Nicaragua

Afirma Daniel que golpe contra Zelaya estaba dirigido al ALBA

En declaraciones en el aeropuerto Augusto César Sandino, en Managua, dijo que con el golpe de Estado en Honduras, los imperialistas de la tierra esperaban formar una especie de dominó: primero Honduras, luego Nicaragua y más tarde los países del ALBA

Comandante Daniel Ortega despide a Manuel Zelaya
El Comandante Daniel, presidente de Nicaragua, recordó el significado del golpe de estado del 28 de junio de 2009 que derrocó al presidente constitucional de Honduras Manuel Zelaya y dijo que fue un intento imperialista de crear un efecto dominó que resultase en la desintegración del ALBA, y que hoy se sigue repitiendo en las ilegales sanciones de Estados Unidos contra la petrolera estatal venezolana PDVSA. | César Pérez

Redacción Central |

En declaraciones en el aeropuerto Augusto César Sandino, en Managua, dijo que con el golpe de Estado en Honduras, los imperialistas de la tierra esperaban formar una especie de dominó: primero Honduras, luego Nicaragua y más tarde los países del ALBA

El Comandante Daniel, presidente de Nicaragua, recordó el significado del golpe de estado del 28 de junio de 2009 que derrocó al presidente constitucional de Honduras Manuel Zelaya y dijo que fue un intento imperialista de crear un efecto dominó que resultase en la desintegración del ALBA, y que hoy se sigue repitiendo en las ilegales sanciones de Estados Unidos contra la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Daniel, en declaraciones en el aeropuerto Augusto César Sandino y minutos antes de despegar el avión que llevaría de regreso al ex presidente Manuel Zelaya a Honduras, reiteró que el golpe estaba dirigido a partir a América Latina y el Caribe, apuntando en primer lugar a Honduras, miembro del ALBA, con ello, también, golpear a Nicaragua.

Con esta acción, los imperialistas de la tierra esperaban formar una especie de dominó: primero Honduras, luego Nicaragua, los países del ALBA, donde siempre han estado intentando golpear, en primer lugar, a la hermana república bolivariana de Venezuela, agregó.

El presidente recordó la reunión de emergencia que los mandatarios del ALBA sostuvieron en Managua el propio día del golpe de estado contra Zelaya, el 28 de junio de 2009.

El ALBA fue la primera organización latinoamericana y caribeña que manifestó su solidaridad y su compromiso de luchar por que se restituyeran los derechos del pueblo hondureño, recordó.

Al día siguiente tuvo lugar en Managua el evento del Grupo de Río, donde de manera unánime acordamos respaldar al compañero presidente José Manuel Zelaya y expulsar a los golpistas encabezados por un personaje (el golpista Roberto Micheletti) que quedará para siempre como un triste y vergonzoso recuerdo en la memoria de nuestros pueblos, agregó Daniel.

El presidente expresó que hoy nos sentimos contentos y orgullosos de que, desde Managua, Zelaya esté retornando a su tierra.

En este vuelo de retorno hacia su pueblo, Zelaya estará acompañado, en primer lugar, por el ALBA, que sigue viva, sigue creciendo, se sigue consolidando, independientemente de los intentos de las fuerzas más imperialistas de los Estados Unidos que incluso se atreven a imponer sanciones internacionales totalmente fuera de la ley contra la hermana república bolivariana de Venezuela, dijo Daniel.

Porque tratar de sancionar a PDVSA, como lo hicieron recientemente, es tratar de sancionar a Venezuela, es tratar de sancionar al ALBA, es tratar de sancionar la lucha por la integridad y la unidad latinoamericanas, aseveró.

también te puede interesar