Nicaragua

Restaurada la Casa Comunal de la Colonia Nicarao

Se cambiaron los 375 metros cuadrados del techo y se rehabilitó el panteón donde descansan los Héroes y Mártires

Redacción Central |

Se cambiaron los 375 metros cuadrados del techo y se rehabilitó el panteón donde descansan los Héroes y Mártires

Después de permanecer con el techo destruido, la alcaldía de Managua realizó una inversión de más de 91 mil córdobas en la restauración de la Casa Comunal Héroes y Mártires, ubicada en la Colonia Nicarao.

Según la Vice Alcaldesa de la Alcaldía del Poder Ciudadano, Reyna Rueda, la obra consistió en cambiar los 375 metros cuadrados del techo, restaurar el panteón donde descansan los Héroes y Mártires, además de las mejoras en el lugar donde se imparten clases de música y se encuentra ubicada la galería de fotos.

Cabe destacar que está es una de las casas comunales más grandes de la capital.

Esa mejora viene a ayudar a 8 barrios. La alcaldía del Poder Ciudadano junto a la Juventud Sandinista 19 de julio se dedicó a trabajar con la comunidad, dijo

John Matamoros, Delegado del Distrito Cinco, mencionó que se está restaurando una galería de fotos y el mural de cultura trabajos que se hicieron y se están haciendo en rescate a la memoria histórica.

Vamos a seguir haciendo otras remodelaciones y tenemos pensado remodelar la capilla que es parte también de la casa comunal, dijo.

Giomar Irias, Secretaria Política del Distrito Cinco, dijo que la casa comunal tiene una gran importancia histórica puesto que éste lugar ha sido un bastión de lucha contra las injusticias.

La mayoría del esfuerzo ha sido comunitario y le agradecemos a la compañera Rosario Murillo por su respaldo al escuchar las peticiones del pueblo, afirmó.

Rosa Julia Esquivel Avellán, de 76 años, Madre de Héroes y Mártires, dio las gracias al presidente Daniel por el respaldo brindado para la restauración de la casa comunal.

Solo en este gobierno revolucionario podemos ver estos avances, porque es el único que se preocupa por el bienestar común. Todo es magnífico en especial el cementerio remodelado que para nosotros es un santuario donde descansan nuestros Héroes y Mártires, mencionó.

Germán Antonio Esquivel, tenía 22 años, cayó en 1978 en la masacre de Sol Extra trabajaba en una fábrica metalúrgica y ese día estaban en protesta los llegaron a reprimir y mataron a cuatro incluyendo al Germán hijo de doña Rosa Esquivel.

Otra de las madres aún conmocionadas fue Eloísa Uzaga Flores, de 77 años, quien aún recuerda a su hija Marlene de Fátima Aguilar Uzaga, de 17 años quien murió en Piedra Quemada Masaya durante el repliegue.

Nosotros los pobres y madres de héroes y mártires no tenemos cómo agradecerle al comandante a quien le deseo más victorias, mencionó.

también te puede interesar