Nicaragua

Apuesta Nicaragua a fuentes renovables de energía

Las previsiones señalan que el país debe generar para el 2017 el 90 por ciento de la energía sin la utilización de derivados del petróleo

Ernesto Martínez - Presidente de ENEL
El presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel), Ernesto Martínez manifestó que para el año 2015 estaremos generando un 60 por ciento de la energía con recursos naturales y 40 por ciento con derivados del petróleo. | ND

Redacción Central |

Las previsiones señalan que el país debe generar para el 2017 el 90 por ciento de la energía sin la utilización de derivados del petróleo

Para no depender más de la energía térmica que se produce con derivados del petróleo,

Nicaragua proyecta generar el 90 por ciento de la energía con fuentes renovables en 2017.

El presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel), Ernesto Martínez manifestó que para el año 2015 estaremos generando un 60 por ciento de la energía con recursos naturales y 40 por ciento con derivados del petróleo.

Para el 2017 Nicaragua proyecta generar el 90 por ciento de su energía a base de fuentes renovables y 10 por ciento con derivados del petróleo, agregó.

En la actualidad Nicaragua depende en un 66 por ciento de la energía térmica que se produce con derivados del petróleo, y en un 34 por ciento de la que se sustenta con recursos renovables.

El petróleo va a ir quitándose, apartando esas plantas de generación a base de combustible fósil, hasta que tengamos recursos naturales en un 90 por ciento y eso lo lograremos por el año 2017, reiteró.

El funcionario anunció que ejecutarán proyectos de generación de energía eólica, hidroeléctrica y geotérmica, esta última la que se genera con el calor de los volcanes.

Para diciembre próximo, dijo Martínez, esperan que el proyecto geotérmico San Jacinto Tizate, en el occidente del país, incorpore 36 nuevos megavatios de energía.

Mientras el proyecto hidroeléctrico Larreynaga, en el norte de Nicaragua, generará unos 17 megavatios de energía dentro de dos años, precisó.

En tanto, el proyecto hidroeléctrico Tumarín generará unos 220 megavatios y será ejecutado por la empresa Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica S.A., que pertenece al grupo brasileño Queiroz Galvao, en el Caribe sur nicaragüense, con una inversión de 600 millones de dólares, detalló.

También mencionó los proyectos hidroeléctricos La Sirena y El Barro, que en conjunto generarán 42 megavatios de energía antes del 2017.

Nicaragua tiene una capacidad de generación de energía de 1100 megavatios, de los cuales 800 megavatios están disponibles, explicó el funcionario.

también te puede interesar