Nicaragua

No existe riesgo inminente de un deslave en el volcán Casita

Las autoridades dijeron que de continuar las precipitaciones esta realidad podría cambiar y provocar un evento de grandes proporciones

volcán Casita
No existe riesgo inminente de un deslave en el volcán Casita. | El 19 Digital

Redacción Central |

Las autoridades dijeron que de continuar las precipitaciones esta realidad podría cambiar y provocar un evento de grandes proporciones

Una comisión técnica integrada por la Defensa Civil, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), la Alcaldía Municipal y el Poder Ciudadano del departamento de Chinandega, subió hasta la cima del complejo volcánico Casita para valorar, in situ, la situación y determinar el grado de peligrosidad que representa para las comunidades.

De acuerdo a la comisión, actualmente no existe riesgo inminente de un deslave, aunque, de continuar las precipitaciones esta realidad podría cambiar y provocar un evento de grandes proporciones.

Por ahora nosotros consideramos que no hay condiciones para que ocurra un deslizamiento de tierra en los próximos días, manifestó Isaías Montoya, director de Recursos Hídricos del Ineter.

Antonio Álvarez, director de Geología Aplicada de esta institución, quien también formó parte de la comitiva, explicó que los suelos franco arenosos y sumamente frágiles, así como la alta pluviosidad y los riesgos sísmicos que presenta la zona, son también factores importantes que les hacen prever la ocurrencia de un deslave.

Ya hay medidas preventivas, sin embargo, conocedores del peligro que representaba una situación como la que se estaba presentando en la parte superior del cono, la Defensa Civil, el Poder Ciudadano y la Alcaldía Municipal, evacuaron a 43 familias de las fincas aledañas, indicó Indalecio Pastora, Secretario Político de FSLN en Chinandega.

Ello fue corroborado por el mayor Carlos Cáceres, jefe de la Defensa Civil en este departamento, quien señaló que a través del sistema de alerta temprana siempre se le ha estado dando seguimiento a las condiciones que presenta el volcán.

Cáceres explicó que en el San Cristóbal, que junto al Casita forma parte de este complejo volcánico, se produjo un deslave de unos 300 metros de largo y 100 metros de ancho sin que causara daños.

En el caso del volcán Casita, aseguró que debido a los pronósticos de más precipitaciones, se está buscando como consensuar que la gente permanezca en los centros de albergue.

Gerardo García, alcalde de Posoltega, explicó por su parte, que uno de los principales problemas que enfrentan las autoridades es que la gente ha vuelto a habitar en las zonas de riesgo, de ahí el peligro de que se vuelva a materializar una tragedia como la de 1998.

Con casi 1400 metros sobre el nivel del mar, el volcán Casita no solo es una maravilla natural del Occidente de Nicaragua, sino también un peligro para al menos 15 comunidades y parte del casco urbano del municipio de Posoltega.

El deslave de octubre de 1998, que sepultó a más de 2 mil personas y borró del mapa a unas 10 comunidades producto del catastrófico Huracán Mitch, ha pasado a ser el principal referente del peligro que representa este coloso.

también te puede interesar