Nicaragua

Rosario: Nicaragua vive con confianza, con fe en el presente y en el porvenir

Las familias nicaragüenses queremos trabajo y paz, vivir bien, vivir mejor, vivir con derechos, dignidad, libertad, fraternidad, agregó

Redacción Central |

Las familias nicaragüenses queremos trabajo y paz, vivir bien, vivir mejor, vivir con derechos, dignidad, libertad, fraternidad, agregó

Nicaragua vive hoy con fe y esperanza gracias a los Milagros de Dios que han ocurrido en el país, como la restitución de los derechos culturales, sociales y políticos de los nicaragüenses, destacó hoy la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo.

En declaraciones a Multinoticias Canal 4, la compañera Rosario señaló que “conversando con familias, con mujeres, con la juventud, vemos como expresan orgullo de este tiempo transcurrido en bienaventuranza porque lo que priorizan las familias nicaragüenses es la tranquilidad, la paz y ese proceso en el que hemos venido recuperando nuestros derechos en el plano material en el plano cultural en el plano social, en el plano político”.

“Ese es milagro de Dios en Nicaragua, el proceso de restitución de derechos en Nicaragua, la calma la tranquilidad que vivimos las familias nicaragüenses desde la reconciliación y la unidad por el bien común”, subrayó.

De acuerdo a Rosario Nicaragua está viviendo en positivo, con optimismo, con buen corazón y con esperanza, y que todas estas cosas son precisamente Milagros del Señor.

“Nicaragua vive con confianza, vive con fe en el presente y en el porvenir, esos son milagros del Señor. Las familias nicaragüenses queremos trabajo y paz, vivir bien, vivir mejor, vivir con derechos, dignidad, libertad, fraternidad”, destacó.

La compañera hizo especial énfasis en la paz como elemento fundamental del porvenir de los nicaragüenses. “Dios bendice a quienes trabajan por la paz, los nicaragüenses, estoy segura, estamos trabajando por la paz, por eso Dios nos bendice con porvenir, con luz, con amor, con más paz, mas unidad”, sostuvo.

Indicó que por cada uno de estos milagros que se han manifestado en el país, los nicaragüenses no tenemos más que agradecerle a Dios. “Todos los nicaragüenses sabemos que debemos dar gracias por los milagros, por las bendiciones, por los prodigios que se han venido operando en Nicaragua, el milagro de la paz, el milagro de la unidad, el milagro de la reconciliación”, expresó.

Rosario destacó que los nicaragüenses han ido poco a poco abriendo su corazón y liberándolo de resentimientos, rencores y odios. “El corazón está llenándose de amor. Ese es otro milagro de Dios en Nicaragua”, aseguró.

La compañera dijo que gracias a Dios en diciembre la Operación Milagro llegará a las 100 mil cirugías realizadas, para restituirle la vista a igual número de nicaragüenses. Igual sucede, según indicó, con los casi 15 mil médicos desplegadas en todo el país, quienes con su empeño han logrado realizar un millón 525 mil visitas casa por casa con diagnósticos y medicamentos. Destacó de la misma manera a las 130 mil mujeres beneficiadas con el programa Hambre Cero, las casi 300 mil mujeres jefas de familia que trabajan con el programa Usura Cero, los casi 300 mil techos dignos, los 140 mil títulos de propiedad, las 40 mil viviendas solidaridad, y las 30 mil cuadras que se han mejorado gracias al programa calles para el pueblo. “Hechos son amores, no buenas razones”, expresó.

Rosario agradeció igualmente a Dios por los kilómetros de carreteras reconstruidas o nuevas que se han hecho en el país. En relación a esto, dijo que casualmente este viernes se está firmando en Bluefields con cooperación del Japón el proyecto de construcción del tramo carretero que va del sector de Naciones Unidas, en el municipio de Nueva Guinea, hasta la ciudad de Bluefields.

“Es una carretera que en 18 meses será una realidad, porque ya está el financiamiento gestionado con este gobierno, ya está el compromiso del respaldo solidario del gobierno del Japón y ya está la disposición de trabajar por el bienestar, por esa comunicación fluida de la Región Autónoma del Atlántico Sur con el resto de nuestra Nicaragua”, señaló.

