Construcción de refinería ALBA en Miramar toma forma rápidamente

La planta tendrá una capacidad de procesar 150 mil barriles de petróleo por día

La planta tendrá una capacidad de procesar 150 mil barriles de petróleo por día

La construcción de la primera etapa del complejo petrolero El Supremo Sueño de Bolívar toma forma rápidamente y en el lugar donde se edificará esta refinería ya se intensificaron los trabajos para estabilizar las bases y sub-bases donde estarán instalados los tanques petroleros de almacenamiento.

En la zona de Miramar la maquinaria de Albaequipos está terminando de construir las bases donde se instalarán los tanques de almacenamiento de petróleo y de red de carreteras que conecta Puerto Sandino, El Velero y Planta Nicaragua, la está edificada en 70 por ciento

Las obras son ejecutadas por Albaequipos, que pertenece las empresas de Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa).

Autoridades venezolanas y nicaragüenses que presidieron el VII Congreso de Ministros de Petrocaribe, realizado la semana pasada, confirmaron la construcción inmediata del complejo petrolero y anunciaron que ya está lista toda la terracería (bases) donde se instalarán los tanques de almacenamiento de crudo, el área de distribución de derivados y zona de despacho de cisternas, así como toda la red de tunerías (oleoductos) que permitirán el descargue petrolero desde la costa del Océano Pacífico en Miramar.

La refinería tendrá una capacidad de procesar 150 mil barriles de petróleo por día, según confirmó Rafael Ramírez, ministro de Energía y Petróleo de Venezuela y también presidente de Petróleos de Venezuela, Pdvsa, la socia mayoritaria de Albanisa, con 51 por ciento de las acciones.

Con una proyección estimada a partir de este dato se puede calcular que la refinería procesaría al menos 750 mil barriles semanales, unos 45 millones de barriles por año para abastecer Nicaragua, la región centroamericana y el Caribe.

Ramírez también anunció la construcción de otra refinería Matanzas, Cuba y que con ambas se podrá ampliar la capacidad de refinación y distribución de petróleo en la región hasta los 570 mil barriles diarios.

En un informe que dio a conocer Rafael Ramírez en la reunión de Petrocaribe, señaló que hasta 2011 los intercambios comerciales en la región están por el orden de los 4,955 millones de dólares, de los cuales 5,826 millones de dólares están bajo el esquema de financiamiento de la iniciativa ALBA exclusivamente.

Sólo en la región el intercambio de bienes y servicios por la factura petrolera alcanza los 772 millones de dólares, tras la constitución de 11 empresas mixtas en todos los países que conforman Petrocaribe, en los cuales se han invertido 810 millones de dólares. Se estima que estas cifras podrían aumentar una vez que entre a operar la refinería.

En Nicaragua estas ganancias han significado 450 millones de dólares, producto de la importación de 12 millones de barriles de crudo por año, 900 millones de dólares en la factura petrolera.

Autoridades de Albanisa explicaron recientemente que la construcción de la refinería en su primera etapa contempla un complejo de almacenamiento de petróleo y sus derivados donde se estima una inversión de 400 millones de dólares en 60 manzanas de terreno.