Nicaragua

Indígenas bolivianos se aproximan a La Paz

La marcha a favor de la construcción de una carretera en el Tipnis permanecerá desde hoy hasta el lunes en la localidad de Achica Arriba, a 45 kilómetros de la capital

Indios bolivianos
La marcha a favor de la construcción de una carretera en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis) permanecerá hoy en la localidad de Achica Arriba, a 45 kilómetros de La Paz, como parte del trayecto rumbo a esta capital. | Internet

Redacción Central |

La marcha a favor de la construcción de una carretera en el Tipnis permanecerá desde hoy hasta el lunes en la localidad de Achica Arriba, a 45 kilómetros de la capital

La marcha a favor de la construcción de una carretera en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis) permanecerá hoy en la localidad de Achica Arriba, a 45 kilómetros de La Paz, como parte del trayecto rumbo a esta capital.

Los marchistas del Consejo Indígena del Sur (Conisur) arribaron este jueves a dicho territorio, donde permanecerán hasta el lunes, para reponer fuerzas y con la intención de evitar las lluvias y las bajas temperaturas que azotan a La Paz desde hace tres días.

Los indígenas también tienen como objetivo encontrar medicinas, agua, alimentos y ropa, sobre todo, antes de continuar su camino hacia el Palacio de Gobierno, a donde tenían previsto llegar el próximo 30 de enero.

Sin embargo, si salen el día 30 de Achica Arriba es poco probable que puedan superar la distancia que le separa de la sede del Ejecutivo.

Mientras, la gobernación del departamento de La Paz inició una campaña para recolectar ayuda para los marchistas porque, según el gobernador César Cocarico, la población y las organizaciones no le han prestado la misma atención que a la marcha de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob).

Cocarico manifestó su preocupación y extrañeza por la falta de solidaridad hacia los marchistas del Conisur, motivo por el cual el gobierno departamental ha decidido organizar una campaña de solidaridad.

Por el momento, anunció la donación de dos mil frazadas e igual cantidad de ponchos, entregados por el Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para La Infancia (Unicef).

Al mismo tiempo, adelantó que la gobernación prevé hacerse cargo de la estadía de los marchistas, a pesar de que no es responsabilidad del gobierno departamental.

El gobernador llamó a los bolivianos, a las organizaciones e instituciones a colaborar con enseres, víveres, medicamentos, agua y ropa para paliar las necesidades de los indígenas.

El dirigente quiere que los paceños sean tan hospitalarios como siempre y aseguró que el centenar de niños que acompaña la marcha serán alojados en un albergue.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Prensa Latina)

también te puede interesar