Puerto de Monkey Point significa independencia para exportar e importar

Mientras se estudia la factibilidad se continuará construyendo la carretera que une al Pacífico con el Caribe

Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), Fernando Martínez
Mientras se estudia la factibilidad se continuará construyendo la carretera que une al Pacífico con el Caribe

La construcción de un puerto de aguas profundas en Monkey Point permitirá al país independencia para exportar e importar los productos así como bajar los costos de operación, afirmó el titular del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), Fernando Martínez, al comparecer este jueves en el programa En Vivo de Multinoticias Canal 4.

Esta semana el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, ratificó un convenio entre el Gobierno y una firma brasileña para la realización de los estudios de prefactibilidad y factibilidad de la gran obra portuaria.

“La mayor dimensión de este proyecto es que significa una independencia de los nicaragüenses en sus exportaciones”, dijo Martínez.

“Ya no vamos a depender de los puertos de Honduras y de Costa Rica para sacar nuestros productos y para ingresar productos”, añadió.

El titular del MTI resaltó que actualmente Nicaragua paga todo el proceso portuario y de transporte a empresas de otros países Centroamericanos “cuando lo podemos hacer nosotros y esto generaría empleo a los nicaragüenses y desarrollo en Nicaragua”. Uno de los sectores más beneficiados sería el de transporte de carga, indicó.

El ministro del Poder Ciudadano recordó que el puerto quedará cerca de una de las zonas más productivas del país, como es Nueva Guinea, donde se produce frijol, yuca y sus principal actividad es la ganadería.

Destacó que la ganadería y sus derivados son uno de los principales rubros de exportación de Nicaragua, junto al café y otros sectores de la economía nacional.

“Cuando hablamos de ganadería, hablamos de ganado en pie, carne en cortes y de los lácteos. Esta es una industria que trabaja los 365 días del año sin parar” resaltó Martínez.

Un elemento que enfatizó es lo que dijo el mandatario nicaragüense, en el sentido de que la obra del puerto de aguas profundas, será consensuado con las comunidades indígenas de esta zona, entre éstos, afrodescendientes, miskitos y otras comunidades, los cuales ya cuentan con títulos de propiedad extendidos por el Gobierno Sandinista.

Puntualizó que a esas comunidades ya se les legalizaron sus propiedades y eso da estabilidad al país y confianza a los inversionistas.

“Ya no se han visto pleitos armados peleando por un lote de terreno. Esto da al inversionista un ambiente de paz que no lo encuentra en otro país”, dijo.

Sobre el proyecto en sí, el titular del MTI afirmó que mientras se realiza el estudio de prefactibilidad y de factibilidad, continuarán trabajando para concluir el último tramo de 75 kilómetros de la Carretera que unirá definitivamente el Pacífico con el Caribe.

Informó que el presidente Daniel Ortega ya giró instrucciones para avanzar en la construcción de ese último tramo de Carretera, en varias etapas. Una etapa inicial sería de Nueva Guinea a Providencia; luego de Providencia a Atlanta y finalmente de Atlanta hasta Monkey Point.

Estimó que lo más importante es llegar hasta Monkey Point para hacer realidad ese proyecto portuario, lo que estimó no llevaría mucho tiempo.

Dijo que había que tomar en cuenta que apoyo del ALBA en un año se han construido un promedio de 130 kilómetros de Carretera, en zonas difíciles. “Hacer 75 kilómetros no es nada del otro mundo cuando existe la voluntad expresa de un Presidente, de un Gobierno y sobre todo la voluntad de un país de salir adelante”, enfatizó.

Rememoró que en la década de los 80, el Gobierno Sandinista abrió la Trocha Acoyapa-San Carlos, Río San Juan, bajo las balas y en medio de la guerra de agresión financiada por Estados Unidos. Ahora esa vía tiene 100 kilómetros pavimentados y faltan apenas 24 kilómetros y recordó que en los 80 también abrieron la carretera Rio Blanco-Siuna.

Destacó que desde que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional asumió no han vuelto a salir en los periódicos los terribles pegaderos que habían en varias zonas del país.

El ministro Martínez dijo que según datos recabados se pierden entre cuatro a cinco millones de dólares por sacar nuestros productos por puertos ubicados en otros países. “Además que perdemos el tiempo y muchas veces la oportunidad de que nuestros productos lleguen a tiempo y en plazo”, añadió.

“Si vos tenes un puerto que depende de vos, de tu voluntad, nunca te lo van a trancar, y tus productos perecederos pueden salir más pronto, llegar a tiempo y con mejor calidad. Eso repercute en beneficio de todo el pueblo de Nicaragua”, recalcó.

Finalmente recordó que la idea de construir un puerto de aguas profundas en el Atlántico se remonta a la década de los 80, cuando esa iniciativa se puso en marcha con fondos propios, pero la guerra y el paso del Huracán Joana postergó ese proyecto estratégico para el futuro económico del pueblo nicaragüense.