Nicaragua

Concluyeron obras de demolición de edificios de los escombros de la Vieja Managua

Anteriormente las autoridades trasladaron 250 familias a viviendas dignas, ubicadas en diferentes lugares como Ciudad Sandino y al Distrito VI

Redacción Central |


Anteriormente las autoridades trasladaron 250 familias a viviendas dignas, ubicadas en diferentes lugares como Ciudad Sandino y al Distrito VI

Las obras de demolición de los últimos dos edificios de los escombros de la Vieja Managua acaban de concluirse, tras 55 días de arduo trabajo.

Gracias a la voluntad del gobierno sandinista, pudieron terminarse esas labores, lo que se hizo luego de que fueron trasladas 250 familias de esa zona a diferentes puntos de la capital, para brindarles mejores condiciones de vida.

Hoy culminamos esta segunda etapa de este proyecto cristiano, socialista y solidario que consistía en la demolición de estos edificios para dar lugar a nuevas obras que tanto el Gobierno del Frente Sandinista y la Alcaldía del Poder Ciudadano vayan a desarrollar aquí, expresó el coronel Rafael Ramírez, secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED).

Ramírez señaló que el trabajo encomendado por el Presidente de la República, comandante Daniel consistió primeramente en lograr el traslado de las familias que habitaban en estos viejos edificios, que además de vivir en una situación de vulnerabilidad sísmica, también lo fue en términos epidemiológicos.

Inmediatamente las instancias de Gobierno se pusieron al frente junto con la Alcaldía de Managua y trasladamos 250 familias a diferentes lugares como Ciudad Sandino y al Distrito VI, y hoy esas familias viven de una manera digna, comentó el secretario del SINAPRED.

Por su parte el Comandante de Brigada, Miguel Alemán, titular de la Dirección General de Bomberos, explicó que el trabajo de demolición de los seis edificios se logró realizar en un periodo de 55 días y en el mismo se integraron 22 miembros del Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano (Grupo USAR), de la Dirección General de Bomberos, con el apoyo de hombres y mujeres que habitaron en los edificios en mención, como una forma para generar ingresos a las familias.

Nuestro Gobierno ha cumplido y también nosotros, las instituciones que participamos en la demolición de los edificios, se hizo un trabajo muy organizado, que no frenamos, fueron 55 días corridos, únicamente se descansaba en domingo.

Cabe destacar, que para el trabajo de demolición de cada uno de los edificios se generaron 24 empleos temporales, a través de los cuales los trabajadores recibían semanalmente 600 córdobas, alimentación, transporte y el beneficio de que el hierro que extrajeran de los cascotes de edificios podrían negociarlo con las chatarreras.

también te puede interesar