Nicaragua

Partido de la Resistencia reclama a EE.UU. cumplir fallo de La Haya

Coincidieron sus dirigentes con los planteamientos del comandante Daniel Ortega y demandaron la indemnizción que Washington debe a Nicaragua

Resistencia Nicaragüense
El presidente de la Resistencia Nicaragüense, Julio César Blandón, alias "Kalimán", afirmó que Estados Unidos debe cumplir la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, la que mandata que Nicaragua debe ser indemnizada con 17 mil millones de dólares por la guerra que financiaron e impulsaron contra los nicaragüenses. | Jairo Cajina

Redacción Central |

Coincidieron sus dirigentes  con los planteamientos del comandante Daniel Ortega y demandaron la indemnizción que Washington debe a Nicaragua

El presidente de la Resistencia Nicaragüense, Julio César Blandón, alias “Kalimán”, afirmó que Estados Unidos debe cumplir la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, la que mandata que Nicaragua debe ser indemnizada con 17 mil millones de dólares por la guerra que financiaron e impulsaron contra los nicaragüenses.

Blandón al igual que el comandante José Benito Bravo, coincidieron con la demanda que el sábado pasado realizó el Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, quien subrayó que, a 25 años de haberse dictado la sentencia, los gobernantes norteamericanos no quieren cumplirla.

Daniel expresó en su discurso durante la celebración del Repliegue Táctico a Masaya, que los EEUU deberían dar el ejemplo a la hora de hablar de democracia y cumplimiento de las leyes, y pagar a Nicaragua la indemnización que ordenó la CIJ en su fallo condenatorio por las agresiones impuestas en la década de los 80  a nuestro país.

Precisamente la Resistencia Nicaragüense fue apoyada por el gobierno norteamericano del presidente Ronald Reagan, quien los dotó de armamento y fondos para combatir a la Revolución Popular Sandinista en su primera etapa.

Ahora Blandón considera que Estados Unidos tiene un compromiso moral con el pueblo y con los desmovilizados de guerra de la Resistencia y del ejército de Nicaragua, muchos de ellos con serios problemas de salud, debido a lesiones de guerra.

El líder del PRN señaló que Estados Unidos debe pagar la indemnización y con ese dinero, seguramente el Gobierno Sandinista aumentaría las pensiones -tal y como lo ha hecho en los últimos años- a los lisiados de guerra, a las madres y a los niños que quedaron huérfanos.

El comandante José Benito Bravo, considera que es irónico que Estados Unidos detenga a un diputado nicaragüense (legislador del Parlacen, Alejandro Solórzano y candidato a reelegirse por la alianza derechista PLI-MRS) por cometer delitos financieros y esa nación no tenga ninguna sanción por cumplir un mandato del máximo órgano de justicia en el mundo.

Con una ceremonia litúrgica celebrada en el auditorio de la Universidad Católica de Nicaragua (UNICA), los miembros de la Resistencia Nicaragüense celebraron 21 años de desmovilización, optando por el camino de la Reconciliación y la Paz, y reiteraron su apoyo al proceso de cambios que vive el país con el Gobierno Sandinista que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra.

Fue un 27 de junio de 1990, cuando la dirigencia y comandancia de la Resistencia Nicaragüense, en un acto celebrado en San Pedro de Lovago, se desmovilizaron de forma oficial.

Julio César Blandón, alias Kalimán, recordó que Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, contribuyó a que Nicaragua encontrará el rumbo de la Paz y la Reconciliación.

Blandón hizo ver que al desmovilizarse los miembros de la Resistencia Nicaragüense, el gobierno de la señora Barrios de Chamorro firmó una serie de compromisos, de cara a insertar a la actividad productiva a miles de campesinos y productores que optaron por empuñar las armas que el gobierno norteamericano les proporcionó en su afán de destruir la Revolución Popular Sandinista.

Dieciséis años de gobiernos neoliberales pasaron, pero ni doña Violeta, ni Arnoldo Alemán y mucho menos Enrique Bolaños quisieron cumplir los acuerdos que desde que asumió el FSLN el gobierno sí son una realidad.

Por su parte, Manuel García, otro dirigente del PRN, afirmó que la celebración también sirve para valorar los logros que han tenido con el FSLN en el Gobierno.

“Pensamos que hoy que nos encontramos a la par de un Gobierno que está promoviendo la paz y la reconciliación, nos sentimos mayormente identificados y creemos que  estamos logrando lo que después de la desmovilización no habíamos podido lograr”, dijo García.

García considera que una de las mayores restituciones a sus derechos, es que miles de compañeros tengan sus títulos de propiedad sobre sus parcelas de tierra y de sus viviendas, entre otros.

La misa en conmemoración de los 20 años de esta fecha histórica, fue oficiada por monseñor Eddy Montenegro, quien destacó que el esfuerzo de estos hombres y mujeres también contribuyó a la democracia que inició el FSLN cuando derrotó a la dictadura somocista.

El líder religioso recordó el destacado papel que tuvo el máximo jerarca católico de Nicaragua, el Cardenal Miguel Obando y Bravo, en el proceso de reconciliación que llevó a la Resistencia a entregar sus armas que en su momento fue financiada por los recursos destinados por el gobierno norteamericano.

también te puede interesar