Mencionó los centenares de buses nuevos que hoy “dignifican el transporte de las familias de Managua”, el Programa Amor para los más Chiquitos, la seguridad y soberanía alimentaria, los paquetes alimentarios que se entregan a las madres de héroes y mártires, a los casos críticos de discapacidad y a los adultos mayores.

Asímismo se refirió al Bono Solidario Ampliado, con el que se benefician más de 160 mil trabajadores y jubilados. En cuanto al sistema educativo, agradeció a Dios por los centenares de miles de becas que el gobierno entrega tanto en primaria, segundaria como en las universidades; la merienda escolar a más de 1 millón de niños, el sexto grado en las escuelas, y el combate efectivo al analfabetismo.

En lo productivo, señaló la capacitación y el financiamiento justo a las pequeñas y medianas empresas. “Damos gracias a Dios por tanta inversión, por los empleos y trabajos dignos que se derivan de esas inversiones, por el turismo sensible, respetuoso de nuestra cultura, promotor de trabajo y paz, por nuestro bienestar”, manifestó.

Agradeció igualmente el trabajo que realizan los movimientos ambientalistas en el Río San Juan, asegurando así “que Nicaragua es dueña y soberana” sobre ese rio. “Damos gracias a Dios por nuestra naturaleza, por nuestro ambiente, por el privilegio de esta Nicaragua linda, de esta Nicaragua libre”, sostuvo.

Destacó la alianza entre empresarios, trabajadores, movimientos sociales y gobierno, lo cual ha representado la unidad de los nicaragüenses “por el bien común”, y la reconciliación “en las prácticas económicas”.

“Damos gracias a Dios por una juventud que vive en paz, en libertad, en solidaridad, comprometida con valores, dispuesta al bien. Una juventud vigoroso, llena de fuerza, saludable, llena de libertad”, manifestó.

Hizo especialmente mención también el apoyo de Dios para enfrentar con responsabilidad los desastres y calamidades provocados por el cambio climático. Igualmente por “ayudarnos a promover y defender la familia, los valores familiares, la unidad familiar”; y “por ayudarnos a promover y defender la vida en todas circunstancias. Por ayudarnos a ser firmes y a dar testimonio y en cada momento, de nuestra fe, de nuestra firme convicción cristiana, de nuestro inalterable compromiso solidario”, sostuvo.

Para la compañera también es digno de mencionar la promoción de “la alegría, la recreación y el deporte”. “Damos gracias a Dios por ayudarnos todos los años a traer el Parque de la Niñez Feliz”, destacó. “Damos gracias a Dios por tantas cosas, por todo lo que tenemos hoy en Nicaragua y lo que con su fuerza, con su bendición vamos a tener”, manifestó.

“El pueblo nicaragüense vive, se mueve, vibra con Dios, y sabe que Dios obra todos los prodigios, que de sus manos, vienen los milagros, que el pueblo está viviendo ya estos milagros. El pueblo, las familias nicaragüenses que confiamos y creemos, que nos reconocemos como instrumentos de su paz, de su amor, de luz, vida y verdad”, añadió.

Rosario expresó que los nicaragüenses hemos trabajado duro para construir este país que hoy tenemos, “y para continuar realizando las transformaciones que nos den mejoría en la vida. Estamos trabajando duro.

Seguiremos con el favor de Dios y del pueblo trabajando duro, durísimo, para que Nicaragua siga siendo bendita próspera, llena de fe, llena de amor, libre y triunfante”.

La coordinadora del Consejo de Comunicación, les reiteró a las familias nicaragüenses la certeza de que “este domingo viviremos un proceso electoral ejemplar, sin precedentes en nuestra historia”, y con la seguridad de que sus votos cuentan y que se respetará la voluntad de las mayorías.

“Para eso trabajamos como Estado, como Gobierno; para eso trabajamos como ciudadanos capaces, activos, informados, esos ciudadanos que hoy somos llenos de derechos, con una conciencia clara de nuestros derechos de cómo contamos para esta Nicaragua que tanto nos ha costado construir”, dijo finalmente la compañera Rosario.

también te puede interesar