Nicaragua puede incrementar exportación de carne de cerdo

También hay condiciones para mantener abastecido al mercado nacional, reconoció el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio Orlando Solórzano


También hay condiciones para mantener abastecido al mercado nacional, reconoció el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio Orlando Solórzano

Con la declaración de que Nicaragua está libre de peste porcina, el pasado 13 de mayo, el país tiene mejores posibilidades de aprovechar los mercados internacionales para exportar carne de cerdo.

El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Orlando Solórzano, dijo que para exportarla tenemos que producirla en condiciones competitivas y también tenemos que cuidar el abastecimiento nacional para nuestro pueblo a precios razonables.

Solórzano llamó a los nuevos empresarios del sector, en especial a los pequeños, a organizarse.

La organización es básica, segundo tecnología, mejorar las técnicas para producir carne de cerdo en las condiciones necesarias sanitarias y fitosanitarias y empezar a producir. Mientras aumenta más la producción industrial y la producción de los pequeños productores industriales, tiene que bajar el precio, destacó.

Va a bajar el precio de la carne de cerdo, pero además debemos aumentar la capacidad productiva. Tenemos que aumentar nuestra producción y mejorar los sistemas de comercialización para que baje la carne de cerdo a nuestro pueblo consumidor. Nosotros tenemos el compromiso de establecer políticas, que es lo que estamos haciendo, para promover la producción y promover mayor transparencia en la comercialización. Pero son los productores los que deben de organizarse para aumentar esa producción que va a tener buenos rendimientos y buena rentabilidad, añadió.

Anualmente en Nicaragua se sacrifican para matanza unos 200 mil cerdos, los que producen unos 17 millones de libras de carne.

Las acciones del gobierno sandinista para erradicar la peste porcina, se centraron en la vacunación sistemática de la población porcina, recolecta de muestras de sangre (para detectar el virus) en algunos periodos del año y la realización del estudio epidemiológico que confirmó la ausencia del virus en Nicaragua.