Nicaragua

Rosario: La gran tarea de este año es ganar las elecciones

En reunión con el Gabinete de Genero analizó marcha de programas sociales y señaló que la solidaridad es herramienta indispensable en la vida de los sandinistas

Redacción Central |

En reunión con el Gabinete de Genero analizó marcha de programas sociales y señaló que la solidaridad es herramienta indispensable en la vida de los sandinistas

En reunión con el Gabinete de Género del Poder Ciudadano, la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, intercambió con las compañeras participantes sobre el trabajo social que desarrolla el Sandinismo y orientò la formación de los Grupos Comunitarios Solidarios.

Palabras de Rosario

Esto no es una clásica Estrategia de Comunicación; lo que tratamos es de sintonizar con el alma colectiva del Sandinismo, que tiene sus raíces profundamente Cristianas, y cómo tratamos de movilizar esa alma colectiva sandinista para reencontrarnos con ella, para, movilizados desde ella, cumplir con las tareas que nuestras comunidades nos urgen. Estamos hablando como lo que somos espiritualmente l@s nicaragüenses, y cómo queremos que cada uno de esos Principios que interiorizamos desde niños, en nuestras familias, cuando aprendimos a vivir desde la Fé Cristiana, se practiquen.

Creo interesante recordar cómo nos enseñaban a ser piadosos, y qué significaba ser piadosos, o a ser caritativos, y qué significaba ser caritativos, y después lo fuimos “viendo” a lo largo de nuestras vidas, reconociéndolo, pero con otros términos, de la Caridad a la Solidaridad. Entonces se hablaba de ser piadosos, ahora nosotros hablamos de meditar, de inspirarnos, de conectarnos con el Espíritu Inmenso, más grande que nosotros mismos, con Dios. Y es lo mismo, al fin y al cabo.

Si conectamos con nosotros mismos, y con nuestros Principios fundamentales, en términos culturales, en términos de identidad, en términos espirituales, creemos que vamos a ser mucho más potentes para cumplir todas las tareas, y en particular la gran tarea de este año, que es ganar las Elecciones. Y estas notas no vienen del oportunismo, las hacemos porque sabemos que así es cómo sentimos y cómo siente nuestro pueblo.

No hay lugar de este país, donde la gente no le dé primero las gracias a Dios, por lo que hay en su vida, aún en la desgracia. Cuando alguien pierde a un familiar, y talvez en medio de una terrible tragedia, la gente dice: “yo se lo ofrezco a Dios, Él me lo dio, Él me lo quitó”. Aquí hay una conexión permanente con Dios… católicos, evangélicos, sin iglesias, todos en conexión permanente.

Nosotros creemos que tenemos que conectar con nuestra alma colectiva de Sandinistas y de nicaragüenses. Desde nuestros Principios, desde esas prácticas, que muchas veces no realizamos, porque tenemos los Principios, tenemos los valores, pero no los practicamos, y desde ahí impulsar nuestro trabajo, para volver a ser lo que tendríamos que haber sido siempre… nunca haber dejado de ser, es decir, Solidarios, ¡profundamente Solidarios! Nunca indiferentes, y siempre buscando cómo contribuir a que la persona que tengamos al lado, que tenemos al lado, y aunque no esté al lado, aunque esté en el camino que vamos recorriendo, que esa persona, si está en desgracia, reciba al menos el consuelo, la presencia, el abrazo, si no la ayuda material, de quienes estamos en esta Misión de Vida.

Nos toca ganar las Elecciones, siendo ejemplo de Solidaridad. Nosotros tenemos como lema: “Nicaragua, Cristiana, Socialista y Solidaria”. El mismo lema nuestro, Seguimos cambiando Nicaragua, para que sea más Cristiana, Socialista y Solidaria, implica retomar nuestras raíces y las prácticas del Cristianismo, Socialismo, Solida-ridad.

¿Cómo vamos a hacer esto? Nosotros hicimos circular el día domingo, no sé si les llegó a ustedes, un correo donde hablamos de organizar equipos. Hablamos de la Campaña del 50 Aniversario… La Campaña Electoral está atravesada  por la Campaña del 50 Aniversario, que es la Campaña de la Solidaridad. Entonces hablamos de organizar equipos en todos los Departamentos, donde está el Gobierno Nacional, el Local, las Instituciones del Estado, l@s Militantes, porque esto es algo que tiene que ver con nosotros, los que tenemos un carnet del Frente Sandinista. Si tenemos un carnet del Frente Sandinista, nosotros tenemos que ser Sandinistas, y el Sandinista tiene que ser Solidario.

Tenemos aquí… los militantes sandinistas que estén integrados en el Gobierno Nacional, Local,  Instituciones del Estado, candidat@s a Diputad@s; en el Liderazgo Sandinista de la Coordinación Territorial, en el Tendido Político, en la Juven-tud Sandinista y todas sus Organizaciones. Decimos que, organizados en Grupos Comunitarios vamos a hacer, en primer lugar, los diagnósticos y la atención inmediata de las situaciones que nosotros llamamos de Emergencia Social, y también vamos a hacer la verificación, auditoría y apoyo a los Programas Sociales más importantes de nuestro Gobierno.

Si tenemos Programas Sociales, tenemos que verificar que esos Programas Sociales cumplan su objetivo, que estén llegando; que la gente que trabaja para esos Programas, reciba su pago. Porque también tenemos problemas de atrasos en los pagos, por ejemplo, de los Técnicos del Bono Productivo Alimentario; los Técnicos de la Alfabetización y la Educación.

Pero ¿quiénes tenemos que estar sobre eso todo el tiempo? Nosotros mismos… informando, auditando, verificando. Porque malestar por injusticias, no debería de haber. Ahora, cuando hay problemas reales que no se pueden resolver, hay que explicarle a la gente; y la gente se siente atendida con sólo que le expliquemos. ¡Hay que dar la cara! Que es otra cosa que hemos aprendido aquí en Managua, cuando se nos han inundado barrios enteros, inmediatamente salimos, desde la Alcal-día, las Delegaciones, los Secretarios Políticos, el Poder Ciudadano, a explicarle a la gente, y a buscar cómo resolver el problema concreto que está en cada una de las familias… la colchoneta, el zinc, lo que se pueda resolver de manera inmediata.

Pero sólo el hecho de estar ahí, la gente lo valora, lo reconoce, lo agradece, y se siente apoyada, respaldada, no se siente abandonada. Eso es importantísimo. Es una fortaleza, y no una fortaleza de Campaña, sino que una fortaleza permanente para un Proyecto como el nuestro. Tenemos que trabajar para apropiarnos de la Solidaridad, como herramienta indispensable en nuestras vidas, porque es nuestro Principio, y tiene que ser nuestra finalidad.

Habíamos elaborado un listado, que le llegó al Consejo de Campaña, de las tareas principales de esta Gran Campaña Solidaria, está el diagnóstico de los casos de Emergencia Social. ¿A qué nos referimos? A esos casos que están ahí, a veces ignorados por nosotros, de personas que están ahí… ancianos sin familia, gente con discapacidad, que no puede trabajar, o gente que por alguna razón ha perdido todo, ¡y tiene mucha pena! Y no reconoce que está en la desgracia, pero todo mundo lo sabe en ese barrio, y nosotros lo sabemos, y nos toca por lo menos visitarlos.

Los Pastores andan de casa en casa, reuniéndose, orando, con la gente. Van y oran con el que está enfermo, o con el que está celebrando, o con el que está en alguna dificultad. Creo que nosotros tendríamos que estar ahí, tener el diseño para poder estar donde hay desgracia, acompañando a la gente. No podemos resolver todos los problemas materiales, ¡pero algo se puede hacer! Y ya sólo el abrazo y la presencia, es un acompañamiento que la gente valora tremendamente, y después, uno puede ir viendo cómo resolver algo para mejorar la vida material.

Con la Brigada Todos con Voz, nosotros hicimos una diferenciación entre los casos críticos, y los que tenían que ser objeto de un proceso, que ahí estamos atendiendo con el Ministerio de Salud, haciendo esfuerzos, porque son tratamientos que no tenemos en el país, o cirugías que tampoco se pueden hacer aquí, pero algo se atiende, y por lo menos los médicos sandinistas los están visitando. Ya eso, hace que la gente se sienta respaldada, apoyada, acompañada.

Nosotros decimos: ocupemos ese Modelo, ese formato que ya tenemos levantado, del Todos con Voz, actualicemos los Distritos, los Departamentos y Municipios, y formemos los Grupos Solidarios Comunitarios del 50 Aniversario, con nuestra Militancia, para, además, recuperarnos nosotros mismos, en nuestra dimensión Solidaria. Lo más importante de este trabajo es lo que aprendemos… Esa práctica nos va a representar un crecimiento cultural, espiritual, y político, que no se logra con ningún postgrado en ninguna Uni-versidad. Esa es la verdad… la escuela de la Vida, la escuela de la realidad, el aprendizaje humanista, revolucionario, de la Solidaridad.

Decíamos aquí, atención a los casos críticos de Emergencia Social. Retomar la atención al Pro-grama Todos con Voz, seguimiento al Programa Amor, y Amor para los Más Chiquitos. Nosotras, las mujeres sandinistas, tendríamos que ser todas Promotoras de este Programa, cómo tiene que verse en cada Distrito, cómo lo vamos a hacer.

Vamos a pedirles a las compañeras, una Guía práctica de cómo pueden las mujeres del Gabinete de Género, desde sus territorios, Distritos, etc., convertirse en Promotoras del Programa. Participar en las inauguraciones de los nuevos Centros de Salud, los Hospitales Primarios que va a inaugurar Su Eminencia, en el nivel local. Queremos que se conviertan todos estos Actos, en eventos de la comunidad.

