trabajo participaron unos 153 coordinadores municipales del Movimiento Ambientalista Guardabarranco, que han participado en un sinnúmero de jornadas dedicadas a la promoción y cuido del medio ambiente.

En el V Congreso Nacional de la Juventud “Juventud Divino Tesoro-Rubén Darío, Príncipe de las Letras Castellanas”, participan miles de jóvenes de los diferentes movimientos culturales, ambientales, deportivos y sociales de la Juventud Sandinista, que diseñan parte de las acciones que van a protagonizar en los próximos meses y años.

El coronel Jorge Castro, director del Instituto Nacional de Estudios Territoriales (INETER), junto con los compañeros Angélica Muñoz, directora de geofísica y Marcio Baca de la dirección de meteorología, disertaron sobre el tema ambiental y sísmico con los jóvenes del Movimiento Guardabarranco.

Castro destacó que desde el INETER se trabaja en un plan para fortalecer las capacidades de la institución, básicamente en los diferentes sistemas de alerta temprano en cuanto a tsunami, terremotos y variaciones del clima.

Lo que se pretende es crear una cultura de prevención de riesgos ante las consecuencias del cambio climático. Los jóvenes tuvieron la oportunidad de hacer consultas y brindar sus comentarios de qué acciones se deben tomar para disminuir los daños al medio ambiente.

Hemos hablado mucho del cambio climático, cuáles son sus efectos y qué medidas se deben implementar, desde el modelo del Poder Ciudadano, desde la comunidad y el apoyo de nuestras autoridades, para llevar adelante los planes de adaptación del cambio climático, dijo Castro.

Durante el conversatorio con los jóvenes, se patentizó que todos los seres humanos y en el caso particular de Nicaragua, se debe preparar ante los efectos del cambio climático y para desarrollar una cultura más efectiva en cuanto al cuido del medio ambiente y cómo contrarrestar las amenazas con planes de prevención desde la comunidad.

La única forma es disminuir la vulnerabilidad, estar preparados siempre y desarrollar planes de contingencia que la población conozca y los ejercite, que la población esté debidamente informada cuando se va a producir una situación que ponga en riesgo su vida, señaló Castro.

Les hizo ver a los jóvenes que en estas situaciones, es importante el trabajo que realizan en cada uno de los territorios y comunidades.

Ustedes deben ser un instrumento que les sirva a la población de su territorio, para desarrollar su vida en las mejores condiciones y con las mejores opciones para la seguridad y la sobre vivencia de esa población. Eso explica que ustedes son los primeros llamados en tener esa cultura de prevención frente a los desastres y ser impulsores de los planes de mitigación y prevención que se desarrollen en su territorio, les recomendó.

Castro manifestó a los jóvenes que la depredación del sistema ambiental mundial, tiene su origen precisamente desde la colonización de Europa a América y después con el desarrollo de la industria, como una de las primeras manifestaciones del modelo capitalista.

Le dijo a los jóvenes que Nicaragua es un país que tiene muchas amenazas en el tema ambiental, sísmico, volcánica y la vulnerabilidad creada por la forma como se ha venido utilizando la tierra. Subrayó que la cultura de prevención de riesgo debe estar presente en cada una de las actividades que desarrollamos, que incluye construcción de viviendas, infraestructura de desarrollo y el impacto ambiental que ocasionamos.

Indicó que los cambios constantes del clima, no son antojos de la naturaleza, sino más bien el resultado de los efectos del cambio climático, que provoca el llamado calentamiento global que origina las variaciones en la temperatura terrestre, provocando que los fenómenos climatológicos sean recurrentes, agresivos y constantes.

Les explicó que el calentamiento global se debe a la emisión de gases de efecto invernadero, que son muy asociados a la industrialización y ahora las grandes potencias económicas rechazan disminuir los niveles de dióxido de carbono que expulsan a la atmósfera.

Señaló que naciones con economía emergentes como China, India y Brasil también rechazan estar controladas en sus emisiones de gases.

El joven Álvaro Noguera, de la Red de Comunicadores de la Juventud Sandinista, consultó sobre el tema de las fallas geológicas y las amenazas de un terremoto en Nicaragua, a lo que la compañera Angélica Muñoz, directora de geofísica, contestó que es difícil predecir cuándo ocurrirá un evento sísmico que sea considerado terremoto, pero sí se pueden contrarrestar los efectos y daños del mismo.

Muñoz le contestó que Managua es atravesado por 27 fallas sísmicas activas, lo que convierte a la ciudad en una zona altamente peligrosa y Castro afirmó que “hicimos Managua (la capital) donde era el lugar menos indicado.

De acuerdo con el historial de sismo de gran magnitud, estamos en tiempos que suceda uno en Managua, pues en 1880 ocurrió uno, otro en 1931 y el último en 1972, es decir cada cuatro décadas.

Comentó que todas las lagunas que existen en Managua, hace muchísimos años son centros eruptivos y sísmicos. “Una erupción del volcán Masaya puede cubrir no solamente a Masaya, sino a Managua y todos sus alrededores, por eso Managua es una ciudad altamente vulnerable”

Debemos de estar preparados, que la población edifique casas sismo-resistentes, y para esto va a haber un plan de capacitación para masificar los elementos constructivos básicos, mínimos que debe tener una vivienda y esto va a ser dirigido a todos los maestros de obras, anunció Muñoz.

Castro les manifestó a los jóvenes ambientalistas, que en Nicaragua se promueve y se impulsa un proyecto político que defiende la naturaleza y todas las expresiones de vida, al cual la juventud y toda la sociedad deben responder en cuanto a sus necesidades y pueda desarrollarse de manera óptima.

Dijo que no se puede renunciar al desarrollo, pero este debe hacerse sin crear acciones que lastimen el medio ambiente y pongan en riesgo a la humanidad.

también te puede interesar