Nicaragua

Vecinos de la carretera Vieja a León protegen el medio ambiente

Gracias a la acción de pobladores del lugar previnieron la tala de más de 30 árboles

Redacción Central |

Gracias a la acción de pobladores del lugar previnieron la tala de más de 30 árboles

Gracias a la organización y efectiva actuación de la junta de vecinos del Reparto Río San Juan, ubicado en el km. 11.5 de la carretera Vieja a León, más de treinta árboles se salvaron de ser derribados por la mano depredadora del ser humano.

Vecinos organizados presentaron sus quejas ante la Dirección de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Managua, ante la tala indiscriminada de algunos árboles, que formaban parte de una barrera de viento y que fortalecía el suelo de la zona, proclive a deslizamientos de tierra, con el fin de construir y sin contar con el permiso adecuado.

Ante la denuncia, representantes de la Policía Nacional, INAFOR y de la Alcaldía de Managua, se presentaron en el lugar de los hechos para estudiar el caso y disponer de las acciones pertinentes, conforme a la ley.

La semana pasada, vecinos del Reparto Río San Juan reportaron, a través de la línea 135 -servicio que presta la Alcaldía de Managua para denuncias ambientales- que la señora Zayda Rodríguez Talavera, comerciante del Mercado Oriental y reciente propietaria de unos terrenos ubicados en dicho residencial, se encontraba talando unos árboles en su terreno, con motivos de realizar una construcción en el mismo, y los cuales consistían en 39 árboles de diferentes especies, como eucalipto y laurel, considerados éstos de madera preciosa.

En vista de los infructuosos intentos de hacerle entender a la dueña del terreno que talar dichos árboles constituía no solo un delito, pues no contaba con el permiso ambiental para hacerlo, sino también un daño irreparable al medio ambiente y al microclima de esa zona, vecinos del lugar se presentaron con las autoridades pertinentes, a saber, representantes de la Policía Nacional y de la Dirección de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Managua, pero la señora Talavera no se presentó al lugar donde había sido citado.

En su lugar, el ex propietario del terreno, el señor Norman Lacayo Renner, se dio lugar en el sitio y, actuando en representación de la señora Talavera y su esposo, quien había sido señalado como el cortador de los árboles, arremetió contra las personas denunciantes y contras las autoridades, así como, una vez que se fueron éstas, continuó talando los árboles.

Gracias, sin embargo, a la rápida gestión de los vecinos y la efectiva comunicación con autoridades no solo de INAFOR, ALMA, Policía Nacional, MARENA y organizaciones civiles como FUNDENIC, al día siguiente se presentaron de nuevo representantes de INAFOR y la Alcaldía de Managua, quienes prohibieron a los vecinos seguir talando los árboles y los multaron con 5 mil córdobas.

también te puede interesar