Continúan críticas a carretera tica en ribera del río San Juan

Además del daño ecológico puede facilitar el tráfico de drogas

Además del daño ecológico puede facilitar el tráfico de drogas

La construcción de una carretera costarricense en las cercanías del río San Juan de Nicaragua continúa con el derribo de árboles y desbroce de terrenos, lo cual agrava el daño medioambiental en esa zona.

Eso incluye retroexcavadoras de las empresas constructoras ticas que aceleraban los trabajos de apertura de la autopista en la línea limítrofe del río, pese a la protesta del gobierno nicaraguense.

Residentes en la zona afectada y expertos esperan una evaluación exhaustiva que permita fundamentar la dimensión de los daños que sufre el ecosistema de ese lugar, con afectaciones a la flora, la fauna y los recursos hídricos, dijo la ambientalista del Refugio Bartola, Sandra Castrillo.

Además de los daños al ecosistema, se plantea que esa carretera puede facilitar el tráfico de drogas y sus consecuencias nefastas para el país.