Nosotros celebramos que Su Eminencia, el Cardenal Miguel Obando y Bravo está en la comunidad, y hacemos el acompañamiento festivo, porque es un acontecimiento. Yo veo a Su Eminencia, a su edad, a sus 84 años, yendo hasta Wiwilí. Mañana está en los Municipios de Jinotega entregando zinc; hoy estaba en tres puntos de Chinandega, equidistantes; estuvo en El Realejo, inaugurando escuelas.

O sea, que la suya es una Misión permanente de Servicio, de Amor al prójimo, y nosotros tenemos el privilegio, el honor, de que acompañe este Proyecto. Esta opción preferencial por los pobres, Y por eso él lo hace. Porque sabe que nosotros estamos trabajando para que se termine algún día, Dios mediante pronto, la pobreza en Nicaragua. Para que vivamos en un país justo.

Nuestra principal preocupación debe ser la satisfacción de la gente. Donde no hay satisfacción, no hay aprobación, y los años electorales, son años en que la población se siente dueña de su futuro. Te quedan viendo y te dicen con la vista: yo voy a decidir, yo me voy a expresar, yo me voy a mani-festar. Entonces, para nosotros, no sólo porque es Año Electoral, sino por Principios, pero más en Año Electoral, la preocupación tiene que ser que la gente esté satisfecha.

Por eso es que hay que auditar, hay que verificar; por eso hay que ver, que cada centavo que se invierte, llegue, y cumpla el objetivo de darle satisfacción a la gente. Por ejemplo, veamos el tema de los puestos de ENABAS… vamos a abrir hasta 5,500, 6 mil, no sabemos todavía, pero es agridulce el sentimiento con los puestos de ENABAS, porque sabemos que no llegamos a toda la población, y la gente en la comunidad se resiente un poco. Nos hace falta trabajo político, expli-carle a la gente que estos puestos de venta cumplen el objetivo de contribuir a mantener los precios justos; que no son para abastecer a todo el mundo.

Aquí hay que tener mucho cuidado con lo que nosotros llamamos la Cadena Solidaria; nosotros no podemos acabar con l@s comerciantes de los mer-cados, ni mucho menos.

Si ENABAS centraliza y garantiza abastecimiento de alimento a toda la población… ¿qué va a pasar con las pulperías, o con l@s compañer@s que venden en los mercados? Ellos tienen derecho a ganarse la vida también. Esta es una lógica económica, una lógica política, que quiere asegurar lo que llama-mos Cadena Solidaria, Producción y Comercio Justos, Consumo Solidario, y en esa cadena a todo el mundo le va quedando un poquito de ganancia, para la Vida.

Por ejemplo, el año pasado, para la apertura del Ciclo Agrícola, alguien propuso que los frigoríficos famosos, o cuartos fríos, se instalaran en el Mercado de Mayoreo; que a los productores de hortalizas del Norte el Gobierno les comprara todo directamente en sus zonas, y trajera toda la pro-ducción al Mayoreo, a los frigoríficos, y de ahí se abastecieran las compañeras vivanderas, a precios mucho más baratos, porque el Gobierno iba a comprar directamente e iba a trasladar. Se eliminaría la intermediación…

Pero el Comandante Daniel dice: ¿y toda la gente que se gana la vida con sus camionetas, trayendo los repollos, las zanahorias, toda esa gente se va a quedar sin trabajo…? Y entonces no lo podés hacer, tenés que garantizar la cadena de subsistencia, desde el que vive de eso, de ir a comprarle al pequeño productor en Jinotega, en Matagalpa, las hortalizas en Sébaco, y traerlas al mercado, y ahí ya tiene su clientela que le compra. Nosotros no podemos interrumpir eso.

Igual me hacía una propuesta muy lógica, un compa-ñero, ayer. ¿Por qué ENABAS no abastece a todas las fritangueras? Les va a vender barato, y van a poder bajarle el precio a la comida que venden a la gente. Es por lo mismo… si las fritangueras le compran a ENABAS, ¿cuántas compañeras en los mercados dejarían de vender? Hay que trabajar con esa lógica sensible. Gracias a Dios, que nosotros tenemos la experiencia, el aprendizaje de los años 80… Esa centralización no puede repetirse. Tenemos la experiencia y el conocimiento. La economía en estos países nuestros se debe mover así, un poquito para cada uno… En Solidaridad. En Hermandad.

Y el otro gran tema, son los grandes supermercados, que nosotros creemos que nos benefician, pero no nos damos cuenta a cuánta gente dejan en el desempleo. Esos supermercados que se están abriendo como obras de progreso en todas partes, están cerrando pulperías, y afectando a los mer-cados municipales. Pero esos reclamos debería de salir de la misma gente que está siendo afectada; las compañeras deberían de impulsar en los mercados del país, una campaña para que se haga conciencia sobre Opciones Solidarias de Consumo.

No para que se vayan esos supermercados, porque tienen su público, y ese público tiene todo el derecho de comprar allí, pero sí, la gente debería saber que los pequeños comercios de barrio, son parte de la cultura tradicional y popular, que en muchos lugares, incluso, se quiere, se necesita recuperar. Nosotros nos alegramos cuando dicen hay Super en Condega, gran nota informativa el día de hoy… ¡Y no nos damos cuenta cuánta gente se va a quedar o se quedó sin subsistencia!

Que a los supermercados vaya la gente que no compra en las pulperías, pero la gente de barrio, de a pie, la gente humilde, o compra en los mer-cados o compra en las pulperías… lo de diario en la pulpería, y lo de la semana en el Mercado. Trabajar esa conciencia de Cadena Solidaria, para nosotros es bien importante, porque estamos con-tribuyendo a que se mantengan esas fuentes de trabajo que están ahí, de manera natural.

Crear una conciencia solidaria. Yo voy a comprar en la pulpería porque ahí le estoy ayudando a esa familia para que se mantenga. Yo voy a comprarle al puesto de ENABAS, lo que pueda, porque así estoy contribuyendo a que los precios se mantengan. En fin, saberle explicar a la gente la razón por la cual todos tenemos que ayudarnos a todos. Por eso decimos, como dice el Cardenal: “Uno para Todos, Todos para Uno”.

¡Pero es eso…! esa Cadena Solidaria, y saber descubrir dónde está la gente trabajando ¡con derecho a trabajar además! Eso que hemos luchado tanto para que los Alcaldes… y ahí ustedes, todas las compañeras tienen tanto que aportar. La compañera María Elena, en las reuniones de Alcal-des, mañana tenemos reunión con los Alcaldes de todo el país, y lo vamos a volver a decir… ¡la gente tiene derecho a ganarse la vida en las calles!

No estamos nosotros por esas ciudades del Primer Mundo, gélidas, desprovistas de humanismo, de humanidad, porque están vacías, no hay vendedo-res; y cuando llegan los pobres inmigrantes a vender sus cosas en las aceras, los persiguen y los meten presos.

El comercio informal aquí es otra manera de ganarse la vida, y ¿cómo vamos nosotros a combatir eso? ¡Al contrario! Tenemos que asegurar que la gente sienta que lo puede hacer, porque mientras esté trabajando honradamente y se esté ganando la vida, nosotros estamos contentos, y tenemos que apoyarles. Todo eso es satisfacción que incrementa, precisamente, ese ambiente, esa energía de optimismo, de saludable bienestar que hay en el país.  La gente que está trabajando se siente bien, aunque esté en lo que llaman “subempleo”, los técnicos. Pero… ¿qué cosa es el subempleo en estas culturas nuestras? Hay que entender las categorías, que son para sociedades desarrolladas. Aquí, poder echar tortillas y venderlas, aunque sepamos lo duro que es, es un trabajo, no es un subempleo. Tenemos que adaptar las categorías a nuestra realidad. Poner una fritanga es trabajo.

Palabras de una compañera

El problema es el tecnicismo con que, a veces, lamentablemente la macroeconomía se tiene que mover; y en las estadísticas del país, eso nos viene a afectar mucho. Y como nuestras esta-dísticas están determinadas, incluso por los requerimientos de las Naciones Unidas, esa parte se pierde, y en las estadísticas del Banco Central, eso queda por debajo, no está tomado muy en cuenta.

La parte de las empresas, la microempresa, se va viendo cada 5 años, y ese estudio se hace de una manera no completa; no es igual un monitoreo que podés ir haciendo de la realidad, porque la microempresa te mueve el país mucho más que las grandes empresas. Sin embargo, las grandes em-presas se van monitoreando mensualmente, y las microempresas no, se hace cada 5 años. Ahí ten-dríamos un vacío de la realidad del movimiento de la economía.

Palabras de Rosario

Nosotros tenemos que tener un discurso basado en la realidad, las estadísticas son otra cosa. El compañero Antenor Rosales que maneje su discurso de Presidente del Banco Central, que lo hace muy bien, pero nosotros tenemos que tener un enfoque político, social, cultural, justo, realista, y sobre todo, surgido del análisis de nuestra rea-lidad e identidad cultural. Porque ese es el discurso que la gente entiende, en primer lugar, y es el discurso ¡justo! Porque aquí la gente vive así todavía, y no podemos engañarnos, cre-yendo que estamos en países de ese otro Mundo imposible.

Ese es el problema. Todos los códigos, normas, son como que estuviéramos en ese Mundo. Y cuando hablamos en “técnico”, creo yo, que es para dar imagen de eficiencia, para parecer como muy correctos políticamente, pero es totalmente in-correcto en términos políticos. Tenemos que hacer los análisis, los enfoques, los discursos, ba-sados en la realidad y en la identidad cultural. Porque imaginate vos que le decís a una mujer que se está penqueando… que no es trabajo, ¡ima-ginate vos!

