Desarrollan en Nicaragua producción de miel orgánica

Coopera IICA en desarrollo de miel para consumo nacional y exportación

apicultor - miel organica
Los apicultores nicaragüenses desarrollan la producción de miel orgánica Internet

Coopera IICA en desarrollo de miel para consumo nacional y exportación

Los apicultores nicaragüenses desarrollan la producción de miel orgánica, aplicando tecnologías novedosas para mantener su elevada calidad, la cual ha sido certificada y demostrada con el aumento de exportaciones en los primeros nueve meses del presente año, así como la promoción para elevar su venta para el consumo nacional.

Datos del Banco Central de Nicaragua señalan que la miel natural se exporta a Alemania, Bélgica República Popular China, China (Taiwán), Estados Unidos, Francia, Venezuela, Costa Rica., El Salvador y Honduras, con ventas de 013 mil 158 kilogramos en 2010, mientras que estas se elevaron durante los primeros nueve meses del presente año a 238 mil 738 kilogramos.

Félix Linarte, Presidente de la Comisión Nacional Apícola de Nicaragua, organización que aglutina a la mayoría de los apicultores del país, señaló en la página web de la entidad que uno de los principales objetivos de la agrupación es desmitificar el consumo de la miel en la población local, que la utiliza solo para uso medicinal. En Europa se consume un percápita cinco veces superior al del nicaragüense.

Organizaciones de los departamentos de Managua, León y Boaco, que reúnen a más de 400 apicultores con unas nueve mil 840 colmenas, mantienen desde el año 2005 vínculos con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el cual facilita novedosas tecnologías, incluso se incorporó la producción orgánica, que favorece el aumento de rendimientos y calidad de la miel.

Una información publicada por el IICA señala que se incorporaron tecnologías de producción orgánica en el área productiva, como es la alimentación para mantener estable el panal durante todo el año; de reproducción y cambios periódicos de abejas reina, con lo cual se incrementa la población de las colmenas, en especial de las recolectoras de miel y polen.

Con la cooperación del IICA se inició el acceso de la producción de miel a los mercados nacionales y extranjeros, con participación en ferias locales e internacionales, así como se efectuaron negociaciones directas con empresas importadoras de Europa y los Estados Unidos.

Las organizaciones de apicultores vinculadas con el IICA, tras elevar la calidad de la miel, iniciaron el proceso de certificación orgánica y mejoraron las condiciones materiales del proceso de transformación, para lo cual esta entidad regional facilitó mesas, centrífugas, encorchadores, diseño e impresión de etiquetas, así como otros productos.

Tras cumplimentar los requerimientos exigidos sobre la calidad de la miel, las organizaciones de apicultores obtuvieron en el año 2009 la certificación orgánica, junto con su estructura de técnicos y productores organizados en los Sistemas Internos de Control.