Nicaragua

Intensos vientos causan daños a casas aledañas al Lago de Managua

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales aclaró que no se trató de un tornado ni nada parecido

Redacción Central |

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales aclaró que no se trató de un tornado ni nada parecido

Como consecuencia de fuertes vientos registrados la madrugada del sábado en la  zona costera del Lago de Managua por lo menos tres viviendas ubicadas en esa área resultaron dañadas en sus techos y estructuras.

Sin embargo, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) aclaró que no se trató de un tornado ni nada parecido.

Marcio Baca, director de meteorología de INETER, informó que el acumulado de precipitación en Managua este fin de semana alcanzó los 82 milímetros, según los registros de la estación del Aeropuerto Augusto C. Sandino.

Explicó que el tornado tiene sus características particulares y una de ellas es que se presenta en las horas de mayor calor, entre dos y tres de la tarde y en las primeras horas de la noche.

Un tornado tiene como característica principal la presencia de una especie de manga de camisa, que realiza un recorrido que puede ser de algunos cientos de metros hasta varios kilómetros, dijo.

No hay certeza de que los daños ocurridos a estas viviendas hayan sido causados por un tornado, precisó Baca.

Todo parece indicar que realmente no fue la presencia de un tornado, un tornado hubiera causado mayores destrozos y en una escala de más viviendas, añadió.

Recordó que el último tornado registrado en el país causó destrozos y daños en la población occidental de Nagarote.

En la zona costera del Lago de Managua, cerca de la Zona Franca de Portezuelo, los habitantes de al menos tres precarias viviendas, ubicadas en los límites del mojón 42.76 milímetros, se encargaban la mañana de este lunes de reparar los techos de las casas.

Gerardo Ramón Torres Reyes, uno de los afectados agradeció la inmediata presencia de la delegada del Distrito IV de la Alcaldía de Managua para conocer de la situación causada por los vientos.

Gerardo relató que la delegada les reiteró la advertencia de las autoridades de que tienen que abandonar las zonas costeras para seguridad de sus familias y que a cambio se les garantizaría un sitio seguro lejos del peligro.

también te puede interesar