Hay que tener sumo cuidado, y hay que discutir estas cosas, hay que hablarlas, platicarlas, y hay que trasladarlas, porque la suma de voces, va generando el cambio de enfoque. Yo me fijo en la capacidad que tiene la gente para repetir el discurso de uno, y los spots. Vi a una viejita en Masaya ayer, en el Acto de las Madres, y decía… “es que Daniel tiene a cada madre en su corazón”. Entonces me quedo yo… ella agarró el mensaje e inmediatamente lo hizo suyo, ¿por qué? porque conectó con él; porque la gente, al decirles que Daniel tiene a las Madres en su Corazón… son felices. Lo asumen, se apropian del discurso y lo repiten. Y porque además saben que es verdad…

Yo recuerdo, y este cuento lo he contado muchas veces, en el 90 cuando nos impusieron a doña Violeta Barrios de Chamorro, Daniel llegó como a la seis de la tarde, me dijo que quería hablar conmigo. Yo no sabía para qué, fui, y me dice: “perdimos las elecciones”. Realmente fue durísimo. Y sus primeras palabras fueron… “yo sólo pienso en las mamás de los Caídos”.

Entonces, yo tengo eso en la cabeza, lo ando en el alma siempre, y sé que decirles eso a las compañeras, es decirles una gran verdad. Pero además, es algo que quieren escuchar, porque les hace sentirse tan bien. Y ese es el poder que tienen los discursos que la gente está esperando. Saber, uno, por intuición, y las mujeres tenemos una intuición tremenda… ¿qué quiere la gente escuchar? A nivel anímico, a nivel espiritual, es tan importante conectar, y olvidarnos de todas esas jerigonzas que usan todos esos tecnócratas. Ese no es el discurso nuestro… no tenemos por qué impresionar a nadie con un montón de términos que nadie entiende. No tenemos por qué hablar como técnicos, ¡nosotros no somos tecnócratas!

A la gente hay que hablarle con el corazón, y entonces, van a reaccionar desde el corazón también. Y una elección, hablando de este año elec-toral, es un asunto emocional. La gente se va a mover a votar no por la razón, sino por el co-razón. La razón ahora, ya no está bloqueada, ni el corazón tampoco, por el temor. Nosotros, gracias a Dios, sentimos que ya tenemos superada esa etapa del temor a la situación de guerra, porque ya se demostró que el Frente gobernó y no vino guerra… vino mejoría, vinieron los Pro-gramas que la gente tanto aprecia.

Hablarle a la gente, para que se mueva el corazón, se mueva la razón y sepan, que va a haber más Buen Gobierno. Hemos hecho un Buen Gobierno, y viene más de ese mismo Buen Gobierno. Y creo que tenemos la credibilidad para hacerlo. Lo importante es que todas ustedes, cuando estén en sus reuniones, cuando estén en esos Grupos que estamos organizando, en sus Comunidades, en las comarcas; ustedes que están en los Departamentos, cuando se reúnan con las mujeres, les hagan ver que el discurso más efectivo es el discurso genuino, que parte de la realidad de la gente, y que la gente lo vive, lo siente, porque sabe que estás hablando de lo que es, y de lo que vive.

A mí mucha gente me ha dicho: ¿y cómo sabe usted eso? Sencillamente es que estás conectado con la realidad. Estás conectado. Por eso nunca nos quisimos ir a trabajar a la Casa de los Pueblos… ¡ahí te desconectás! Son salones regios, además son perfectos, tienen un aisla-miento de sonido, no te das cuenta de lo que está pasando afuera, te sentís en otro mundo, esa es la palabra. Ahí empezás a crearte una Nicaragua irreal… no a la medida de la realidad ¡porque estás en otro mundo completamente!

Es necesario trabajar en condiciones que son más o menos, pero que te recuerdan a cada momento las dificultades que tiene la gente. Eso es lo importante. O sea, estar uno conectado, y estar inter-pretando y trasladando; y al mismo tiempo, luchando por la transformación de la conciencia, por el cambio de enfoque, que nos vaya haciendo avanzar poco a poco.

Tenemos que trabajar con las Alcaldías… Estar encima de que, por lo menos, el 75% de las promesas que haya hecho ese Alcalde, se vayan cumpliendo… que la ciudad esté limpia, que el mercado esté limpio. El mercado es importan-tísimo, porque ahí todos los días está concen-trada una buena parte de la población circulando; los cementerios, son tan sensibles porque la gente quiere que los lugares donde están sus deudos, estén cuidados con esmero, con cariño.

Y luego, las cunetas, los andenes, las calles, los caminos, los parques… hemos pedido que se traslade la experiencia de Managua, los parques de convivencia comunitaria, que los empecemos a implementar también en los departamentos. Se trata de reunir artistas, cómicos, títeres… lo que haya en el lugar, música, un equipo de sonido, esos juegos que se alquilan, e invitar a la comunidad a participar de una tarde de con-vivencia, de alegría. Hemos tenido excelentes resultados en Managua, queremos lograr hacer cada semana, en un Distrito, por lo menos un parque, durante todo este año.

Eso ayuda a que la gente se comunique también, lo cual es tan importante, ahora que nadie habla con nadie, porque todo mundo se encierra porque tiene miedo; todo mundo hizo los grandes barrotes porque creen que llegan los delincuentes, y porque cada cual está en su vida… aún dentro de la casa, y/o con la televisión enfrente, sin oír a nadie, o hablar con nadie.

Palabras de María Elena Guerra

Nosotros estamos también tratando de propiciar, con esto Encuentros que hicimos con las abuelas, nos surgió una idea… que las abuelas comiencen a contar cuentos a los niños de los barrios, y estamos haciendo que la Biblioteca Municipal salga a los barrios, y ahí nomás aprovechamos los Cuentos de las Abuelas. Lo mismo el rescate de los juegos tradicionales, que jugamos nosotros, y que ahora los chavalos no los conocen, porque sólo viven sentados frente al televisor, o sólo viven con el nintendo o el celular, jugando. Entonces, estamos tratando de que se vuelva a jugar las chibolas, las rayuelas, el cero escondido.

Palabras de Rosario

Ayer, o anteayer estaba con Abril, escribiendo sobre eso, sobre los juegos. Dice: “mi abuelita, porque ella no me dice abuelita, me dice Amama, pero yo le dije que le pusiera abuelita; yo le dicto poemas a ella, y ella los copia. Y es tan honrada que se los va a leer a todo el mundo pero dice, “me lo dictó la Amama…”, no dice que los escribió ella.

Palabras de María Elena Guerra

Que les empiecen a contar a los niños cómo era Juigalpa antes, hasta dónde llegaba la ciudad, cómo se formó Palo Solo, cómo se fueron formando los diferentes lugares, y además, cómo era el río Mayales, que ahora va quedando casi nada. Contar todo eso, cómo era el río donde ellas se bañaban, y cómo es ahora, para que comparen. Estamos haciendo una serie de cosas, y tratando de rescatar la historia de cada comarca. Quiénes fueron las principales familias, las tradiciones culturales.

Palabras de Rosario

Me encantaría que lo escribiera, para nosotros apoyarla con la publicación de un libro, con todas las historias, las tradiciones. Nosotros tenemos que recuperar la tradición y la cultura local… ¡esa cultura local es la fortaleza de la Identidad Nacional!

Palabras de María Elena Guerra

¡Excelente compañera! Ahí estamos soñando, y vamos a mandarle a contar los sueños para ver cuáles hacemos realidad.

Palabras de Rosario

Quiero que cada una de ustedes intervenga cuando quieran, aquí estamos informalmente, que es más rico.

Palabras de Norma Moreno

Lo otro, Compañera, es que parte de las actividades lúdicas que se puedan promover con niñ@s más chiquit@s, los juegos…

Palabras de Rosario

Si te vas a un barrio y decís “actividades lúdicas” ¡nadie te va a entender!

Palabras de Norma Moreno

Promover las actividades recreativas y culturales también con l@s niñ@s más pequeñ@s, se pueden crear juego-tecas, o lugares donde llegan los chigüines a jugar con muñecas, con trastecitos, que son niñ@s que talvez sus papas no les pueden comprar todos esos juguetes, y que puedan también tener ese espacio dentro de la Alcaldía.

Palabras de María Elena Guerra

Nosotros tuvimos una experiencia cuando estábamos en la UNAG trabajando con niñ@s campesin@s, y quisimos formar una casa donde llegaran a jugar, no sólo los niños, sino también los adultos, y nos resultó algo bien bonito. Comenzó a darse la actividad, pero un día, unos antisociales se nos metieron y se nos robaron toditos los juguetes. Teníamos bonitas cosas… pero no teníamos para poner un vigilante, entonces, alguien se robó todito y se nos terminó el Proyecto, ¡hasta ahí llegamos! Pero eso es una maravilla, porque son encuentros entre los padres y los hijos.

Como trabajábamos con Save the Children, nos habían regalado todos esos juguetes. Había rompe-cabezas, diferentes juegos de mesa, y también para los niños más pequeños; estábamos haciendo concursos con cuerdas, saltar. Para el local, teníamos una casa que la UNAG había comprado para hacer una finca modelo y la utilizamos para esa actividad; esto fue en una comarca, en Cuisalá.

Ahí nos dimos cuenta de la gran importancia de discutir temas entre los niños, y el mismo tema entre adultos, y después los juntábamos, y compartíamos lo que habían dicho los niños y los adultos. Salieron cosas muy bonitas, y cosas que los padres no sabían que sus hijos tenían la capacidad de hacer y de decírselos… ahí surgieron cosas muy buenas, en educación sexual.

Un día los alborotamos tanto, de lo que tenían que hacer los padres, o lo que no tenían que hacer, que pusieron en la cantina del pueblo, de la Comarca, un rótulo: “Papá, no dejés en esta cantina el dinero que podés usar para comprarme los zapatos”. La señora de la cantina llegó fu-riosa a la UNAG, a buscarme… ¡usted que anda levantando a esos chavalos! Me senté con ella y le dije: bueno, fue iniciativa de los chavalos. Trabajábamos con la metodología de niño a niño; y los chavalos hicieron maravillas en ese tiempo, pero después había que andarlos parando, porque se querían enfrentar con los adultos.

