Nicaragua

Las elecciones se realizaron con transparencia, dijo Cardenal Obando

Hay que agradecer al Señor que ha iluminado las mentes de los nicaragüenses, subrayó

Cardenal Miguel Obando y Bravo
Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo dijo que tenemos que darle gracias a Dios que el proceso electoral se realizó con cierta tranquilidad, con cierta Paz. | César Pérez

Redacción Central |

Hay que agradecer al Señor que ha iluminado las mentes de los nicaragüenses, subrayó

En una entrevista concedida a los medios del Poder Ciudadano,Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo dijo que “tenemos que darle gracias a Dios que el proceso electoral se realizó con cierta tranquilidad, con cierta Paz” y destacó la madurez que el pueblo nicaragüense ha desarrollado para saber elegir a sus gobernantes.

El Cardenal Miguel expresó que “hay que agradecerle al Señor que ha iluminado las mentes de los nicaragüenses y ojalá que nosotros sigamos trabajando siempre para arreglar nuestros problemas por cauces civilizados”.

Comentó que él pudo observar que las elecciones se realizaron en un clima de tranquilidad y serenidad.

Al respecto indicó que “nuestro pueblo ha madurado y cuando una persona es madura ella sabe mantener el equilibrio emotivo y sabe tomar decisiones ponderadas, me parece que nuestro pueblo ha alcanzado un grado de madurez y realmente sabe obrar con rectitud”.

El Cardenal recordó que en elecciones pasadas siempre había dificultades entre los partidos, pero “hoy parece que nuestro pueblo ha madurado” dijo.

No obstante reconoció que hubo algunas fallas, pero recalcó que las elecciones se realizaron con transparencia, y el pueblo acudió calmo y sereno, yendo a depositar su voto con mucha responsabilidad.

Ante los constantes llamados a la violencia, por parte de los candidatos opositores que el pueblo desaprobó, Su Eminencia dijo que ojalá en este momento, post elecciones, se mantenga la calma y la serenidad.

Comentó que observó cómo el pueblo mostró civismo para depositar su voto y agregó que “ojala que no estemos provocando la violencia, porque la violencia engendra siempre violencia”.

Por lo tanto hizo un llamado para que tratemos de mantener la calma y la serenidad, aunque manifestó que en las elecciones se hizo un esfuerzo para que se realizaran en un clima tranquilo.

Su Eminencia destacó que durante el presente periodo de gobierno el cual culmina este año, “el gobierno se interesó por el Plan Techo, se interesó para que tuvieran sus terrenos con sus escrituras y naturalmente el pueblo agradece”.

Consideró que el reto para el próximo periodo que inicia en Enero del 2012, es seguir trabajando todos “buscando siempre la armonía y la paz” pero para ello el pueblo “debe seguir madurando”.

Por tal razón reiteró que en Nicaragua “no queremos violencia, vuelvo a repetir: la violencia engendra violencia y nuestros problemas debemos arreglarlos siempre por causes civilizados”.

Respecto al proceso de acompañamiento que se desarrolló en las elecciones, el Cardenal Miguel consideró que se realizó un trabajo con mucha seriedad y que se hizo un esfuerzo para arreglar los problemas en forma civilizada.

“Hubo sus acompañantes electorales, acompañantes nicaragüenses y acompañantes extranjeros, creo que nuestro pueblo va madurando y se ha dado cuenta que los problemas debemos resolverlos siempre por cauces civilizados y no por la violencia”

Su Eminencia consideró que los proyectos sociales que ejecuta el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional han beneficiado al pueblo nicaragüense.

“Y hablo con conocimiento de causa, porque yo he andado en todos los lugares, recorriendo y veo que se está favoreciendo no solamente a sandinistas, sino también a gente que no es sandinista” aseguró.

Particularmente se refirió a la participación de las mujeres en las elecciones y resaltó que no solamente en el proceso electoral, sino en todos los procesos y lugares como la ciudad y el campo, las mujeres están participando y también están alcanzando un cierto grado de madurez.

Finalmente el Cardenal Miguel afirmó que tenemos que amarnos como nicaragüenses que somos y debemos aceptar los resultados.

“Creo que los resultados… tenemos que aceptarlos y evitar la palabra que hiere, que lastima, porque esas palabras que hieren y lastima van creando un clima de violencia y nosotros ya debemos enterrar la violencia y arreglar nuestros problemas siempre por causes civilizados”.

también te puede interesar