Nicaragua

Este domingo es un día trascendental para la historia de nuestro país

Así lo aseguró el Padre Antonio Castro, párroco de la Iglesia La Merced del Barrio Larreynaga

Padre Antonio Castro
Padre Antonio Castro, párroco de la Iglesia La Merced del Barrio Larreynaga. | Multinoticias

Redacción Central |

Así lo aseguró el Padre Antonio Castro, párroco de la Iglesia La Merced del Barrio Larreynaga

No es solamente un día especial, es un día trascendental para la historia de nuestro país, porque el pueblo está tomando una opción, una decisión madura, reflexionada, meditada, afirmó este domingo el Padre Antonio Castro, párroco de la Iglesia La Merced del Barrio Larreynaga, quien reiteró el llamado de la Iglesia a defender la vida.

Calificó este seis de noviembre cuando se realizan las elecciones nacionales, como un día histórico para Nicaragua, porque el pueblo depositará su voto para elegir a sus autoridades que conducirán los destinos de la Nación a través de programas en beneficio de las grandes mayorías, que son los pobres.

El padre Castro depositó su voto en horas de la mañana en una JRV ubicada cerca de su parroquia La Merced y previamente ofició una misa solemne durante la cual oró por la Paz y la Reconciliación en Nicaragua.

En declaraciones a los periodistas abogó porque los nicaragüenses conserven la calma durante las elecciones y abogó porque defiendan el derecho a la vida a la luz del Evangelio.

El religioso reiteró que hay que defender “el derecho a la vida, el derecho a vivir, el derecho a nacer, a realizarse”. “No hay nadie, nadie tiene el derecho de quitar la vida si es Dios el que la da y es él el que la quita; no podemos hacer uso nosotros de ese don que es de Dios”, reflexionó.

“De Dios somos, a Él le pertenecemos, ya Pablo lo dice: somos de la vida y de la muerte, somos del Señor, entonces nadie puede disponer de la vida de otra persona, más bien tiene la responsabilidad, de promoverla, cuidarla, educarla, acrecentarla como persona como hija de Dios”, dijo.

 

 

también te puede interesar