Palabras de Rosario

¡Hay que retomarlo! Hay que juntar centavos, hay que buscar juguetes.

Palabras de María Elena Guerra

Y con palabritas de a centavo, le llegábamos a la gente del campo, y ellos quedaban claritos de las situaciones. Se avanza mucho con eso, Compañera.

Palabras de Vilma de la Rocha

Eso que estaba señalando la compañera de Jui-galpa, es precisamente la recuperación del Patri-monio Intangible. Nosotros hemos venido haciendo algunas visitas en los municipios, vendiendo esa idea, tratando de interesar a l@s compañer@s en ese rescate. Una de las cosas que tenemos pensada es convocar a un concurso nacional, porque no tenemos para hacer investigaciones en cada lugar, pero que cada municipio pudiera encontrar cuáles son sus tesoros de tradición, sus elementos cul-turales, sus juegos, sus técnicas artesanales, en fin, todas esas de las recetas de cocina. En unos municipios hemos encontrado más recepción que en otros, pero creo que es una cuestión muy impor-tante, que podemos incluso, trabajarlo con INTUR.

Palabras de Rosario

Lo que te pediría, Vilma, es que hagás una propuesta, un Proyecto, que se comparta con todos los Gobiernos Locales, con los compañeros del Poder Ciudadano, y que sea comprensible. Si hablás de Patrimonio Intangible ¡nadie va a entender lo que querés decir! hay que hablar aterrizadamente, para que la gente se entusiasme. Hacé el proyecto y me lo mandás.

Palabras de Abril

Esto la Amama me lo dictó. Es que yo lo escribí pero ella me lo dictó: “Mi abuelita me cuenta historias de cuando no había luz ni tele, y los niños jugaban y cantaban, y contaban cuentos de miedo, para asustarse. Mi abuelita se ríe cuando me cuenta de la Carreta Nagua, y del Padre sin Cabeza…  aquellos tiempos…!”

Ella también me dictó este otro. “Gatos como gente: En mi casa reinan los gatos; gatos blancos, gatos negros, gatos grises, gatos pardos, gatos flacos, gatos gordos, gatos largos, gatos cortos, gatos altos, gatos bajos, gatos, gatos, gatos. Se comen todo, juegan todo, el Apapa los consiente… gatos mimados por el Presidente. ¡Ah, qué gatos, parecen gente…!”

(Risas y Aplausos)

Palabras de compañera

Buenas noches, compañeras. Era un poco quizás, reforzar el trabajo que se pretende hacer en los parques, porque yo me remonto un poco al Parque Luis Alfonso Velásquez, que nosotros lo visitába-mos mucho; y con esa identidad nicaragüense que te hace sentir, ahora que estamos en toda esta etapa, y nos damos cuenta qué tan necesario es volver a esos tiempos en los que verdaderamente te sentís nicaragüense.

Cuando converso con algunas personas que han ido fuera del país y dicen: ¡Ay no, en Nicaragua somos reyes, en Nicaragua nos sentimos así! Yo les digo, a mí no me gustaría salir a un país donde no te reconocen esa dignidad de nicara-güense. Pero recordando un poco las actividades del parque, yo recuerdo cuando jugábamos y la cantidad de cuentos que habían ahí, y cuentos nicaragüenses, que te hacían sentir bien.

Otra de las cosas eran los concursos de dibujo pinturas, yo participaba en ellos; y siempre estabas pintando paisajes nicaragüenses, ¡tenemos tantas bellezas naturales! Claro, esto lo pensás cuando ya sos adultos, pero en esos tiempos vos decías… el río por donde pasaste, o las montañas que viste en algún momento que salimos a los departamentos.

Entonces ¿por qué no volver ahora a esa época? Yo pongo mucho a dibujar a mi hijo pequeño de 3 años y medio, y él pinta las estrellas, el sol. ¡Cómo te sentís el remontarte a un tiempo en el que viviste, en el que sentiste! Y por qué ahora no, en el que estás nuevamente dignificándote, en el que estás nuevamente sintiéndote nicaragüense. Porque eso es lo que sentís cuando caminás, cuan-do conversás, y ves a la gente y te dice tantas cosas. Y este tipo de trabajo nos ha permitido eso.

Entonces, yo digo, ¿por qué no introducir esto dentro del Programa… el dibujo, la pintura y sobre todo, el paisaje nicaragüense, o lo que sentís y ves, o lo que crees que podría ser, cómo es tu Nicaragua? Todo eso que nos vaya forta-leciendo más esa identidad de nicaragüenses.

Palabras de Rosario

Creo que esto habría que incorporarlo a estas tardes de convivencia comunitaria, las historias, los cuentos, los juegos, y el espíritu nacional. Estamos de acuerdo completamente.

Palabras de Vilma de la Rocha

Para agregar a lo que dice ella. Hay 142 Bibliotecas Públicas, y vienen haciendo un tra-bajo así con los niños. Muchas de ellas hacen ese tipo de trabajo. Lo que hay que hacer es reforzarlo, en combinación con el Poder Ciudadano, con las instancias, en cada localidad, que se refuerce ese trabajo, porque de hecho, hay un caminito ahí…

Palabras de compañera

Pero que sea de una forma abierta. Yo recuerdo que nos sentábamos en ese parque…

Palabras de Rosario

Lo que ella quiere decir Vilma, es que la gente no va a las bibliotecas, y que tenemos que sacar las bibliotecas a los parques. Es lo que ella quiere decir, y hay que entender eso.

Palabras de compañera

Porque yo recuerdo… mis hermanos y yo íbamos a jugar, pero miraba los concursos. Que hay un concurso de dibujo, ¿quién quiere participar? Y entonces los educadores nos pedían participar. Vos vas pasando, te sentás ahí, y ya podés participar… Los niños están en el parque de una manera abierta, y no estás obligando a nadie. Muchos tienen por concepto… la biblioteca, ¡aah! la biblioteca cerrada en que te sentás. Pero el parque no, es algo más natural, todo aquello que ayude a l@s niñ@s a desarrollar más habilidades.

Palabras de María Isabel

Nosotros tuvimos, desde nuestra experiencia en la Nicarao, dos situaciones que nos dieron resul-tados muy buenos, y tienen que ver con las bibliotecas que decía la compañera. En nuestra Casa Comunal pusimos una pequeña biblioteca, y todo el barrio colaboró con un libro de cuentos, con libros de Estudios Sociales, de Ciencias. Porque la gente es tan pobre que a veces no compraba los libros, y los niños andaban buscando quien les daba una investigación, quien les ayudaba con una letra, con una palabra, un concepto que no entendía. Habían profesoras, y decidimos: bueno, la que sabe de Español, que se encargue de buscar libros de Español, para que les sirva a los niños.

Estamos claros que en el andar de nuestra vida andamos dejando libros, vamos dejando cosas que no nos sirven, pero hay niños a los que sí les sirven. Entonces, el sábado teníamos esa Casa Comunal llena de chavalitos buscando qué contar, qué hacer, qué poner. Y eso nos dio muy buenos resultados.

Pero una cuestión muy buena Compañera que yo siempre he estado proponiendo, y que ha sido muy difícil, es escribir la historia desde nuestros barrios. ¿Cómo? Nuestra Colonia, allá en la Nicarao, tenemos cantidad de muertos, cantidad de gente, de historia, de combatientes históricos.

Palabras de Rosario

Ya reparamos el cementerio…

Palabras de María Isabel

Sí, gracias a Dios, ya tenemos ahora cementerio, y queríamos invitarla incluso, que llegue. Este sábado habíamos dicho es la inauguración, es el 4 de Junio.

Palabras de María Isabel

Los compañeros hacen extensiva la invitación ¡de que llegue, de que lo vea, que ahí tenemos nues-tro cementerio! Ellos están tan agradecidos porque nadie nos había hecho caso, la casa se nos estaba derrumbando, y es una casa histórica, ese mural que tiene es una belleza.

Bueno, dijimos… desde nuestro barrio escribimos la historia, ¿cómo? Cada madre conoce parte de la historia de su hijo. Y habemos compañer@s que vivimos ahí, conocemos la historia. Comenzás a recoger quién fue el compañero fulano de tal, qué hacía, cuándo murió, y vas llenando una hojita, no mucho, pero al final tenés un compendio de la vida de todos los compañeros, y también vas haciendo la historia del barrio. Esa es una cosa que hemos querido, pero por tantas cosas que han pasado entre nosotros mismos, se nos ha visto cortado.

Palabras de Rosario

Eso es lo que yo iba a decir: un proyecto como éste puede contribuir a la Unidad… Con esa memoria colectiva de la gente, te moviliza, te mueve… es como los Museos Comunitarios. Nosotros necesitamos este tipo de proyectos que acercan a la gente, y en el caso nuestro, que forjan Unidad. Recuperar la historia común, puede hacer que mucha gente que talvez está alejada, se entusiasme y se acerque, y vuelva a activarse. Necesitamos trabajar en esa dirección.

En las reuniones que hemos tenido en estos días, nosotros habíamos reclamado a los compañeros por el tema de la Solidaridad, porque decíamos: llegamos al Gobierno, y como que dejamos a un lado el compromiso personal con la Solidaridad. Es decir, damos por resuelta la acción Solidaria, cuando el Gobierno interviene, o la Alcaldía, y yo, persona, no me preocupo. No nos ocupamos para nada, de los casos particulares que conocemos, y podemos atender. ¿Cuánta gente conozco que to-davía tiene esa práctica? Gente pobre, que atiende a familiares de caídos que están en dificultades.

Nosotros tenemos que recuperar todo aquello que nos acerque, que nos lleve a estar pendiente de la gente, pendiente uno de otro. No podemos delegar en las instituciones nuestras responsa-bilidades personales, éticas, morales; como San-dinista, como revolucionario, cada uno de nosotros tiene responsabilidad personal, moral, como dice la compañera, sobre el Bienestar de la ciudadanía.

