Nicaragua

Gobierno ayuda a pobres y necesitados como acto de justicia y solidaridad, dijo Cardenal Obando

Felicitó a Daniel y Rosario “porque ellos han sabido poner en práctica el principio de la solidaridad”

Redacción Central |

Felicitó a Daniel y Rosario “porque ellos han sabido poner en práctica el principio de la solidaridad”

Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, calificó este lunes los esfuerzos que realiza el Gobierno del Presidente Daniel Ortega para ayudar a los más pobres y a los más necesitados como un acto de justicia y de solidaridad.

Durante la entrega de títulos de propiedad en la Plaza de la Revolución, Su Eminencia felicitó al Comandante Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo “porque ellos han sabido poner en práctica el principio de solidaridad”.

“Y les invito a que continúen trabajando por el bien de nuestro pueblo, con esa solidaridad que les ha caracterizado, porque donde hay solidaridad ahí hay también reconciliación, ambas se necesitan mutuamente”, recalcó.

Señaló que la solidaridad nace en el ser humano y se dirige esencialmente al ser humano. “La verdadera solidaridad es aquella que está llamada a impulsar los verdaderos vientos de cambios que favorezcan el desarrollo de los individuos y las naciones; y está fundada principalmente en la igualdad universal que une a todos los hombres”, explicó.

Refirió que en otros tiempos las élites políticas y culturales, vivían en una paz aparente, porque suponían o procuraban convencerse que la condición miserable de las masas formaba parte inexorable de un orden universal e inmutable.

“Actualmente la humanidad va aprendiendo que mientras existan el hambre y la miseria, persistirá un desorden radical, fruto del egoísmo de los individuos y de las naciones y así es imposible conquistar una paz duradera”, advirtió.

“No podrá haber paz, mientras no haya para todos condiciones concretas para alcanzar niveles de vida compatibles con la dignidad humana”, dijo.

Sentenció que “no podrá haber paz construida sobre frustraciones de millones de seres humanos, iguales en dignidad a los que disfrutan de todos los detalles de la cultura”.

“Cuando se satisfacen las necesidades básicas se puede decir que hay un sistema humano, de organización política, social y económica. He aquí el proyecto del mundo nuevo. La tarea es ingente, pero todos los hombres y mujeres están convocados porque la solidaridad es un deber”, puntualizó.

también te puede interesar