Expresión de Fe en León la procesión de San Benito de Palermo

La tradicional ceremonia de rendirle culto se remonta a la época colonial

Expresiones de Fe Cristiana
Una de las más grandes expresiones de Fe Cristiana se llevó a cabo en la ciudad de León con la tradicional procesión de San Benito de Palermo.

La tradicional ceremonia de rendirle culto se remonta a la época colonial

Una de las más grandes expresiones de Fe Cristiana se llevó a cabo en la ciudad de León con la tradicional procesión de San Benito de Palermo.

En  León la tradición de rendirle culto a esta imagen, según los historiadores, se remonta a la época colonial, y se fue arraigando en el pueblo hasta convertirse en todo un referente de la fe cristiana leonesa.

Sin embargo, en esta ciudad colonial la fe reviste particularidades como la repartición de la chicha de maíz, la confección de alfombras pasionarias y los tributos que cada uno de los devotos pagan por algún milagro recibido.

Todo inicia a eso de las cinco de la mañana del Lunes Santo cuando se abren las puertas de la parroquia San Francisco y miles de fieles empiezan a llegar al altar donde descansa la imagen. Algunos van vestidos de túnicas blancas y con una candela negra en la mano, otros a ello agregan más elementos de fe como caminar de rodillas o con los ojos vendados.

Otros promesantes, por su parte, durante toda la mañana, la tarde e incluso por la noche reparten chicha de maíz a los fieles.

“Nosotros somos un pueblo bien cristiano, creemos en San Benito y la chicha de maíz es algo muy leonés, que compartimos todos, adultos, niños, jóvenes y ancianos”, afirmó la devota María del Carmen Guevara.

Cabe destacar que desde hace tres años el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) se ha unido a esta celebración con la entrega durante toda la mañana de la tradición chicha, allende de los demás leoneses que año con año lo hacen por su cuenta.

“Una de las actividades de mayor tradición, de mayor expresión de fe y de mayor arraigo en la cultura popular, sobre todo en la ciudad de León, es la festividad de San Benito”, dijo la vice titular de Intur, compañera Maira Salinas.

“Entonces el Instituto de Turismo, preocupado por la conservación, la promoción de las tradiciones y de la religiosidad de nuestro pueblo, se está sumando a esta manifestación de fe repartiendo chicha que es una de las cosas tradicionales que se hacen en esta época”, agregó.

Del mismo criterio es la vice alcaldesa de León, Santos Roque, quien afirmó que solo el gobierno sandinista ha sido capaz de colaborar en mantener vivas tan importantes tradiciones de este pueblo.

“El gobierno nos está dando a todos los nicaragüenses el derecho de que las tradiciones no se pierdan”, sostuvo.

Además de la chicha, la confección de alfombras de aserrín reviste toda una pasión para los leoneses, ya que en horas de la noche pasará la procesión de San Benito.

De acuerdo a Olga Maradiaga, de la Dirección de Cultura de la Alcaldía de León, la confección de alfombras tiene 14 años de realizarse. “Esto demuestra que la tradición de las alfombras pasionarias se va expandiendo en León, porque originalmente solo se hacían en Subtiava (los Viernes Santos)”, explicó.

Según dijo, en total en esta ocasión se confeccionaron 52 alfombras dispersas a lo largo de 6 cuadras.

Estas por lo general están terminadas antes de las 5:00 de la tarde cuando San Benito acompañado de las imágenes de San Juan, María y Jesús Crucificado, sale a recorrer las principales calles de la ciudad en una solemne procesión.

Los fieles de la imagen le acompañan en todo el recorrido hasta las 10 de la noche cuando tras atravesar la Calle Real retorna a la parroquia San Francisco.

“A mí me curó a un hijo que estaba bien enfermo. Yo le pedí que intercediera ante Dios y hoy mi hijo está vivo”, dijo Soledad Castro, devota de la milagrosa imagen.

“Yo diario le rezo a San Benito para que me mantenga saludable, y cuando me enfermo siempre le pido alivio, y pues gracias a Dios me mantengo sano a mis 63 años”, señaló el señor José Luis García al 19Digital.

Sin embargo, a esta tradición no solo llegan los fieles al santo, sino también visitantes de fuera del país para ser testigos de una de las máximas expresiones de la religiosidad nicaragüense.

En este sentido, la vice titular de Intur, Maira Salinas, expresó que la afluencia de turistas al país se ha incrementado sustancialmente este año.

“La afluencia de turistas ha estado muy bien. Ya para el día sábado la Dirección de Migración y Extranjería nos informaba que llegaron 6,210 turistas internacionales y 6,410 turistas nacionales, es decir, más de 12 mil visitantes”, señaló.