Y cuando nos movilizamos desde esa responsa-bilidad, somos más fuertes, somos más efectivos. Andamos con más pasión, con más entusiasmo, porque nos sentimos cada uno más responsable, desde adentro. No somos funcionarios, no somos técnicos, no somos empleados por un salario, somos revolucionarios, que andamos en Misión de Servicio. Eso hay que recuperarlo.

Recuperar la historia es parte de eso. Nosotros íbamos a sugerir, el año pasado lo hicimos para el 19 de Julio, lograr que la gente contara las historias de su participación en la lucha, aún sabiendo que todo el mundo es comandante; aún sabiendo que todo el mundo, combatiente o no combatiente, ha desarrollado las proezas más extraordinarias. Todo mundo es héroe, pero eso es parte de la cultura, y para nosotros, es una dinámica de grupo. Reunirnos a contarnos la his-toria, recoger lo que se pueda recoger, y acercarnos…

En los años 80, desde el Ministerio de Cultura, se hizo un esfuerzo de recopilación de historia oral, todo eso se perdió porque ni los archivos quedaron, ¡nada! Después vinieron los 16 años, después las rupturas entre  nosotros mismos. Y la recolección de la Historia Patria Sandinista no la hemos hecho los sandinistas… lo han hecho analistas extranjeros, y tergiversado completa-mente lo que es esa Epopeya de la Revolución, que no es la Insurrección solamente… ¡es la Revolución!

Cómo, todavía, estamos haciendo Revolución en un mundo totalmente diferente. Hacer Revolución ahora, es tener esa sensibilidad para entender temas como la Cadena Solidaria… no puedo hacer esto porque afecta a tantas miles de personas que están haciendo esta otra cosa. Eso es hacer Revo-lución. Cuando no tenés ese cuidado, empezás a echarte encima a la gente, y ahí ya no hay Revolución, hay agresión. Lograr que tod@s vayamos unid@s alrededor de un proyecto, porque tod@s estamos siendo parte, eslabones de esa cadena, sólo se puede cuando ya ha habido expe-riencia, ha habido golpes y aprendizajes.

Tenemos una Dirigencia Política, a un Comandante Daniel, que se ha formado en esa experiencia y en ese aprendizaje. Por eso tenemos esa capacidad para ver más allá del problema y no irnos de boca a tratar de resolver, con la arrogancia de ser Gobierno. Porque vos sos Gobierno, podés tomar un montón de medidas; pero la arrogancia de ser Gobierno te puede equivocar completamente, y llevarte a perder los respaldos, porque podés hacer que la gente pierda su dignidad y su sustento.

Entonces, uno, recuperar todos los Proyectos, todas las habilidades, para reunirnos, y recoger nuestras vivencias. Tenemos 50 años de fundación del Frente Sandinista, este es un momento para reemprender esas búsquedas. Yo pienso que a ustedes, en el Instituto de Cultura, Vilma, les correspondería, sé que no tenés gente casi, pero por lo menos, hacer un esquema de todos estos temas que hemos hablado hoy, que sirva de guía, para que cada cual, como pueda, trabaje en esta dirección.

Cómo se pueda en cada lugar, porque esto es más, sobre todo, de corazón, de empeño, más que de técnica, más que de especialidad. No aspiramos a una historia científicamente comprobable; aspira-mos a la reunión del Sandinismo, y a la reunión de las anécdotas del camino recorrido. Eso sería lo más sencillo, lo más simple, pero en el camino que vamos a recorrer, construyendo eso, ¡vamos a ganar tanto…!

Otro tema, que no viene al caso con esto, pero también lo hemos estado discutiendo. Vamos a formar todos estos Grupos Comunitarios Solidarios, y entendemos por Solidaridad, el buscar a la gente que está en desgracia. Pero ¿qué des-gracia, material nada más? ¿Y la gente que está sintiéndose deprimida por X o Y razones, pér-didas, duelos, etc.? ¿Las mujeres abandonadas, cómo vamos a apoyarlas, cómo vamos a reunirlas? ¿Cómo vamos a acercarnos desde las mujeres?

El otro día le pedimos a la Juanita que nos trabajara una propuesta, ella es sicóloga, que se reuniera con otros compañer@s expert@s, para hacer una propuesta sencilla, que nos permitiera crear grupos de atención a mujeres maltratadas, de atención a mujeres que se sientan abandonadas, que han sido abandonadas objetivamente, a per-sonas deprimidas. Porque la pobreza, deprime. ¿Cómo atender a las personas que están en un estado depresivo, que ya es una enfermedad, que no les permite arrancar, tener energías para hacer la lucha?

Esto también tenemos que incorporarlo. Pero si la gente agradece al Pastor, y vuelvo con el cuento de los pastores, porque los pastores están en la comunidad; la gente siente al Pastor cercano, porque está pendiente de todas esas vicisitudes de las familias… Entonces, ¿cómo hacer presen-cia Solidaria frente a esos dramas humanos? Juanita ¿qué nos contás, has hablado con las compañeras? No he recibido nada.

Palabras de Juanita Argeñal

Ahorita estábamos Isabel y yo compartiendo de que será tan positivo, porque al ver las compañeras lo hermoso de esta experiencia, de esta convi-vencia, que decía la compañera María Elena en Juigalpa, te moviliza más, conecta más sentimen-talmente, cuando hay estos efectos positivos, para abordar la problemática que tenemos en el Ser interior cada una de nosotras, que abordarlo desde la problemática misma.

Me decía Isabel, que habría que hacer un inven-tario de los problemas que tenemos en el barrio, en la cuadra, y ver cuál es el que tiene mayor impacto, connotación. Clasificar la problemática psico-social que haya en cada una de las comuni-dades, de los barrios. Y en base a esa pro-blemática y a esa clasificación, hacer el diseño de intervención. Porque nos parecía más positivo abordarlo desde esta vivencia.

Palabras de Rosario

Nosotros hicimos un diagnóstico psicosocial de Nicaragua, en el año 2000, de todo el país. Voy a buscarlo. La experiencia de ese diagnóstico fue extraordinaria, porque allí trabajamos un diseño para aplicar en la Campaña. Lo que pasa es que en ese momento no estaban las condiciones en el Frente, para que entendieran los compañeros, que esa era la forma de trabajar.

En ese entonces hice la Estrategia, y propuse que la Campaña iba a ser la Campaña del Amor, y me dijeron que no, que nunca se había ocupado la palabra Amor en una Campaña Política, en una Campaña Electoral; que eso iba a ser objeto de burla, que me iban a ridiculizar y a vulgarear… Y, por supuesto, no hice caso. El resto ustedes lo conocen.

Palabras de Juanita Argeñal

Incluso, recuerde que desde la Fundación Amor que usted tenía, eso movilizaba experiencias de mujeres… ¡es increíble! Yo me caso más con el efecto positivo, que ir al problema, porque muchas veces, cuando estamos deprimidas, no fácilmente salimos de la depresión, si la aborda-mos desde la persona. Es mejor abordarla desde la convivencia con las otras mujeres, porque hay unidad, porque te sentís gratificada, te sentís reconocida, en el problema con los jóvenes recreándose.

En la propuesta que yo le mandé, le dije que compartía una lección aprendida el domingo que estuve en Achuapa y en Santa Rosa del Peñón. Allí, las compañeras de la Comisión de la Mujer tal como estaban aquí las compañeras, plantearon que ellas se han organizado, y habían estado eva-luando que parte de la problemática que tenían, es que había muchos jóvenes con alcoholismo, y los embarazos a temprana edad. Y que en función de eso se habían organizado con la Alcaldía, para crear un cuadro deportivo, y ahora le habían puesto bancas, y están organizando a los chavalos para que vayan a jugar fútbol sala, béisbol, juegos de mesa. Y que eso los tiene bastante distraídos.

Yo decía: esto es lo que andamos buscando… alternativas para que los chavalos crezcan, ten-gan sus espacios, que se estiren, que griten, que corran. Eso es lo que se necesita, esa es la terapia del juego, movilizarnos, expresarnos… y con nosotras también desde la familia. Ese es el planteamiento nuestro, ver cuál es la proble-mática, y ahí le hacemos propuestas sencillas.

Pero ahorita, ver el problema, ¿cuáles son los problemas más sentidos a nivel psico-social? Y en base a eso, ver la prioridad, como usted decía… ¿cuál es lo más crítico que hay que atender ya? Sí, hay que atender lo que decía la compañera Sonia, el problema del alto índice de Sida, que a raíz de eso es que usted motivó todo este plan-teamiento. Con los jóvenes entrar en un proceso, desde la cuadra, de charlas permanentes.

Palabras de Rosario

No, nosotros estamos discutiendo esto desde hace rato; hemos estado en varias reuniones en donde lo hemos planteado. Es decir, para mí, una Campaña tiene que ser una Campaña que llegue al alma de las personas. Para llegar al alma de las personas no podés llegar con el discurso po-lítico, en un país como el nuestro, más con el tipo de Gobierno Humanista y Solidario que hemos hecho nosotros. Tenemos que buscar formas de llegar a las personas, que sientan que toda esta Atención, todo este Cariño, toda esta Solida-ridad, es parte de ese Buen Gobierno. Porque “no sólo de pan vive el hombre, o la mujer”.

Más bien, lo que hemos estado buscando es la forma de acercarnos a la comunidad, sin que sea un acercamiento oportunista electorero. Solo la visita casa por casa, para irle a pedir el voto a alguien, está como gastado, está quemado. Pero nosotros podemos complementar, reuniendo a la co-munidad en la comunidad; hacer ese trabajo comu-nitario precisamente, donde vas viendo cómo podés congregar a la gente para diferentes dinámicas sociales de grupo.

