Nicaragua

Estadísticas sobre narcotráfico en Centroamérica dan la razón a Daniel

El Presidente nicaraguense advirtió en Guatemala la necesidad de una cooperación mayor de Estados Unidos y Europa para detener el avance en Centroamérica de los narcotraficantes y la delincuencia internacional

Redacción Central |

El Presidente nicaraguense advirtió  en Guatemala la necesidad de una cooperación mayor de Estados Unidos y Europa para detener el avance en Centroamérica de los narcotraficantes y la delincuencia internacional

Si se analizan algunas estadísticas divulgadas durante la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad Regional, efectuada en Guatemala, se confirma fácilmente que el llamado de alerta del presidente Daniel Ortega hecho a Estados Unidos y Europa para que incrementen la ayuda para detener el avance del narcotráfico en Centroamérica, tiene absoluta vigencia.

Por ejemplo, más de 10 centroamericanos mueren al día de forma violenta para garantizar que la cocaína llegue a su destino en el norte de América durante su tránsito por la región centroamericana.

En la reunión de seguridad regional se han develado otros datos alarmantes: existen mil 60 lugares para embarque y desembarque de cocaína y más de 100 lugares para el aterrizaje de narcoavionetas.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes,  aseguró que Los Zetas ofrecen hasta cinco mil dólares mensuales a los agentes policiales para que estos les brinden sus servicio y el mandatario hondureño, Porfirio Lobo, estimó que son cerca de 70 mil los pandilleros que operan en el istmo y también concordó en la idea de buscar asistencia técnica y monetaria internacional.

El mexicano Felipe Calderón planteó que, para su país, la cooperación con Estados Unidos es fundamental porque algunos cárteles poseen concentración en la nación norteamericana y es donde cometen delitos como comercio de drogas y armas.

Mientras tanto, el comandante Daniel Ortega fue claro en su intervención al señalar que el narcotráfico y el crimen organizado son un reflejo de la crisis que vive la humanidad y apuntó que forma más efectiva de frenarlo en Centroamérica es fortaleciendo valores y acompañados de programas de orden económico, de orden social y eso demanda por lo tanto de un tratamiento hacia la región centroamericana que tome en cuenta las asimetrías entre las economías de los países desarrollados y las economías de países que entre nosotros tenemos enormes diferencias, enormes asimetrías.

El presidente Daniel llamó la atención sobre la importancia de que se reflexione sobre las raíces del conflicto y el impacto que tiene el fenómeno en todo el planeta pues  Centroamérica es el punto más débil y el talón de Aquiles, porque “aquí está en juego la seguridad de Europa y la seguridad de Estados Unidos en esa materia”. Consideró que la ayuda bilateral de algunos países y la ofrecida por Estados Unidos son insuficientes y limitadas para enfrentar con eficiencia y efectiva lo que consideró como desafíos ante una emergencia regional.

Nicaragua habló claro en la Conferencia, ahora tienen la palabra los países desarrollados que deberán cumplir con sus deberes.

(Redacción Central La Voz de Nicaragua-Informe Pastrán)

también te puede interesar