Nicaragua

Salvaje agresión de marcha de la derecha deja 20 policías lesionados

Segundo Jefe de la Brigada Especial se encuentra en estado delicado por el ataque

Agresión a la Policía Nacional
Salvaje agresión de la derecha deja 20 policías lesionados. | El 19 Digital

Redacción Central |

Segundo Jefe de la Brigada Especial se encuentra en estado delicado por el  ataque
» Bochornosa agresión de marcha derechista a mujeres policías que la protegía
» Comisionada Aminta Granera visitó a policías heridos por ataques de la derecha

La Directora de la Policía Nacional, Primer Comisionada Aminta Granera, confirmó que producto del ataque perpetrado por personeros de la derecha durante la marcha que llevaron a cabo  este sábado, más de 20 efectivos policiales fueron lesionados, incluyendo el segundo jefe de la brigada especial, que se encuentra en estado delicado.

La marcha fue preparada por organizaciones de la derecha nicaragüense, entre estas el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), la Coordinadora Civil y el Movimiento por Nicaragua, entre otros. También se hicieron presentes, encabezando al grupúsculo, los candidatos de la alianza PLI-MRS, Fabio Gadea Mantilla, Edmundo Jarquín y Eduardo Montealegre.

La Comisionada Granera afirmó que entre los lesionados se encuentran 15 mujeres policías que recibieron pedradas, golpes físicos y hasta les rociaron en los ojos gases altamente peligrosos.

Los enardecidos personajes de la derecha quisieron atacar a la propia jefa policial con piedras, al punto que uno de sus escoltas tuvo que ponerse al frente para evitar que la pedrada impactara a Granera y la lesionara, resultando herido el valiente efectivo.

“Hay siete policías heridos, uno de ellos en cuidados intensivos, el segundo jefe de la brigada especial, con una fuerte herida de pedrada en la cabeza, el jefe de escolta mío también fue herido en la mano por detener un piedra que venia en la zona donde yo estaba situada. Hay varias compañeras, me estaban informando también, que 15 compañeras más estaban siendo trasladadas al hospital Carlos Roberto Huembes”, dijo la jefa policial.

Granera lamentó que los organizadores de la minúscula pero agresiva marcha, de forma irresponsable, quisieron penetrar a la fuerza por el cordón de seguridad establecido por la institución pública, incluso para garantizar la seguridad de los elementos de la derecha.

Las imagenes y videos del ataque de las hordas derechistas demuestra cómo los agentes policiales eran atacados verbalmente y fisicamente, en una muestra de impotencia por verse impedidos de ir a provocar y causar caos a decenas de miles de jóvenes que se manifestaban a favor de la paz en la Plaza de las Victorias.

“Teníamos una barrera de compañeras policías mujeres desarmadas con las manos hacia atrás, les indiqué (a provocadores derechistas) que por favor no siguieran adelante por su propio bien, que el único objetivo que estábamos persiguiendo era la seguridad de ellos, que era una irresponsabilidad nuestra si permitíamos que se acercaran demasiado quienes  estaban en una marcha con la fuerza que estaban en la otra, porque aquí podía faltar cualquier cosa y la responsabilidad de la Policía Nacional era evitar un baño de sangre en Nicaragua”, señaló Granera.

Agregó que “les decía que queremos la paz, queremos la vida y evidentemente los que pusimos la sangre como casi siempre fuimos los policías”, reprochó la jefa policial.

Destacó que a pesar de la actitud provocadora y hostil de los personajes que hirieron a efectivos policiales, orientó a sus fuerzas a mantener la tranquilidad y en ningún momento responder a los ataques de las hordas.

“No hemos detenido a nadie en esta marcha como un gesto de buena voluntad de esta Policía y del Gobierno de Nicaragua. No queremos este tipo de violencia, ni queríamos generar más violencia con nuestra actuación, en otro país aquí hubiese habido un baño de sangre, aquí está Policía no tiró una sola bomba lacrimógena, esta Policía de todos los nicaragüenses no tiró ni una sola bala de goma, esta Policía no dio un solo cachiporrazo, se mantuvo firme en las barreras que le habíamos señalado donde no podían pasar las personas, porque esa firmeza responde a la responsabilidad de que como institución policial tenemos para garantizar la seguridad”.

“Esta Policía le ha a demostrado al pueblo de Nicaragua que no es una policía represiva, que no quiere violencia en la calle (…) creo que esto es una muestra de la policía de lujo que tiene este país”.

Granera confirmó que en este plan de seguridad participaron todas las fuerzas policiales y ejecutaron planes de carreteras y departamentales, para evitar actos de violencia.

también te puede interesar