Creo que es una forma mucho más efectiva de hacer presencia, aparte de la identificación de los casos críticos, aparte de estar pendiente de todo lo que hacen las Alcaldías. Aparte de desarrollar todo este Proyecto de recopilación de la historia nuestra, los Museos Comunitarios, la historia oral, la tradición cultural, etc. Esto, para mí, tiene el objetivo de lograr que la gente nos sienta interesados en ellos como seres humanos, no sólo como electores.  De Seres Humanos a Seres Humanos es que debemos hacer esta Campaña.

Palabras de Juanita Argeñal

Incluso lo que decía la compañera María Elena, es parte de lo que nosotros llamamos Laboratorios Terapéuticos, donde la persona expresa sus sen-timientos, sus emociones, y es una forma natural de acercarnos a las emociones de la gente, a los sentimientos; construir con ellos, que vean quiénes son las personas que se están interesando por la compañera, que la están acercando, y con los jóvenes también.

Palabras de Rosario

Pero yo no lo veo como un tratamiento personal, ni médico. Es en grupo, y de grupos de almas. No se necesita ser sabio para saber qué problemas hay en los barrios. La gente menos, no quiero decir favorecida, la gente que no tiene todo lo que quisiera en un Sistema como el vigente, que le dice a la gente, vos solamente sos feliz si tenés… padece distintos niveles de ansiedad y depresión, y distintos niveles de problema también en sus relaciones.

Estaba leyendo ahorita un informe, que me pasan de una persona. Y hay como cinco versiones de quién es esa persona, según a quién le preguntan. Un barrio de la Quinta Nina,  un asentamiento, no tiene ni agua potable, ni aguas negras. Son letrinas. Entonces, allí hay un laboratorio… ese informe que me pasaron es un laboratorio, porque ahí está la vida de un barrio. Cinco his-torias diferentes sobre una persona: que es ene-miga, que es super sandinista, que es de tradición sandinista, que nunca ha colaborado, y además, todo el cuecherío sobre toda la familia…

Vos sabés perfectamente, cómo la gente teje historias, cómo se defiende con historias. Yo estoy segura que lo que estamos haciendo, o queremos hacer, o vamos a hacer, es básicamente un pilotaje. Es, sobre todo, reemprender un camino que tuvimos en otro tiempo, donde en la comunidad se hablaba de los problemas de tod@s, y se era solidario con quienes estaban en pro-blemas. Es reencontrarnos con eso, y es recuperar la responsabilidad solidaria personal, sobre los problemas del país, de las personas, de la comunidad. Eso es lo que queremos.

No creo que sea necesario ir a un diagnóstico psico-social especializado, creo que lo sabemos, lo que hay que buscar es la forma de llegar a la gente, para que no sienta que es una intrusión, porque ese es otro problema… que más bien nos sintamos abriendo puertas para conversar de nues-tras realidades humanas, compartir, y acompa-ñarnos en nuestras desgracias, cuando las tenemos, y por supuesto también en nuestros momentos felices.

Palabras de Norma Moreno

Es que precisamente Compañera, comparto con usted, y es lo que yo quería aportar, con re-lación a… cuando escucho “clasificar”. Muchas veces, cuando queremos abordar determinadas pro-blemáticas, y hacer intervenciones con mujeres, o con grupos de personas con VIH, o con personas con discapacidad, nos vamos efectivamente a la parte técnica, y muchas veces, o en la mayoría de los casos, lo enmarcamos en la parte médica, en la atención clínica, y va más allá de eso.

Tiene que ver, precisamente, con la atención solidaria entre pares, entre mujeres que estamos en la comunidad, y que las otras compañeras sientan que efectivamente, nos duele su pro-blemática, que sentimos lo que están viviendo, por lo que están pasando, y que queremos que se reúnan entre compañeras que están viviendo las mismas experiencias traumáticas, o de pérdidas, o de dolores, para buscar respuestas y salidas. In-clusive, se me ocurre también, que debe de ser transversal, y la propuesta del documento con relación a la Campaña de Solidaridad, tiene muchos puntos que las mismas compañeras que están viviendo una situación traumática, de dolor, pueden ser insertadas en todas estas actividades.

Y eso es lo importante, que nosotras, por ejemplo, también en las actividades comunitarias de recreación, de cultura, muchas veces lo primero que ubicamos en el derecho a la recrea-ción, al juego y a la cultura, es a la niñez y a la adolescencia; pero no es tan así, no debemos de verlo únicamente desde esa perspectiva, sino también con estas mujeres, y con las mujeres adultas mayores. Por ejemplo ahorita, con la experiencia de las actividades con las madres, ¡qué lindo! Pudimos observar cómo también la parte cultural de las mujeres adultas mayores sale, ellas saben bailar cha cha chá, su música, y bailaron en los grupos de danza folklórica, nuestra danza, la cumbia chinandegana, y también mujeres poetisas, mujeres cantantes.

Insertar a las compañeras que están viviendo esta situación, y a todas las mujeres de la comunidad en estas actividades recreativas y culturales; y, que sea transversal toda la parte… por ejemplo, lo del monitoreo de los Programas Sociales en su comunidad, que ellas sientan que efectivamente eso las saca de ese entorno de tristeza, de depresión, porque las estás incorporando en las actividades propias del barrio, de su comunidad, de monitorear los Programas Sociales que están llegando a su comunidad, de ser partícipes de los programas, del Programa Usura Cero.

Porque también, si son compañeras que el marido o el compañero las dejó con todos los chigüines, y no tienen un trabajo, y si se les beneficia con el Programa Usura Cero, y aparte de eso, las hacemos sujetas activas, protagonistas de todas estas actividades solidarias, por supuesto, que esa recuperación emocional es mucho más efectiva que tener una o dos terapias con una psicóloga que llegue a su casa a atenderlas, o que las lleguemos a acompañar al centro de salud.

Palabras de Rosario

Así es Norma, exactamente, creo que ese és el enfoque.

Palabras de Merceditas

Buenas noches. Compañera, estoy satisfecha por haber mencionado el tema de la violencia, que es al que nosotros a diario enfrentamos; pero, pre-cisamente, hablando como mujer, es grandioso hablar de Solidaridad, pero ponerlo en práctica.

Nosotras vemos a diario, conocemos tantos casos dolorosos, pero si continuamos trabajando unid@s como Mujeres Solidarias, como Mujeres con tanta fortaleza con que nos hemos venido creciendo, hemos encontrado alternativas voluntarias, como el voluntariado que tenemos con la Promotoría Voluntaria Solidaria… que ellas mismas se pu-sieron el nombre, porque en la práctica lo hacen, van a las casas donde hay reuniones de mujeres, ahí están ellas dando el mensaje de la atención a la violencia, y cómo puedan salir de esta pro-blemática.

También, cómo hemos logrado, como mujeres, in-tegrarnos a esos Programas que la compañera decía, a los Programas Usura Cero, Hambre Cero, al Bono Productivo. Cómo hemos logrado coordinar con los Alcaldes en los Municipios, que salgan beneficiadas esas compañeras, y también tiene que ver mucho con la comunicación. Si somos más comunicativas y estamos bien informadas sobre las distintas problemáticas que tienen nuestras com-pañeras, de esa forma lo vamos a lograr, es un cumplimiento del Proyecto Revolucionario que estamos creciendo y desarrollando a diario. Creo que tenemos que continuar trabajando de esta forma y fortaleciéndonos.

Palabras de otra compañera

Buenas noches compañera. Quería compartir algunas experiencias, pero también una reflexión, basada en la vivencia de estos dos días que me ha correspondido estar en el Distrito II. Efecti-vamente, desde el momento que usted orienta, es primera vez que asisto a la reunión, me regocijo de escuchar sus palabras, porque ya las había escuchado en el Distrito, porque gracias a Dios, sus palabras han llegado allá. Estoy reafirmando lo que he escuchado en mi Distrito, lo que era mi Distrito, porque ahora estoy en el II.

Nos vamos al equipo del II, y empezamos a conversar sobre este tema; pero encontramos incluso algunas expresiones del rostro de algunos compañeros, que para ellos, quizás, era nuevo tocar ese tema de trabajar con el corazón y de corazón, les decía a ellos. Y partíamos de que teníamos una misión inmediata que era el trabajo de las madrecitas. En ese trabajo de las madre-citas había mucha gente que no estaba invo-lucrada… yo les decía a ellos, eso tiene que ser también para tod@s; no es lo mismo enviarle un paquete a una madre, a que vayás, la visités, la toqués, conversés con ella, y ver cómo está.

No es lo mismo que te des cuenta de que alguien está enfermo, y que llegás primero, pero si ya sabés que está enfermo… ¿por qué no vas con el médico? Ese tipo de acciones, les decía, teníamos que echarlas andar en la práctica. Pero lo más importante de eso es que cuando uno empieza a hablar, pero también los acompañás en la acción, porque muchas veces sólo decimos, vayan y ejecútese, pero no los acompañamos. Entonces, dicen: los altos dirigentes sólo están ahí, y no nos acompañan. Eso también hace como que la gente no haga el trabajo; que las palabras bonitas que quizás en ese momento estés diciéndoles no se lleven a la práctica. Porque dicen… ella está linda detrás de un escritorio, y nosotros somos los que andamos en el territorio.

Palabras de Patricia…

Mi nombre es Patricia, vengo del Distrito I. Aca-bamos de pasar una experiencia muy bonita con la Asamblea de Beneficiarias. En el Distrito hicimos alrededor de 35, por cada barrio y por comarca, se reunían de 10 hasta 45 beneficiarias con la metodología de los cuatros momentos, que ellas hablaran como madres, de su experiencia, de sus esperanzas. Yo lo tomo como una terapia de grupo… al estar ahí reunidas, no se habló para nada de si debía o no en Usura Cero, qué había pasado con el Bono, sino que hablaron como madres, y se soltaron… ¿a quién de nosotras como madres, no nos gusta hablar de nuestras experiencias, de nuestros hijos e hijas?

