Nicaragua

Llaman líderes religiosos a la población a votar en paz y tranquilidad

Pidieron a los nicaragüenses meditar en estas últimas horas y asistir de forma masiva a los Centros de Votación

Votaciones en paz y tranquilidad
Llaman líderes religiosos a la población a votar en paz y tranquilidad. | César Pérez

Redacción Central |

Pidieron a los nicaragüenses meditar en estas últimas horas y asistir de forma masiva a los Centros de Votación

Un llamado a la población a acudir a ejercer su derecho al sufragio en paz y tranquilidad, desechando cualquier llamado de violencia hicieron diferentes líderes católicos y evangélicos de Nicaragua a pocas horas de realizarse los comicios generales.

Neftalí Cortez, presidente del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas de Nicaragua, llamó a la población a meditar en estas últimas horas y participar de forma masiva a los Centros de Votación.

Indicó que en las diferentes iglesias evangélicas, se está llamando a la feligresía a votar y hacer de estos comicios una verdadera fiesta cívica.

Todo lo que se va a realizar, todas las elecciones, que sea una fiesta cívica. Esto quiere decir que les estamos haciendo un llamado a todos los nicaragüenses, sin distingos denominacionales, raciales… todos a dar nuestro voto por el candidato de nuestra preferencia, le hago un llamado a todos los nicaragüenses para que este proceso, sea una fiesta cívica, dijo Cortez.

Llamó a los políticos a tener cordura y desistir de hacer llamados a la violencia, pues lo primordial es traer paz y tranquilidad en este proceso, el cual debe contribuir al desarrollo de la nación.

En nuestra iglesia hemos estado en un proceso de oración, orando para que este proceso termine felizmente, para que todos los observadores internacionales puedan participar y también para que sea un proceso limpio, dijo el líder evangélico.

Monseñor Bismarck Carballo, párroco de la Iglesia Espíritu Santo en Managua, recordó a la población que debe optar por aquellos programas, que defiendan la vida y brinden bienestar a los nicaragüenses.

Me preocupa que algunos estén alimentando un espíritu de violencia. La violencia engendra más violencia y como se ha dicho siempre, la violencia se sabe dónde comienza y no cómo termina. Los nicaragüenses deberíamos de poner oído sordo a cualquier llamado de violencia y tratar de ejercer el derecho con alegría, con responsabilidad, señaló Carballo, al rechazar los llamados al caos que hacen agrupaciones que sin haber comenzado los votos se siente perdedora de los comicios.

Lamentó que estos grupos deseen convertir a Nicaragua en “polvorín” sin importarle el dolor y sufrimiento que pueda ocurrir en las familias, si se logran su cometido.

Recordó que la única manera de superar el trauma, que en el pasado ocasionó la guerra en el país, fue el perdón y la reconciliación, por lo que llamó al pueblo a orar y participar en el proceso en paz y tranquilidad.

Yo diría hoy, que es tiempo no solamente condenarla, sino desterrar la violencia, lamentablemente pareciera que algunos están queriendo copiar algunos modelos en la parte del mundo árabe, pero la verdad que esto no es repetible, los pueblos no se parecen y Nicaragua no creo que vaya a caer en ese juego, estimó Carballo.

El padre Antonio Castro, de la Iglesia La Merced en el barrio Larreynaga, dijo que Nicaragua debe demostrar al mundo que somos amante de la paz y convertir estas elecciones en una fiesta cívica.

Debe ser una fiesta donde cada quien va a tomar una opción para elegir sus autoridades y retomando la carta de los obispos de Nicaragua, nos dice que a la hora de decidir un voto, hay que inclinarse dicen ellos, por programas, no por personas, por programas políticos que favorezcan la salud, la vivienda, la educación, la cultura, el trabajo, la equidad, en fin la vida, la estabilidad para un pueblo, señaló Castro.

Tanto Carballo, como el padre Antonio Castro, recordaron que los obispos en la Carta Pastoral, dieron a conocer los criterios que debe ser tomado en cuenta por los cristianos, para dar su voto, entre estos la promoción y defensa de la vida.

Yo en lo personal dije, no esperemos una luz divina el seis de noviembre, Dios ilumina, pero debemos de estudiar las propuestas de los candidatos, escuchar la sugerencia de nuestros obispos.

también te puede interesar