Ellas empezaron hablar, y al final decían: esto es lo que casi no hacemos, reunirnos nosotras aquí, y hablar como mujeres, ver cómo estamos, comunicarnos… ellas mismas decían, muchas veces en nuestra familia pasa eso, nos ponemos a ver la televisión, y todos estamos adelante de la tele-visión y no nos comunicamos entre nosotros. Nunca decimos, ¿cómo te fue en clases, hijo? O mi hijo me pregunta a mí ¿cómo estoy? Ellas llegaron a esa conclusión.

Pienso que lo debemos de aprovechar, porque las mujeres quedaron entusiasmadas de continuar en esos procesos de estarse reuniendo y seguir hablando como mujeres. Eso podría servir, a lo mejor, lo que usted nos decía, para las mujeres que tienen algún problema, pero no abordarlo de forma que ellas vuelvan a revivir su duelo, sino que empiecen hablar de una forma optimista, y sobre todo, la esperanza de que van a cambiar. Fue una experiencia muy bonita, porque las mujeres, como le digo, no paraban de hablar.

Palabras de Rosario

Es que depende de quién conduce. Nosotras tenemos que salir del formato rígido, hay un patrón ahí… tareas, tareas. Y nos olvidamos que tanto los que estamos al frente, como las personas o el conglomerado con quienes nos estamos reuniendo, somos Seres Humanos. Y la mejor manera de avanzar en la transformación de la conciencia, es cuando nos encontramos para hablar como Seres Humanos.

La máscara de Cuadros Políticos, muchas veces no nos permite ni comunicarnos ni vernos desde la realidad. Estamos siempre poniendo el rostro de Cuadro Político, de Alcalde, de Secretario Polí-tico, pero no ponemos el rostro de hombre o mujer. De joven…

Palabras de Reina Rueda

Hablando de recursos, porque no siempre es de re-cursos, y quiero contarle la experiencia… no me gusta mucho platicar sobre mí o de nuestro tra-bajo, porque nada más hacemos nuestra obligación. A nosotros, como Alcaldía, nos llega de todo, casos políticos, casos médicos, de todo, dicen que las Alcaldías somos un muro de contención.  

Quiero contarle esto, porque a veces es desconocimiento de las mismas personas. ¿Cuál es el secreto de todo? Para mí, y me ha funcionado desde que era chavala… hablando de la biblio-teca, yo también en el Luis Alfonso recuerdo desde los murales en las bibliotecas, que mien-tras los papás estaban ahí platicando abrazados, nosotros estábamos haciendo averías en la biblio-teca del Luis Alfonso. Inclusive, los novios de esa época, la invitación era al Parque Luis Alfonso, no se necesitaba mucho dinero como ahora para ir a muchas discotecas o ir al cine. Sencillamente era estar juntos, tomarse un fresco de tamarindo o de naranja, que no era tan caro, y es la convivencia, sobre todo.

Entonces, la experiencia que les voy a contar es alguien cercano en la Alcaldía, y desconocía lo que era el Sistema de Salud. ¿Hay dificultades? Es cierto que las hay, pero hemos avanzado mucho y lo digo por esa experiencia. Esa persona estaba hospitalizada en el Lenín Fonseca, era pensio-nado, y no sabía que tenía derecho a una muleta, a una silla de ruedas, y eso es por desconoci-miento.

¿Cuál es el secreto que les digo yo que ha funcionado? Es atender a la gente. Al principio yo diario atendía, llegaba a la casa con el pelo eléctrico y con una migraña tremenda, porque no es fácil, y nosotros huimos mucho, no querés escuchar problemas.  Y a veces es no es que le resolvés, sino canalizar, porque tienen desco-nocimiento.

En otro caso, una muchacha llegó y necesitaba sencillamente un ultrasonido, 150 córdobas nece-sitaba esa mujer. Llega llorando a la oficina, diciendo que ella sangraba, y le voy a decir así, sangraba de la chicha la mujer, tenía 3 meses de estar sangrando del pecho, y estaba en la casa, y le mandaron un ultrasonido que valía 150 córdobas ¡no tenía con qué hacérselo! A través de la Alcaldía le canalizamos, e inclusive, le hicimos una visita, porque eso es importante… es como cuando un paciente va donde un médico y el médico ni lo toca, ¡no sirve ese doctor! o hay médicos que no los vuelven a ver a los ojos, entonces es otra cosa. Hacer esas pequeñitas cosas, es lo que multiplica esto que dice.

Para mí ha sido una escuela, desde pequeña, con el Frente yo he aprendido muchísimo, y son esas pequeñas cosas… a nadie le gusta estar escu-chando problemas, ¡a nadie le gusta! Pero ha sido lo que nos ha funcionado, porque no hay recursos. Cuando hacemos una actividad en un barrio, antes entre todos hacíamos las cositas, ahora no, nos atenemos mucho.

Y ahí nos llegan miles de solicitudes, pero esas pequeñas cosas entre nosotros, manualidades, era lo que funcionaba en la primera etapa que estaba pequeña, algo así como 10, 11 años. Eso ha fun-cionado en la Alcaldía, atender a la gente, a veces te agarran en la calle y hablás ahí; te encontrás que vas pasando a una reunión y la recepción está lleno, y hablás ahí.

Eso nos ha funcionado, como es el hacer esas pequeñas visitas. Como el caso de una mujer del Camilo Ortega, con SIDA, 26 años. Me manda una carta, que tiene esta enfermedad, la fuimos a visitar a su casa, precariamente, como dice usted. Ella no pedía que le dieran nada material, sino que pedía 500 pesos para hacer churros y vender. Ella perdió todo, y está en el albergue, y en una de las visitas se le miraba la cara de depresión, y me dijo que se quería morir… ¿qué hicimos nosotros? A través de la Oficina de la Mujer y la Familia, ese mismo día, le mandamos a una compañera psicóloga, habló con ella, y ahora es de las que aprendió a ser manualidades. Si a esa persona, porque se lo transmitió a su esposo, los dos lo tienen, y tienen 3 niños… ¿se imaginan el no haberla atendido ni hablar con ella? ¿cómo estuviera esa mujer? Yo creo que ya hubiera fallecido.

A veces no se necesitan recursos. Yo mando de vez en cuando cartitas a los hospitales, para que atiendan, y nos ha funcionado… a veces hasta me asusto, porque funcionó la carta de recomen-dación. Pero el secreto es hablar, no es fácil, pero es lo que se tiene que hacer cuando no hay recursos.

Palabras de compañera

Compañera, yo quería compartir una situación. En la Institución nosotros creamos la Unidad de Género y también creamos la Comisión Técnica de Género, para que vaya de la mano, acompañando el contenido de trabajo de la Unidad de Género. Hemos estado observando una situación que tiene que ver con el acompañamiento psicológico que se estaba hablando ahorita, y es que las personas están llegando a la oficina, no a solicitar mejores puestos de trabajo; estamos hablando de las mujeres, no a solicitar ayuda económica. Se están presentando problemas de maltrato.

Por ejemplo, presentó una compañera un problema de que su compañero le está quitando el Bono que se les está dando, le está quitando los 700 córdobas, que ella planteaba era una ayuda muy buena, porque con eso estaba garantizando la colegiatura de sus hijos. Estaba solicitando que en la institución se le diera apoyo para garan-tizar que esos 700 córdobas, su compañero no se los quitara, porque ella decía que si no se los daba, la golpeaba.

Casualmente hoy tuvimos una Reunión con la Comi-sión Técnica, de cómo hacer para ayudarles a todas estas mujeres que se están presentando a la oficina, darles ese acompañamiento psicológico. Nos damos cuenta que en la Comisión, en la Unidad de Género somos o economistas o abogadas, pero no hay ninguna psicóloga, para darles ese apoyo a estas mujeres. Porque obviamente, si creamos la Unidad de Género, tenemos una Comisión, lo menos que podemos hacer es apoyar a las mujeres en las instituciones.

Hoy tuvimos una idea, que quería compartirla con ustedes, y es que hemos estado en estos dos meses dando capacitaciones. Tenemos 8 capacitaciones que hemos dado, que comprende el 60% mujeres y el 40% de hombres, porque también estamos incor-porando en estas capacitaciones a los hombres, y los estamos haciendo desde las Direcciones, porque no estamos solamente tomando en cuenta a los empleados o los trabajadores en general, sino que también estamos incorporando a los directores.

En ese sentido, se planteó la idea de dar las ca-pacitaciones segmentadas. Por ejemplo, en el Ministerio de Hacienda somos 364 mujeres,  de las cuales, 45 estamos en cargos directivos, 248 en cargos técnicos, y la diferencia está en la parte de secretarias, de recepcionistas y conserjes. Se dijo, ya cuando hablamos de empoderamiento, de repente hay un segmento que no comprende el empoderamiento en sí. Entonces, tenemos que seg-mentar estas capacitaciones y tratar de manera particular el tema.

Porque el empoderamiento económico, por ejemplo, en las instituciones donde las mujeres ganan un salario, está determinado su empoderamiento eco-nómico por ese salario, no es lo mismo que en los territorios, ¿por qué? porque tienen horario; hay un horario y de repente no tienen mayor ingresos, porque tienen que cumplir con ese horario. Vamos a hablar del empoderamiento en los diferentes segmentos.

Palabras de Rosario

No te comprendí mucho esa parte.

Palabras de compañera

Lo que estoy mencionando es que de repente, por ejemplo, decía alguien: ¿Cómo me voy a empoderar yo, si no puedo tener más empoderamiento eco-nómico que mi salario? ¿Cómo me voy a empoderar yo, porque estoy siendo maltratada en mi casa? O sea, eso es un empoderamiento que ella no entiende cuando lo hablamos de manera general. Nos damos cuenta que esos temas los tenemos que trabajar, y hablarlos con diferentes segmentos dentro de la institución.

Lo quería compartir, porque hoy fueron ideas que se estaban planteando dentro de la Comisión, y de repente como que estamos con ideas, ideas, pero tenemos que aterrizarlas. Y queremos encontrar las soluciones con la parte psicológica. Hoy, casualmente, me decía una compañera, busquemos, contratemos una psicóloga para que nos ayude desde la Comisión y desde la Unidad, a dar ese acompañamiento a las mujeres. Yo lo quería com-partir con ustedes.

Palabras de Rosario

Creo que es correcto que nos planteemos acompañar psicológicamente a las compañeras que presenten casos de maltrato o dificultades anímicas. Pero creo que no podemos hacer ese enfoque de que la persona tiene poder porque tenga dinero. Nosotros tenemos que trabajar el Poder del Ser Humano, de su Dignidad y de su Autoestima.

Es verdad que, tradicionalmente, hemos entendido que la mujer emprende su vida por cuenta propia, a partir del momento en que empieza a ganar, y no tiene que pedirle al hombre, eso es verdad. Pero eso no la convierte en una persona con Poder. Ese enfoque hay que hacerlo claramente, para que, uno, la compañera no se sienta disminuida porque gana 5 mil pesos ó 2 mil pesos ó 6 mil pesos, ó 10 mil, mientras otros ganan otro montón.

Eso no es regla, es decir, es importante la inde-pendencia económica, eso es así, pero sólo inde-pendencia económica no es necesariamente Poder. El Poder tiene que ver con la comprensión que ella tenga de sí misma como persona, como Ser Humano. Creo que el acompañamiento de una psicóloga está bien, siempre y cuando hagamos el enfoque correc-to, que es un enfoque Humanista y Político, un enfoque ideológico, un enfoque revolucionario.

Una psicóloga de corte capitalista te va a decir, como dicen las “doctoras” en todos esos progra-mas, dizque de la “Vida Real”, ese tipo de psicóloga te va a decir que mientras más tenés, más sos… Y uno tiene que partir de que uno és, tenga o no tenga. Porque eso es lo que te permite trascender la desgracia económica cuando te golpea, o la desgracia humana o cualquier des-gracia… porque sos. Y también el enfoque es que uno es también lo que aprende, independientemente que también sabemos que hay gente que nunca ha ido a la escuela, y és, y vale mucho ¡vale muchísimo! Entonces, tampoco está relacionado con la escuela.

Ahora estaba leyendo por cable, que dice una Agencia de Noticias que cada día hay más niñ@s en Europa que no sólo tienen Dislexia, sino que padecen de Discalculia, o no saber contar. Las personas que tienen Discalculia, según el análi-sis de los expertos, son cada vez más, y esto va a representar que el mundo va a llegar a la des-trucción, porque no podemos contar. Y porque, alguien que no puede contar, como alguien que no puede leer, no sirve.

Yo me pongo a pensar en la cantidad de gente analfabeta ¡que tiene tanta sabiduría! talvez más que los que escribieron eso. Porque nosotros conocemos de la sabiduría interior, la sabiduría espiritual de la gente, no quiere decir que no necesités formación académica, escolar, pero esa sabiduría está ahí… lo que uno hace es des-pertarla.

Volviendo al tema, nuestro enfoque tiene que estar centrado en que el Ser Humano tiene su Dignidad, su Capacidad, porque es Ser Humano, y lo demás, se desarrolla. Es más bien, alguien que ayude a re-encontrar y relanzar ese sentido de Dignidad que tenemos de manera natural, y que ha sido golpeado, por la pobreza, por cuantos problemas podamos imaginarnos… pero no hacer el enfoque de tanto tenés, tanto valés, porque eso es grave.

Palabras de Sobeyda

A mí me parece que, definitivamente, todas las que estamos aquí hemos hecho cosas bonitas, hermosas; tenemos buenas experiencias en los diferentes Ministerios, en las diferentes Secretarías, en los Distritos, en todos lados. Pero creo que ahorita, de cara a la Campaña se trata también de que veamos cómo impactamos, y ya ve cuántas experiencias hermosas, pero cuán poco se conocen, y a veces, poco trascienden y calan, de forma que nos movilice.

Aquí tenemos algo muy bonito, cuando dice: “cumpliendo con el compromiso de una Patria libre de indiferencia, y llena de amabilidad, cariño, generosidad, y por ello, de corazones y con-ciencia solidarios”. Creo que con sólo eso, que veamos cómo, desde nosotros cambiamos esa actitud hacia una actitud de Amor, y que en todos lados que lleguemos, seamos esas personas con amabi-lidad, respeto, capacidad de escuchar y hacer la empatía con la persona que tenemos enfrente, sea quien sea, y entonces sí, talvez podamos llegar a impactar. De cara a la Campaña tenemos que ver cómo vamos a impactar, porque estamos haciendo las cosas, pero ¿cómo estamos impactando?

Palabras de Rosario

Yo creo que estamos impactando, porque estamos en 50% de aprobación y eso muestra que estamos impactando.

Palabras de Sobeyda

Entonces ¡impactemos más!

Palabras de Rosario

Tenemos que impactar más, y para eso estamos reunidas. Y sólo una observación, si alguien en el país, las otras fuerzas políticas, supieran, porque siempre andan buscando cuechos, que está reunido el Gabinete de Género, pensarán… “deben de estar planeando, deben de estar analizando los discursos”. Porque se imaginan que somos un equipo de estrategas que estamos viendo cómo salirle adelante a todo lo que ellos van a decir.

Jamás se imaginarían cuál es esta Estrategia… Estamos hablando de Amor, estamos buscando rela-ciones humanas, comunicación humana, y sobre todo, desde la Dignidad Humana. Porque ese es el éxito, creo yo, de una Campaña de revolucionarios. No-sotr@s estamos obligad@s a estar en el juego electoral, ganar las elecciones también repre-senta ganar dentro de nosotr@s mism@s, y ganar como Frente Sandinista, ¡crecer…! Y es lo que estamos haciendo. Entonces, creo que vamos en el rumbo correcto, creo que el principal impacto tiene que estar en nuestros corazones, en nuestra conciencia para que esto se extienda todavía más.

Compañeras, yo sé que quieren hablar muchas, todavía; vamos a reunirnos en unos 15 días. Son reuniones de intercambio, de conocimiento y expe-riencia, donde venimos a hablar como Mujeres, como Seres Humanos, además de Militantes Sandi-nistas, tratando de entender esta otra lógica, porque es una lógica política, aunque no lo creamos… y es una lógica que rompe esquemas, completamente. Toda Campaña electoral, o toda Campaña política, siempre tiene un adversario.

Nosotros aquí, queremos trabajar, sobre todo en el servicio al pueblo, para crecer desde el pueblo, y no queremos subestimar a ese adversario que está compitiendo con nosotros en términos electorales, pero tampoco queremos levantarlo, mencionándolo.

No queremos tampoco caer en el juego de ellos, de una campaña de insultos, ofensas o de confron-tación. Primero, porque no la necesitamos… solamente el que está contendiendo, desde una posición de dificultad o de debilidad, es el que quiere crecer dentro de la lógica política electoral clásica, a punta de confrontación; pero cuando uno está seguro, incluso, cuando hay un candidato que va adelante, también dentro de esa lógica tradicional, no se asiste a los Debates Presidenciales, por ejemplo, ¿por qué? porque vos sabés que tenés ya consolidado un cuadro de aprobación bastante estable.

En el caso nuestro, no damos nada por sentado, pero sabemos que tenemos un colchón de credi-bilidad, por lo que ya hemos hecho. De lo que se trata ahora, es de continuar creciendo, desde esa credibilidad, y con esta Campaña de Solidaridad, de Presencia, de Cariño, creemos que podemos hacer muchísimo en estos meses, para que el crecimiento sea determinante… aspiramos a ganar con mucho más que el 50% y, a ganar la Asamblea Nacional con mucho más del 50%, para tener mayoría.

Entonces, ¿qué es lo que tenemos que hacer? Pensar, sentir, cómo está nuestro pueblo y trabajar de acuerdo a ese sentimiento, esa emoción, ese pensamiento, que tiene la gente para en-contrar la forma más eficaz, de construir aproba-ción, mayor aprobación, mayor respaldo, más cantidad de votos.

Vamos a pedirles que ustedes reúnan al Gabinete de Género en cada Departamento, en cada Distrito, si no está creado, hay que crearlo. Las compa-ñeras Secretarias Adjuntas, con todas las mujeres militantes que están en responsabilidades insti-tucionales, municipales, en responsabilidades po-líticas, hacer este intercambio, y ponerse de acuerdo sobre cómo podemos ser más efectivas como Seres Humanos.

El mensaje nuestro es un Mensaje Humanista, un mensaje de Ser Humano a Ser Humano. No estamos aquí compitiendo con los otros Partidos Políticos sobre mensajes políticos destructivos. Además, no tenemos nada ni a nadie qué destruir; hemos cons-truido bastante y lo que tenemos que hacer es seguir construyendo, en este caso, construir aprobación, respaldo, construir votación.

Vamos a convocarlas nuevamente en unos 15 días, para que intercambiemos sobre el resultado que han tenido ustedes en los Municipios, Departa-mentos, Instituciones, Distritos, ya incorporados en esta lógica. Los compañeros en cada territorio van a convocar, pero ustedes, aparte, crear estos Gabinetes de Género, para hablar desde las mu-jeres, con las mujeres, y trabajar para las mujeres.

Pero siempre, desde y con, no sustituir a nadie, es muy importante que entendamos que a nadie se le puede sustituir; lo que hay que hacer es…  levantar el potencial de cada uno, para que estemos a la par. No como escuchamos, a veces, decir a algunos compañeros, “yo ya bajé, yo ya subí”. Aquí nadie está abajo, nadie está arriba, para estar a la par.

Entonces, que nos vaya bien a todas, compañeras, mucha salud y mucha fortaleza para este trabajo. Gracias.

también te puede interesar